8 oct. 2015

¡Sigo VIVA!

Sigo viva de milagro, he de añadir, porque al ritmo que llevo igual no llego a Navidades. En cualquier caso quería publicar esta entrada en el blog, no sea que penséis que mis vacaciones vienen durando más de dos meses. 


De septiembre a esta parte he estado a tope de tareas por lo que no he tenido tiempo de asomar la naricilla al mundo virtual. Estamos de reforma en casa, aparte del trabajo, el gimnasio y las clases de corte y confección a las que me he apuntado (para aprender a coser mi propia ropa hortera) he empezado un nuevo proyecto literario. Quizás no sea el mejor momento para escribir una novela pero ya que por fin (tras año y pico) me encuentro con ánimos de escribir, tendré que aprovecharlo.

Todavía queda bastante trabajo por delante, solo espero sobrevivir y poder retomar el resto de actividades antes de Navidad. Hasta entonces os abandono, con todo mi pesar, y me despido hasta la vuelta.

¡Pasadlo bien y leed mucho! Sobre todo El juego de Claudia y El letargo del pájaro de fuego :P

21 jul. 2015

Verano, veranito, veraneo

Por si alguien no se dio cuenta, estoy de vacaciones. Hace un calor de tres pares de estufas y con el cerebro tan recalentado poco doy de sí, los 45º diarios invocan al perro cortijero que llevo dentro, que me lleva poseyendo un par de semanas. 
Toca descansar, leer mucho y ponerse morena. Pero volveré en septiembre, con las pilas cargadas y un montón de proyectos nuevos. Hasta entonces os deseo un feliz verano.


1 jul. 2015

Para leer: Preguntas equivocadas 1 y 2, de Lemony Snicket


Me encantan las historias de Lemony Snicket. Tiene una forma de escribir muy personal, es algo macarrilla y siempre utiliza personajes caricaturizados, muy pintorescos, aparte de ambientaciones sombrías, un tanto grises y decadentes (que no góticas -no confundamos con el estilo Tim Burton-). Reconozco que lo conocí a través del cine, Una serie de catastróficas desdichas me encantó y cuando supe que estaba basada en una serie de libros me hicieron chiribitas los ojos. Es complicado encontrar esa saga, por suerte me topé con uno de sus libros en la biblioteca y la verdad es que me gustó muchísimo. Hablamos de libros infantiles, he de aclararlo, tanto su primera saga como Preguntas equivocadas están dirigidas al pequeño público. Eso no quiere decir que los adultos-niño como yo no podamos disfrutarlas igualmente.

En Preguntas equivocadas encontramos los ingredientes típicos de Nicket: la ambientación lúgubre y personajes raros y pintorescos. El protagonista es un niño detective con un pasado secreto del que se vislumbra algo conforme avanzan los libros, además se desarrolla en un pueblecito venido a menos tras perder su principal medio de ingresos, la tinta de calamar. Es un pueblo medio abandonado, casi fantasma, donde solo hay un par de negocios y unos pocos ciudadanos, a cada cual más extraño.

Cada libro trata un caso distinto, en realidad relacionados entre sí ya que hay un malvado común que siempre la lía y un misterio que ronda la figurilla de un caballito de mar con muy mala cara. Así pues, en cada libro encontramos una investigación diferente pero con elementos comunes, por lo que es recomendable seguir la saga en orden.

Son libros divertidos, curiosos, originales y cortitos, ideales para pasar un par de tardes de relax. Además están ilustrados. Si no habéis leído nada de este autor os lo recomiendo. Por cierto que la saga mejora en el segundo libro, las locuras de Nicket van a en aumento. Me espero lo mejor en el próximo, estoy deseando que se desate y se deje llevar en la tercera entrega por su locura escribística. Me encantaría tomar un café con este autor, seguro que es todo un personaje.

El gatito Baldomero dice:
¡Está genial!

22 jun. 2015

Relato: El canto de las dunas

En Adictos a la Escritura nos depedimos de nuestros lectores hasta septiembre. Nos vamos de vacaciones y para conmemorar la entrada del verano hemos organizado un especial muy calentito. La temática de los relatos de este mes es EL CALOR en todas sus vertientes. Mi aporte os lo dejo más abajo, es un relato postapocalíptico titulado El canto de las dunas. Todavía he de retocarlo un poco pero como se me echó el plazo encima quedó tal que así. Espero que os guste y os acalore al menos un poquito. La ilsutración y diseño de la portada también son míos ;P

Si queréis leer el resto de relatos pasad por el BLOG de Adictos, a lo largo del día de hoy se irán añadiendo los relatos publicados.


Tengo el cerebro frito. Acabo de ver a mi madre que me llamaba con la mano, quizás porque la comida estaba lista, pero es imposible que fuese ella. La mujer que he dejado atrás en lo alto de una duna murió hace varios años por la Plaga Roja, asfixiada y esputando la caliza que había tragado durante décadas en la mina de hierro. Al poco la ilusión se derritió como un holograma y seguí adelante con los pies a rastras, horadando surcos delatores en la arena. Ya iban tres: mi madre, el primo Otto con la cabeza abierta tras el accidente y Bigotes, el gato esquelético que encontré en el Llano y no conseguí esconder más de dos días. Al final terminó en la olla pese a no tener más carne que una lagartija disecada. Sabía que eran alucinaciones, espejismos malintencionados de aquel desierto baldío, pero habría dado cualquier cosa porque fuesen reales y tener un poco de compañía tras un mes de angustiosa soledad.
     Hacía seis días que se había acabado la gasolina. Los litros con los que me pertreché no dieron más de sí y las garrafas acabaron tan secas como mi garganta, por lo que abandoné el vehículo para seguir a pie. Lo eché de menos hasta que se terminó el agua y tuve problemas más importantes en los que pensar. De eso hacía dos días. Todavía no había encontrado líquido que llevarme a la boca y a esas alturas tenía los labios tan cortantes como desfiladeros, la piel arrugada como un pellejo secado al sol y el cerebro tan recalentado como los posos de una sopa. Si no encontraba agua en las próximas horas, moriría.
     Intentar cruzar el desierto en aquellas condiciones era una locura. Había salido tan aprisa que ni siquiera había tenido tiempo de aprovisionarme. Tuve que elegir entre una muerte segura o una muerte probable en apenas unos segundos. La segunda opción me pareció más justa, por eso ahora vagaba entre dunas, perdida en la vasta inmensidad de aquel territorio yermo. Esas tierras llevaban siglos muertas, abrasadas por un sol vengativo que pretendía carbonizar los pecados de los hombres y con ellos al resto de criaturas que alguna vez las habitaron. Todavía quedaban vestigios de tiempos mejores, cuando el agua corría entre árboles y el verde predominaba sobre la ceniza, resumidos a lechos pedregosos y cáscaras enraizadas en la arena que despuntaban sus ramas secas al cielo, a la espera de que cayese un poco de agua.
     Agua. Habría dado mi alma por una sola gota. El aire caliente era tan denso que tenía personalidad propia. Lo imaginaba como un ente maligno, ardiente, cuya presencia tórrida era capaz de atravesar mi chilaba y el turbante con el que me protegía la cara. Poco ayudaba la tela sucia, amarilleada por el polvo, pues garras de fuego tostaban mi piel como si fuera un trozo de carne sobre brasas. El suelo que pisaba, recalentado durante siglos, era una parrilla gigantesca que enterraba mis pies llenos de ampollas a cada paso que daba.
     Arena, dunas y espejismos era lo único que me rodeaba, una tumba gigantesca.
     Mi ánimo y mi confianza empezaban a flaquear. El mito que perseguía se derretía junto con mis esperanzas. Los mares se habían secado hacía mucho tiempo pero algunos decían que en cierto lugar, hacia el este, el horizonte se despeña en un acantilado cuyos pies se sumergían en agua. Quizás fuese solo un mito, leyendas de soñadores que anhelaban un mundo verde que nunca habían conocido, ni conocerán jamás. Ese sueño, esa leyenda, era mi única esperanza de sobrevivir pues en mi mundo amar al hombre equivocado era el peor de los delitos. Delito que yo había cometido.
     Miré atrás con la mano sobre los ojos. Seguir mi rastro habría sido fácil hasta para un bebé. Ni el viento se atrevía a cruzar el páramo candente por lo que los surcos que había dejado permanecerían impresos en la arena durante décadas. Al menos no divisé amenaza alguna, más que el espejismo que distorsionaba el paisaje y mi cerebro reseco confundía con algún oasis. Lo cierto es que el horizonte hervía como una balsa de aceite en la que me cocía poco a poco.
      Pese a que aún no me había dado alcance, mi perseguidor jamás se rendiría. Ni la crueldad del desierto achantaría a Sibuya, pues su sed de venganza era más fuerte que la amenaza de morir resecado. Le había puesto en ridículo y evadido mi sentencia, la cual se conocía de antemano ya que la Ley sin Juicio siempre fallaba en pena de muerte. Tal vez lo mereciera por haber deshonrado a mi familia, que tanto había sacrificado por darme un status mejor, pero no por amar al hombre equivocado.
     Siempre fui de familia humilde, aunque mis padres consiguieron ahorrar lo suficiente para financiarme una buena dote y conseguir un buen acuerdo matrimonial. Lo que nadie esperaba era que Sibuya, el jefe del clan de los Tádritas, se encaprichase de una joven sin linaje como yo. Me convertí en una de sus muchas esposas y a pesar del rechazo que sentía en mi fuero interno acepté mi nuevo rango sin remilgos. Era mucha la diferencia de edad, yo no era más que una muchacha y él vivía su sexagésima década. Aun así lo respeté y honré durante varios años, hasta que Joran relevó al capitán de la guardia tras combate singular. Era un guerrero joven y ambicioso, con una gran reputación, decenas de victorias a sus espaldas y experiencia en el campo de batalla. También fue mi perdición.
      Al principio fueron las miradas furtivas, luego algún que otro roce casual que con el tiempo se convirtieron en caricias. Poco después caí rendida en sus brazos y le entregué mi cuerpo y mi corazón. Siempre en secreto, la pasión nos templaba el alma con su incandescente ardor, tan poderoso e intenso como el fuego letal del desierto que nos rodeaba. Solo que en lugar de abrasarnos hasta consumirnos, avivaba las llamas de nuestras grises vidas.
      Joran murió en mis brazos, desangrado y ultrajado. La deshonrosa muerte condenaba a su alma a vagar por el Purgatorio, jamás alcanzaría la Esfera Suprema ni se reuniría con los Padres Celestiales que nos observaban desde allí arriba. Mi penitencia no sería menos. Aparte de haber perdido a mi amor, el desierto, con su eterna sed, acabaría por beberse hasta la última gota de mi cuerpo marchito.
      El dolor se hizo insoportable, las garras invisibles de fuego habían traspasado mi piel y alcanzado mis huesos, creí que se calcinarían. Me rendí. Enterré las rodillas en la arena y posé las manos para no darme de bruces, pero las retiré enseguida soltando un alarido. La arena quemaba tanto como las brasas de un horno y me había achicharrado las palmas. Temblorosa, las alcé en carne viva al tiempo que escuché a las dunas cantar. Un coro que anunciaba mi muerte. Siempre creí que el canto de las dunas era una simple alegoría, un mito ideado para que los guerreros no se sintieran desamparados cuando los herían en batalla. En el desierto, según decían, si tu muerte estaba próxima escuchabas tras las dunas el canto de las Adunitas, espíritus de arena cuya misión era conducir las almas perdidas hasta la Esfera Suprema.
      Pero yo no era un guerrero, ni tenía honor, según las leyes de mi clan. Sin embargo las Adunitas, quizás por compasión o conmovidas por mi profundo amor por Joran, habían decidido indultarme y concederme la salvación eterna. Si era cierto debía llegar a ellas antes de desfallecer. Así pues, me puse en pie y con paso renqueante coroné la duna más próxima. Esperaba encontrarlas allí, sin embargo, tras la duna, lo único que me esperaba era una boca de piedra de la que surgían lamentos, flanqueada por un muro que delimitaba el desierto como una frontera. Quizás las Adunitas me esperaban dentro de la cueva, o tal vez es que había muerto y me encontraba a las puertas de la propia Esfera Suprema. De cualquier modo, mi única opción era seguir adelante.
      El agujero no cesaba su lamento. Surgía de él un hálito tan caliente y húmedo como el aliento abrasador de un dragón. El tacto caliente de la roca apaciguó mi imaginación; era un simple agujero y no las fauces de un monstruo mitológico. Esa realidad me infundió valor para adentrarme. Caminé encorvada y con los ojos abiertos, pese a estar a oscuras. Parecía profundo pero a juzgar por las corrientes de aire, cada vez más intensas, la salida debía estar cerca.
      Se escuchó un rugido y paré en seco. Lejano, continuado, como si arrastrasen un saco repleto de guijarros. Durante un momento solo escuché el gemido del aire, mas no tuve que esperar demasiado cuando de nuevo escuché el extraño bramido. Me quedé muy quieta e intenté averiguar desde dónde me acechaba la criatura. Estaba lejos pero si captaba mi olor vendría por mí. Agazapada en la oscuridad, en completo silencio, reparé en que la cadencia del rugido era siempre la misma hasta tornarse monótona. O la criatura estaba roncando o me había equivocado al suponer que se trataba de un monstruo. Quizás fuera el motor de una máquina.
      Eché a andar de nuevo y a los pocos metros divisé un punto luminoso, como una pequeña llamita en mitad de una habitación oscura. Hasta ahora la garganta rocosa me protegía del calor pero estaba ansiosa por salir y ver qué me esperaba al otro lado. Poco más adelante el aire se espesaba en una mezcla de olores desconocidos: cálidos, húmedos y terrosos.
      El sol infernal de fuera me cegó en cuanto salí. Volvió a envolverme con sus tentáculos de fuego y el bochorno abrasó el alivio que había sentido en el túnel. Pero había más, algo había cambiado. El calor era el mismo, sin embargo el paisaje se había transformado en un abismo que embalsaba el horizonte. Las dunas habían desaparecido y en su lugar una masa plana, marrón y oscilante se contoneaba como un cuenco lleno de gusanos. Tardé en comprender lo que era; nunca antes había visto el mar y siempre pensé que sería azul, por eso tardé en darme cuenta de que se trataba de una enorme masa de agua. A ese lado del muro la humedad se mezclaba con el intenso calor y costaba respirar. Al poco de estar sobre el acantilado, la chilaba se pegó a mi cuerpo como una segunda piel. Estaba sedienta, cansada, achicharrada y a punto de desfallecer pero me sentí feliz por haber alcanzado mi destino. Resultaba irónico estar a punto de morir de sed y no poder bajar hasta la orilla, mas tal cantidad de agua debía salir de alguna parte. Quizás mi salvación estuviera a un par de pasos.
      Escuché un chasquido a mi espalda y la ilusión que había reavivado mi energía se disipó. Qué ilusa había sido. Con la emoción de haber encontrado semejante milagro me había olvidado de quién me perseguía.
Alcé las manos sin que lo pidiera.
     —Te encontré… —silbó Sibuya. Tenía la voz ronca tras haber pasado un mes en el desierto tragando arena y polvo.
     Respiré hondo la amalgama de olores antes de girarme.
     Entonces vi mi reflejo en los ojos de la Muerte. Me enfrenté a ella sin miedo, sin vergüenza ni contrición. Estaba dispuesta a aceptar mi destino pero jamás daría la satisfacción a Sibuya de humillarme. El castigo que pretendía imponerme era desmesurado pues, después de todo, ¿qué delito había en amar a alguien?
     Corrí hasta el borde del acantilado y salté al vacío. Abrí los brazos, ansiosa por recibir la bendición del mar.

16 jun. 2015

Susto o muerte: ¿Quién puede matar a un niño?




Hoy os traigo un clásico del cine de terror español. Sí, sí, español de España, además está basada en la novela El juego de los niños, de Juan José Plans. Se trata de una cinta de 1976 que fue dirigida por Narciso Ibáñez Serrador, más conocido como Chicho Ibáñez, a quién recordaréis por el Un, dos, tres… entre otros.

La película trata un tema controvertido que deja claro en su título ¿Quién puede matar a un niño? Parte de la premisa de que los niños siempre son los más afectados por cualquier desgracia ya sean guerras, hambrunas o desastres naturales. De hecho, los títulos de crédito se intercalan con imágenes reales, a modo de documental, donde nos muestra las consecuencias del Holocausto Nazi, los efectos químicos en la guerra de Vietnam o las grandes hambrunas en India y África. La verdad es que el principio me resultó demasiado largo, con dos o tres pasajes me habría quedado clarinete que los niños son siempre los principales damnificados en ciertas situaciones. El instinto nos lleva a pensar esto y a querer protegerlos, un gran error si nos viéramos en la misma situación que los protagonistas de esta película.


He disfrutado bastante viéndola, la verdad, porque para mí los niños no dejan de ser personitas pequeñas que si bien la mayoría son entrañables y divertidos, otros tantos son insoportables, odiosos y malvados. Porque una cosa está clara, dicen que las personas malas se hacen pero estoy convencida de que algunos nacen con el gen de la maldad. No en vano se escucha aquello de “los niños son muy crueles” cada vez que conocemos algún caso de bullying o vemos como atan petardos a la cola de un gato. La crueldad es algo que los humanos llevamos de serie y cuando mejor se aprecia es en la niñez, cuando todavía no se han formado del todo los valores de cada cual. Con respecto a eso me viene a la mente otra película que me dejó traumatizada, Eden Lake.


Sea como sea, el caso que tenemos entre manos es distinto pues no se trata de que los niños sean malos por naturaleza sino por algún motivo mágico o paranormal (que ni siquiera se resuelve). Una noche los críos de un pequeño pueblo pesquero afincado en una isla del Mediterráneo se lían, de buenas a primeras, a matar a todos los adultos. Se lo toman como un juego, hay muchas risas, y lo cierto es que son muy efectivos porque cuando la pareja protagonista, un par de guiris, llegan a la isla se la encuentran desierta. A excepción, claro está, de los niños endemoniados (lo de endemoniados es un aporte mío, porque no hay indicios de que estén poseídos ni nada por el estilo). 

Poseídos no estarán pero son tela de guarretes.

La película nos plantea un dilema porque, llegados a este punto, si te encontraras con un grupito de niños asesinos ¿qué harías? En esta situación se ven los protagonistas, que aún estando en riesgo sus vidas dudan, y mucho, a la hora de enfrentarse a ellos con violencia. Y no me extraña porque la mayor parte del tiempo parecen alelados, un poquito de histeria por parte de las víctimas habría estado bien. Aparte, salvo el sirope de sangre característico de aquella época, tiene pocas escenas gore. Tampoco las necesita porque consigue mantener alerta al espectador con otros recursos más sencillos y más efectistas que los típicos litros de sangre a los que nos tiene acostumbrados el cine actual. El miedo psicológico es el peor de todos.

Lo mejor fue el papelón de la abuela.

Si todavía no la habéis visto, os la recomiendo. Eso sí, no esperéis escenas espectaculares, desmembramientos ni descuartizamientos, porque solo encontraréis intriga, tensión y angustia. También existe un remake o adaptación del 2012, Juego de niños, es una película mejicana que aún no vi, aunque dudo que supere a la original pese a ser más moderna.

¿Te fías de mí?

9 jun. 2015

Para leer: La amenaza de Andrómeda, de Michael Crichton

 He vuelto a picar con una obra de Crichton, y de seguro volveré a hacerlo porque me encanta la forma que este autor tiene de contar las cosas. Si bien La amenaza de Andrómeda me ha gustado menos que Esfera, me ha parecido una novela interesante pese al punto de vista que desarrolla. Hay que tener presente que hablamos de una de sus primeras obras (se editó en 1969), ya desde entonces apuntaba a ciertas maneras pero todavía no le había cogido el pulso al equilibrio entre narración, especulación y desarrollo científico. Aparte de ser su primer best-seller, como muchas otras de sus obras fue adaptada tanto en cine como en televisión con una miniserie.

Bajo el mismo patrón de Esfera, hay un hecho inexplicable de posible origen extraterrestre para el que se reúne un grupo de científicos con el fin de buscar una explicación/solución. En este caso, para evitar el Fin del Mundo y ese tipo de catástrofes, el doctor Jeremy Stone y Peter Leavitt redactaron un proyecto que proponía una serie de medidas y actuaciones para contener posibles organismos extraterrestres que pudieran colarse en nuestra atmósfera. Fue aprobado por el gobierno estadounidense y ahora el Proyecto Wildfire se ha puesto en marcha después de que un satélite que aterrizó en las cercanías de una pequeña aldea de Arizona provocase una oleada de misteriosas muertes. Así pues, tras saltar todas las alarmas y poner en marcha el protocolo, la trama transcurre entre estudios e investigaciones para averiguar a contrarreloj qué y cómo ha provocado las muertes de todo un pueblo. 


Pese a tener una trama atrayente es una lectura que no recomendaría a todo el mundo porque lo que verdaderamente prima en este libro es el despliegue militar y la posterior investigación, con tales concreciones y descripciones que bien podría tratarse de un caso real. Hay incisos, además, con mensajes cifrados, documentos secretos y de comunicación interna que no se entienden ni queriendo. Reconozco que algunos tramos son insufribles por lo técnicos que llegan a ser. Sin embargo Crichton, con su toque mágico, consigue engancharte y hasta hace amenas las partes que podrían ser propias de un manual.

Tenemos un virus extraterrestre, un montón de muertos, dos supervivientes (un anciano y un bebé) y una carrera de infarto para salvar a la Humanidad de su total extinción. Una historia, por otra parte, que fue escrita en pleno apogeo de la carrera espacial americana y el fomento de la investigación. ¿Te atreverás a leerla?

3 jun. 2015

Novedades

LA FACTORÍA DE IDEAS

Título: MI INFIERNO ERES TÚ
Autores: Milagros del Corral y Oscar da Cunha
Páginas: 572
PVP: 20,95 €
ISBN: 9788490187524

Premio Bubok y La Factoría de Ideas (2015)

Sinopsis: Una estudiante madrileña cuya afición por el teatro la lleva a las calles del barrio más bohemio del París de 1980. Un joven barcelonés intentando encontrarse a sí mismo entre los pinceles de un taller de Montmartre.
Arte, política, finanzas y la caprichosa presencia de un amor van confluyendo en torno a una acción cargada de emociones que, entre París, Madrid y Barcelona, construye un trazado de largo recorrido en el que los obstáculos son las bases para construir dos vidas.

Título: ÁVARA
Autora: Estela Davila
Páginas: 336
PVP: 20,95 €
ISBN: 9788490187777

Bubok y La Factoría de Ideas de Ciencia Ficción (2015)

Sinopsis: Año 2222. Ávara es una sociedad totalitaria, en apariencia perfecta, donde todo es producido, incluso el ser humano. En un mundo en el que todo es controlado y manipulado, lo real es difícil de discernir. Pero en todos lados hay gente que escucha a su corazón y domina su mente. En Ávara se llaman Trex y Lluvia. Ellos provienen de mundos opuestos; ella es una científica Verde, de la Élite, y Trex es un realizador de televisión Azul, de la Masa. Sus creencias también son completamente dispares, él cree en el alma y ella en la naturaleza, pero sus caminos, aunque ellos lo ignoren, van hacia el mismo destino, y buscan lo mismo: La Verdad.

SM

Título: Cenizas de un octubre helado
Autora: María Romero Pérez
Páginas: 128
ISBN: 9788467579253
PVP: 7.65


Novela galardonada con el Premio Jordi Sierra i Fabra 2015.

Sinopsis: Joaquín regresa a su ciudad natal para visitar a su abuela, pero lo que encuentra es una nota de despedida en la que ella le comunica que sus días en este mundo han terminado.
Joaquín, roto por el dolor, busca una explicación al trágico acontecimiento que le llevará a las páginas de un diario, el diario de su abuela.
En sus páginas descubrirá quién fue de verdad Amalia Furió. Una historia que se remonta a su infancia en un orfanato, donde fue objeto de un experimento ciéntifico que acabaría con la vida de muchos niños y en la que Joaquín encontrará la clave de su desaparición cincuenta años después.

26 may. 2015

Recién pescados

Siempre digo eso de: "Ya no compro más libros hasta que no me lea la mitad de los que tengo pendientes", pero al final nunca lo cumplo. Y he puesto empeño porque hace poco ha sido la Feria del Libro y no me compré ninguno (porque no vi ningún título que me llamara o estuviese buscando). El caso es que de vez en cuando, aunque no quiera, pico, sobre todo cuando encuentro novelas que llevaba buscando un tiempo.


Estos los encontré de pura casualidad. 
En el Carrefour que tengo cerca de casa tenían casi todos los libros de Christopher Moore a 3€ (no sé si seguirá la oferta o si será en todos los centros), así que aproveché para completar la serie de los vampiros. Con esta saga me ha pasado una cosa muy curiosa, la empecé a leer por el segundo, he seguido con el tercero y he dejado el primero para el final. En realidad, aunque la historia sea lineal, se puede leer de manera independiente sin perder el hilo.


Otros dos que llevaban en mi lista de deseos mucho tiempo.
Sobre American gods he leído opiniones para todos los gustos: que si es una novela genial, que si es demasiado lenta y aburrida y no se parece en nada al estilo de Gaiman... Solo espero que merezca la pena y me enganche porque últimamente no tengo demasiada paciencia con lo que leo. Si no me gusta un libro de primeras, suelo dejar la lectura a la mitad.
Battle royale, sin embargo, me da muy buenas vibraciones. Estoy segura de que me va a gustar.

Y he aquí esta joyita de libro.
Cómo entrenar a tu dragón es una de mis películas favoritas, pero tenía pendiente leer la novela. He tardado en conseguirla porque me ha costado encontrarla. Habría preferido la edición original pero ésta no está nada mal. Aparte de tener ilustraciones interiores, la cubierta es de pasta dura y las manchitas del dragón brillan por el barniz UVI. Es un libro muy bonito, que espero disfrutar como una enana.

De momento eso es todo. ¿Aguantaré hasta septiembre sin comprar libros nuevos? ¿Conseguiré leer la mitad de las novelas que tengo pendiente? Saldremos de dudas próximamente ;)

25 may. 2015

Cuentos de Eros

El grupo de escritores Adictos a la Escritura presenta una nueva antología que habla sobre el amor y el erotismo. Entre otros, podéis leer el relato Fantasía en un hotel, con el que he participado en este nuevo recopilatorio.

Esperamos que os guste y disfrutéis de la lectura, que además es GRATIS.



18 may. 2015

Para leer: Duelo de identidades, de Nesa Costas


Con esta novela tengo un dilema muy grande porque por una parte me ha parecido original y pienso que la autora ha sido muy valiente al enfocar así su primera obra, peeeero por otro lado la dificultad de este tipo de narraciones ha hecho mucha mella en el resultado final.

Vayamos primero con lo positivo. Como ya digo la historia me ha parecido bastante original, tenemos un personaje protagonista que además de sufrir amnesia tiene varias identidades. Gracias a una serie de poderes adquiridos por un experimento, Natalia, Alicia, Diana o Eva (no se sabe quién es realmente) tiene la capacidad de adoptar diferentes aspectos a la vez que se duplica, y hasta triplica. Solo con esto ya me sobra lo demás, pero es que encima el marco en el que se mueve es de lo más inquietante. Sin saber cómo ha provocado un desastre tremendo, el fin del mundo según el estado en el que se encuentra la ciudad, y para más inri resulta que ha traicionado al grupo activista al que pertenecía. Hay también un laboratorio, de esas corporaciones mega poderosas que se dedican a experimentar con cosas que no deben, un grupo contrario que pretende desenmascararlos y una especie de epidemia provocada por unas mutaciones que campan a sus anchas por la ciudad. Como veréis Duelo de identidades no tiene desperdicio, y eso que no he mencionado algunas cuestiones como el conflicto entre Sergio y la prota, que mantienen una especie de relación amor-odio. El resultado, en definitiva, es una mezcla entre los Xmen, The Strain y The walking dead.

Duelo de identidades podría ser una buena historia de no ser por el cacao narrativo que embarulla sus cien primeras páginas. Ya digo que Nesa ha sido muy valiente al elegir esa estructura, porque contar una historia mediante flashback, visiones, sueños y recuerdos entrelazados con el presente es muy, pero que muy complicado. Es por esto que los constantes saltos (más teniendo presente que hablamos de una protagonista con varias identidades que ella misma no recuerda) se confunden y hacen que el principio, tan importante en cualquier historia, sea incomprensible en su mayor parte. Una vez pasado el escollo, la historia se estabiliza. Por fin empecé a relacionar a los personajes con sus recuerdos y a ordenar los trozos que leí al principio. Quizás habría sido más acertada una narración lineal intercalada con flashbacks de un solo personaje. En cuanto a lo demás tiene un estilo sencillo, correcto y directo (podría tratarse de un guión de cine) en el que eché un poco en falta algún que otro recurso literario más.

En cualquier caso Duelo de identidades apunta maneras. Estoy convencida de que lo próximo de Nesa Costas superará, para bien, esta primera propuesta.

El gatito Baldomero dice:
Está entretenido.


11 may. 2015

¡Ciérrate, libro!

Por lo general, y aunque en ocasiones me pese, leo hasta el final cada novela que pillo (bueno, reconozco que algunas veces hago lectura vertical para terminar antes, en el caso de las historias más insufribles) pero “a veces leo pestiños. En estos casos la única opción que contemplo es el abandono. “Él nunca lo haría”, dicen, pero ¿estás seguro?

Hasta hace poco tenía en mi haber un par de libros inconclusos, sin embargo esa lista ha aumentando inesperadamente. Y es que con la edad me he vuelto exigente e impaciente y sigo a rajatabla mi norma de las 50-100 páginas. Ese es el margen que concedo a una novela para que me enganche, o como poco entusiasme, como lectora. Si llegados a ese punto me sigue aburriendo como desde la primera página, la mando directamente al estante de los libros abandonados, sin compasión. 

En ese estante tengo libros de renombre, ¿o retítulo?, como El señor de los anillos. Tolkien aportó muchas cosas a la literatura fantástica, es el padre de la fantasía épica tradicional, pero para mi gusto se recreaba demasiado en las descripciones y tendía a engrosar los capítulos con pasajes innecesarios (o canciones, puf...). En la misma línea está Desde Dos Ríos, primera entrega de la archiconocida saga de Robert Jordan, La Rueda del Tiempo. Desde la primera página se nota la influencia de Tolkien, es más lo poco que conseguí leer me recordó preocupantemente a la Comarca y sus Hobbits.

Quizás esto os sorprenda porque en el estante de los abandonados tengo un título de mi adorado Terry Pratchett: Pirómides. No sé qué le pasó en esta novela pero da la impresión de que la escribió por algún compromiso editorial o a desgana. Aparte hay otros tantos títulos más como El último anillo, que me vendieron como una novela hilarante y no le encontré la gracia por ninguna parte (una copia más de Tolkien, espesa, lenta, y con relleno), Control de transmisión, CiFi Hard de la buena que empecé sin saber que se trataba de una segunda parte, o secuela (hasta que no lea la primera no pienso continuar con esta).

Siendo sincera, estoy en un momento lector un pelín caprichoso porque he decidido que durante un tiempo solo voy a leer novelas que realmente me apetezcan. Por un lado estoy cansada de perder el tiempo con novelas mal escritas o aburridas y por otro busco inspiración y buenas costumbres narrativas que me sirvan para mejorar mis propias obras.

Con esta idea, casi sin darme cuenta, he ido acumulando una serie de títulos que, o bien llevaba mucho tiempo deseando leer o son de mis autores favoritos: American goods, Dune, Hyperion, Ubik, La Corte de los Espejos, El hereje, un par de novelas del Mundodisco y otros tantos de Christopher Moore, Michael Crichton y Dean Koontz me esperan en la estantería. Esto solo en papel (dejé alguno atrás), a los que hay que sumar las maravillosidades que me esperan en digital. 

¡Me estoy agobiando! Me piro a leer, ¡ea!

6 may. 2015

Para leer: Astralis, de Antonio J. Bazalo


No recuerdo desde cuándo tengo en mi poder esta novela, la gané en un concurso y para más inri la tengo hasta dedicada por el autor (gracias mil por el detalle). Como he pasado por una sequía lectora bastante prolongada, muchos títulos se han quedado rezagados en mi lista de pendientes. En su momento, Astralis me llamó mucho la atención gracias a que algunas reseñas la tildaban de “original”. De verdad pienso que el argumento tiene su pizca de originalidad y aparte es una de las pocas novelas autoeditadas que aprueban en cuanto a corrección y narrativa (es en lo que más suelen fallar este tipo de libros). Pese a todo no conseguí conectar con ella, ¡jooo! Tal es así que, al haber tardado en ponerme con la reseña, gran parte de la historia con sus detalles los recuerdo vagamente, así que a ver cómo queda la opinión...

Se trata de una novela juvenil de fantasía, y lo cierto es que esperaba una historia de ciencia ficción (tal vez por la portada). El caso es que tenemos una protagonista femenina muy jovencita, Alicia, que ha tenido una infancia un tanto peculiar pues es la única humana que conoce y ha convivido con los astrales: unos seres inmortales que tienen la capacidad de controlar la materia a través de lo que se conoce como ciencias ocultas, que no magia. Sus poderes tienen más que ver con la influencia de los astros, los chacras y ese tipo de cosas que tanto desconozco. De vez en cuando leo el horóscopo y poco más. El caso es que el misterio sobre qué son los astrales, el origen de Alicia y su relación con ellos se va descubriendo conforme avanza la lectura. Para mi gusto tarda demasiado en dar explicaciones y quizás por eso me costó pillarle el pulso. También sucede que el autor da por sabidas ciertas cosas que en ningún momento llega a explicar, como la amistad entre Alicia y Lyrae. Son super amigas desde siempre, cuestión un tanto extraña siendo Lyrae una astral, ya que no toleran a la pobre chiquilla por aquello de ser humana.

La conspiración que señalará como culpable a su maestro y a la propia Alicia es la que lleva la voz cantante de la narración. También será la causante de los conflictos entre alumna y maestro y su búsqueda personal. Todos estos ingredientes hacen de Astralis una novela entretenida, con mucha acción, peleas y persecuciones que además desprende grandes dosis de moralina ecológica.

Pese a que no consiguió dejar huella en mí como lectora, Astralis se lleva un notable y por supuesto mi recomendación para todos ustedes.

El gatito Baldomero dice:
Está entretenido.

27 abr. 2015

Para leer: Boneshaker, de Cherie Priest


No os voy a mentir, cuando se publicó Boneshaker, hace cosa de dos años, le eché el ojo enseguida. La portada es muy llamativa y en la sinopsis aparecen las palabras “muertos vivientes” (¿Quién necesita más?). Suerte la mía que encontré un ejemplar en la Feria del Libro Antiguo por el nada despreciable precio de 5€. Como podéis imaginar me lancé cual piraña sobre el puesto y me traje la novela a casa (junto con una pila de libros). Creo, si mi memoria no falla, que ha sido mi primera lectura de una novela Steampunk. Es un género que, sin llegar a disgustarme, no me llama especialmente la atención. Boneshaker, además de los elementos propios del Steampunk, también está aderezada con hordas de zombis; a eso sí que no me pude resistir. Aparte, el título tiene en su haber un premio Locus, también fue finalista del Nebula y estuvo nominada al Hugo. Se puede decir que Boneshaker tiene una buena carta de presentación. La verdad es que es un libro interesante y entretenido, asequible, por otro lado, para cualquier tipo de lectores, incluso para los paganos en el género CiFi. Hay más acción que desarrollo tecnológico, por ejemplo, y las descripciones, nada espesas, dan vida al particular escenario que rodea a los personajes.

La novela transcurre a finales del siglo XIX, durante la guerra civil de Estados Unidos, más concretamente en Seattle. O debería decir en los restos de Seattle, pues dieciséis años atrás una máquina creada para perforar el hielo más duro arrasó la ciudad, liberando un extraño gas que al que no mataba lo convertía en zombi. El gas amarillo, conocido como la Plaga, avanzaba muy lentamente y tuvieron tiempo de construir un muro alrededor de Seattle para atraparlo (¿para siempre?) en las ruinas. Algunos de los que sobrevivieron a la catástrofe se marcharon, otros tantos se asentaron en las Afueras, alrededor del muro.

Ahora imagina que un buen día un chiflado destruye no solo tu casa, sino la ciudad donde vives, y que encima provoca un desastre medioambiental que mata casi al instante a todos tus vecinos. Para más inri, algunos de los difuntos vuelven a la vida con el hambre propia de un caníbal en ayuno. Llegados a este punto, ¿no os encantaría colgar al culpable? Esta es la cruz que llevan soportando Briar y su hijo Ezequiel durante más de diez años. Haber sido esposa del ingeniero que provocó el declive de Seattle la condenó a ella y a su hijo al rechazo, por no mencionar la situación económica tan precaria en la que se encuentran. Briar, por fuerza mayor, oculta muchos secretos del que fuera su marido. Cuestión que disgusta profundamente a su hijo, un joven adolescente que está dispuesto a todo para limpiar el nombre de su padre. Tanto es así que, ni corto ni perezoso, cruza el muro para internarse en las ruinas, donde le espera una ciudad saturada hasta los topes de gas venenoso y un ejército de muertos vivientes (estos jóvenes…). Su madre, una mujer valiente y decidida, va en su busca.

A partir de ahí la novela se convierte en una doble Odisea: por un lado Briar y su incansable búsqueda, y por otro las aventuras del pequeño Zeque. Aunque no son los únicos personajes. El elenco de secundarios es bastante amplio (hay hasta un villano) ya que el subsuelo de la ciudad está habitado por desertores, piratas y contrabandistas. Es trepidante hasta que pierde fuelle pasada la mitad. Quizás, ese bache intermedio se habría subsanado de haber aprovechado más la maquinaria propia del Steampunk o la plaga zombi, pues ambos elementos se van convirtiendo en meros adornos conforme avanza la historia.

Un gran punto a su favor es la ambientación. La atmósfera que recrea es agobiante, decadente y sombría, propia de una ciudad fantasmagórica donde la muerte acecha detrás de cada esquina. Quizás esto les sepa a poco a los amantes del Hard, pero sea como sea Boneshaker es una novela curiosa por su vertiente steampunk, trepidante por las dosis de terror, interesante por las pinceladas de ciencia ficción y peculiar por la reinterpretación de la historia norteamericana.

Pese a que Boneshaker tiene un final cerrado, pertenece a una serie de cuatro libros titulada El siglo mecánico: Boneshaker, Clementine, Dreadnought y Ganymede. De los cuales solo están publicados en España los dos primeros.

El gatito Baldomero dice:
¡Qué Heavy!

16 abr. 2015

Novedades

SE DESVELA LA PORTADA DE ENCUENTROS


Más calentita no podía estar porque la esperada portada de la segunda entrega de Cuentos de la luna llena, editada por Everest, acaba de aterrizar en Léoen. Y aquí la tenéis, junto con la sinopsis:

En esta segunda parte de Cuentos de la luna llena, Fay de Veridian despierta entre la gente que siempre ha considerado como enemigos: los humanos. En un orfanato perdido en medio del bosque, y con la única compañía de tres escribas, la princesa deberá aprender a dejar atrás todos sus prejuicios y miedos y enfrentarse a la realidad sola por primera vez, por terrible que esta le parezca.
Mientras tanto, Eirene y Seaben acompañan a Drake rumbo a la isla de los hechiceros para llevar a Inair de Astrea de vuelta a su hogar. Sin más plan que dejar que el viento los guíe y con dudas sobre todo lo que han
vivido en Lothaire, los príncipes pronto se verán arrastrados a una batalla que no es la suya, en un reino roto y oculto en el que seguir soñando ya no es una opción.

Ha llegado la hora de tomar decisiones. Ha llegado la hora de entrar en el juego de la guerra.

EDICIONES BABYLON

Alchemist Project Artbook
Autor/a: Raquel Cornejo
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
Páginas:128
PVP: 23,95€
ISBN: 978-84-16318-33-9

Muestra

Sinopsis: En un mundo sumido en el caos tras el Cataclismo Cósmico, la Supremacía Alquímica Global ha creado temibles criaturas, los Homúnculos, para asegurarse su poder. Pero mientras existan aquellos que de corazón creen en un nuevo orden, no está todo perdido...

Eraide. La canción de la princesa oscura. Libro 1
Autor/a: Javier Bolado
Encuadernación: Tapa blanda con sobrecubiertas
Páginas: 444
PVP: 17,95€
ISBN: 978-84-16318-21-6
Muestra

Sinopsis: Adriem Karid, un simple guardia imperial, decide escoltar de regreso a su país a una misteriosa novicia. Sin embargo, ambos forman parte de un antiguo juego en el que son piezas movidas por el destino. Una aventura que los llevará a buscar la verdad allá donde esta se esconde: en el corazón mismo de la leyenda.

Antología de relatos. La ciudad Soñada
Autor/a: Varios autores
Encuadernación: Tapa blanda con sobrecubiertas
Páginas: 138
PVP: 7,95€
ISBN: 978-84-16318-25-4

Sinopsis: Un viaje fascinante al futuro a través de trece cuentos.


Antología de relatos. Broken Hearts
Autor/a: Varios autores

Formato Electrónico (ePub, Kindle y PDF)
Páginas: 324
PVP: 2,95€
ISBN: 978-84-16318-29-2

Sinopsis: 25 historias de amor unidas por una buena causa.

LA FACTORÍA DE IDEAS

Mi infierno eres tú
Autores: Mercedes del Corral y Oscar da Cuhna
Edición impresa: 20,95 euros.
N° de páginas: 572
ISBN papel: 978-84-9018-752-4
e-Book: 9,99 euros*
ISBN digital: 978-84-9018-753-1

Novela ganadora del I Concurso Literario Bubok - La Factoría de Ideas 2015

Sinopsis: Una novela de amores y desencantos, de reencuentros y recuerdos, de proyectos e ilusiones, de aciertos y fracasos, de destinos...

Una estudiante madrileña cuya afición por el teatro la lleva a las calles del barrio más bohemio del París de 1980. Un joven barcelonés intentando encontrarse a sí mismo entre los pinceles de un taller de Montmartre.

Arte, política, finanzas y la caprichosa presencia de un amor van confluyendo en torno a una acción cargada de emociones que, entre París, Madrid y Barcelona, construye un trazado de largo recorrido en el que los obstáculos son las bases para construir dos vidas.

NOWEVOLUTION

Título: Las crónicas de los tres colores, Elecciones
Autora: Anabel Botella
Páginas: 504
Edición: Rústica con solapas
Género: Juvenil romántica, fantasía
EAN 978-84-943866-1-9
PVP 18,95€

Sinopsis: ¿Qué pasaría si todo en lo que creíste y por lo que luchaste no fuera más que una mentira? ¿Podrías amar a dos personas a la vez mientras tu futuro está en juego?

Las crónicas de los tres colores están a punto de suceder. Un Imperio está en peligro, la leyenda indica que solo la unión de los tres colores puede salvarles de su cruel destino.
Sylvia, Cariän y Fred, que viven en mundos distintos, tendrán que aprender a luchar, a sacrificar sus ideales y a amar para proteger todo lo que han conocido hasta ahora.

Tres colores destinados a amarse, tres colores condenados a entenderse. Magia, lucha, amor y pasión te esperan. Rojo, Verde y Blanco. La fuerza, la esperanza y la libertad. ¿Con cuál te quedas tú?

PULPTURE

Título: Orlando Vengador: Chispa de noviembre
Autor: Rubén Fonseca
Páginas: 172
Formato: Bolsilibro
ISBN: 9788494347054
PVP: 6,65 €

Sinopsis: En una ciudad donde los caballos mecánicos tiran de pomposos carruajes, las motos no llegan a tocar el asfalto y las guerras de bandas se disputan las oscuras calles, surge Orlando, el vengador enmascarado. Un misterioso héroe, demasiado cercano a Lady Violet, que prefiere pelear a capa y espada que con potentes armas eléctricas.
Pero ¿quién se oculta tras la máscara de Orlando? Eso se pregunta tanto la banda del temible William O’Shea como el inspector Wallace. Parece que todo confluye en un punto: la mansión de Lady Conrad. ¿Se habrá traído Lady Violet un asesino, un protector, de sus viajes por Italia y España? ¿Acaso es su amante?
Una cosa está clara, Orlando solo responde a su propio código moral. No duda en desafiar a la policía y a las mafias por la justicia. Los obreros se revuelven contra su yugo, una nueva y poderosa banda con extrañas armas se organiza en secreto… la nobleza está más amenazada que nunca.
¿Conseguirá Orlando imponer la paz y la justicia en la ciudad? ¿Conseguirá proteger a Lady Violet?

SM

Los diamantes de Oberón
Autor: Fernando Lalana
Páginas: 224
Formato: Rústica
ISBN: 9788467577785
PVP: 8.85€

Sinopsis: Año 2112. En la nave espacial Mesmeren, encargada de conectar el satélite Oberón con la Tierra, ha ocurrido un extraño incidente: veintiuna personas han muerto por un fallo en el sistema de hibernación, pero lo más extraño de todo es que una de las personas registradas como fallecidas es precisamente la encargada de llevar a cabo la investigación ¡y está viva!
Una disparatada historia ambientada en un futuro tan cotidiano como la paella de los domingos.

El libro de los rostros
Autora: Ana Alonso / Javier PelegrínPáginas: 176
Formato: Rústica
ISBN: 9788467577662
PVP: 9.95

Sinopsis: Llevaba tiempo dándole vueltas. A lo mejor, a través de Facebook me resultaba más fácil relacionarme con la gente. ¿Y si me convertía en una persona diferente, con un nombre inventado? Sería como empezar de cero, al menos en internet. Entonces me pareció una idea brillante. Pero ahora pienso en lo que hice y lo veo como lo que realmente fue: una gran estupidez.

AUTOEDITADOS

Título: Duelo de identidades
Autora: Nesa Costas
Formato: Versión Kindle
Longitud de impresión: 437

Enlace Amazon

Sinopsis: Una explosión, un sonido tan devastador que aún le pitaban los oídos. Un único recuerdo.Las calles están repletas de escombros y cadáveres. Solo un grupo de supervivientes permanece en la ciudad, oculto de las amenazas que la han destruido.Ella no sabe quién es ni lo que ha pasado, pero la tratan como si fuera la culpable de todo. Sin ningún tipo de ayuda, tendrá que enfrentarse al peligro que la rodea.Los recuerdos que la asaltan son vivencias de personas distintas. Un complejo puzle que debe completar si quiere permanecer con vida.

Título: El falso Da Vinci
Autor: Francisco Tessainer
ASIN: B00UM5OGLW
Formato: Versión Kindle
Páginas: 226
PVP: 2,99€

Enlace Amazon

Sinopsis: LA NOVELA QUE DESBARATA EL MITO DEL GENIO

En un siglo, el XV, en el que la vida no vale nada y en un territorio, la actual Italia, por entonces dividido en influyentes ciudades estado; un hombre de extraordinario parecido a Leonardo Da Vinci aprovecha un accidente para suplantar al gran maestro. Ahora bien, puesto que no posee sus habilidades, enseguida se da cuenta de que si desea mantener el engaño debe apropiarse del trabajo de otros artistas. Después de saborear las ventajas de su nuevo nombre, el protagonista decide utilizar los mismos métodos que los poderosos de su época para mantener sus recién conseguidos privilegios.
El falso Da Vinci es una sorprendente novela de aventuras y crímenes que juega con el pasado posible de los hechos reales e intenta acercarse a las incógnitas todavía pendientes en torno a la figura del genio: su vida privada y la paradoja de que, en realidad, él no fue un hombre, sino tres, cuatro, cinco, seis…

14 abr. 2015

Recién pescados

De nuevo mis redes han pescado algún que otro libro, posiblemente sean los últimos hasta que vaya a la Feria del Libro, que está a la vuelta de la esquina. En la pila hay un par de segunda mano, algunos caprichos y otras novelas que compré por puro sentimentalismo.


Compras sentimentales.
Como ya sabréis hace poco falleció Terry Pratchett. Es cierto que estoy intentando terminar la colección, cada vez me quedan menos, pero admito que estos dos libros los compré de forma impulsiva, y con toda la pena del mundo. 
Hombres de armas ya la había leído hace años, es una de las mejores novelas que se puedan leer de la saga, y seguro que El quinto elefante es tan genial como el resto.


Caprichitos varios. 
Lemony Snicket es un autor muy particular, tiene un sentido del humor oscuro, como su ambientación, aparte de ser bastante picaruelo. Me enamoré de él con Una serie de catastróficas desdichas y, si bien Preguntas equivocadas mantiene la misma línea, mis favoritos siempre serán los huérfanos Baudelaire.


Casualidades de la vida.
Sin ir más lejos, regresando del médico, encontré un vendedor ambulante con una pila considerable de libros de ciencia ficción y terror. ¡Maravillas de la vida! Me traje para casa estos dos tochacos, ediciones en tapa dura con sobrecubierta y alrededor de 600 páginas, por 2€ cada uno.
Todavía no empecé ninguno, pero ambos autores son de mis preferidos. Auguran dos buenas lecturas.


La compra inesperada.
También dando un paseo encontré este ejemplar del Capitán Nadie, de mi compi Pepe Carrasco, por la friolera de 1€. Llevaba tiempo detrás de conseguirla así que aproveché para pescarla.
Empecé a leerla ayer y la verdad es que me está gustando mucho la historia.

Y eso es todo hasta nueva orden. ¿Habéis leído alguno? ¿Cuál os llama más la atención?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...