9 jun. 2016

Creo que esto se me ha ido de las manos

¡Hola, chavales! Pero cuánto hace que no posteaba por aquí, más concretamente ocho meses, que se dice pronto. Un poco más y habría dado tiempo de fabricar un bebé... Como ya os conté la última vez, he estado, y estoy, más que liada. Aparte de la mega reforma que hicimos en casa, que me tuvo entretenida algo así como cuatro meses y pico, resulta que ¡me caso en cuestión de días!



La verdad es que no sé cuándo podré retomar la vida virtual porque, además de tomarme unas merecidas vacaciones (que no sabéis cuánto las necesito), ¡la cosa se me ha ido de las manos! Haber parado todo el trabajo tiene sus consecuencias así que se me han acumulado las tareas, las cuales pretendo reanudar en septiembre. Lo que más me preocupan son los "proyectos escribísticos": me espera nada menos que la revisión de tres novelas, la reescritura del último libro de una trilogía y terminar la novelita que comencé antes de que la locura llegase a mi vida. Todo esto sin contar con tantos otros proyectos personales que me gustaría comenzar/retomar: gimnasio, hacer algún curso y tal vez estudiar diseño de interiores (porque lo de encontrar trabajo está complicado).

Después de desahogarme un poco y poneros al día de mis quehaceres cotidianos, os voy a hablar de mis previsiones lectoras para el verano, y ya de paso aprovecho para actualizar la sección de los Recién pescados (que ya ni me acuerdo de los últimos libros que enseñé). 

La lectura es otra de mis tareas pendientes, creo que es la primera vez que tengo tantos libros en la estantería sin leer. Según mi página de Anobii (que es dónde controlo lo que leo) tengo pendientes unos 27 libros en papel (ya que los digitales los pongo cuando los termino de leer). El caso es que de todos esos he seleccionado los que tengo intención de leer durante los meses de verano.


Pesadillas, qué clásico. ¿Habéis visto la peli? A mí me gustó bastante, es entretenida y eso. Quizás la reseñe más adelante en la sección Susto o Muerte. Las otras dos son un par de novelitas juveniles (regalos) que habrá que catarlas para saber de qué van porque no tengo ni idea.


¡Distopías power! Bueno, menos American Gods, que tengo ganas de leerla pero como es tan tocha y últimamente me echan para atrás los libros tan largos ya veremos si la dejo para el final de la lista.

También me apetece bastante hincarle el diente a Gornú, una distopía muy especial de Ainhoa Rebolledo, que por cierto estuve tomando unas cerves con ella en la Feria del libro de Sevilla y está un poco como una cabra (nos reímos mucho, todo hay que decirlo).


Terry Pratchett no puede faltarme, claro está. Rechicero será una relectura (la conseguí por un eurillo). Las otras dos corresponden a la saga de Jonny Maxwell, aunque me falta la primera, que no la encuentro por ningún lado (a un precio razonable, ojo). 


¿Os podéis creer que en toda la Feria del libro no encontré ni una novela de terror? Tinieblas se la compré a un señor en la calle (de segunda mano), Nocturna la encontré por casualidad en una librería y El espejo del monstruo la compré en la Feria del libro antiguo del año pasado (que ya me da hasta cosita de verla en su estante, aburrida de esperarme). La que pude conseguir en la feria, y que es de intriga porque como ya digo no había nada de terror en la feria, fue Vestido de novia. Me la recomendaron en una de las casteas y por lo que he leído el autor tiene muy buenas críticas. Espero que me enganche porque necesito lecturas animadas.

Los 16 restantes van a seguir esperando, de momento. Alguno lleva cosa de años en la lista de pendientes. ¿A vosotros no os da penita comprar un libro (ya sea por ganga o porque en ese momento os llama la atención) y luego dejarlo abandonado durante tanto tiempo? Ains... ya veremos si al final consigo terminarlos todos, lo intentaré, pero no prometo nada. Ya os contaré a la vuelta de las vacaciones ;)

¡Pasádlo bien!

8 oct. 2015

¡Sigo VIVA!

Sigo viva de milagro, he de añadir, porque al ritmo que llevo igual no llego a Navidades. En cualquier caso quería publicar esta entrada en el blog, no sea que penséis que mis vacaciones vienen durando más de dos meses. 


De septiembre a esta parte he estado a tope de tareas por lo que no he tenido tiempo de asomar la naricilla al mundo virtual. Estamos de reforma en casa, aparte del trabajo, el gimnasio y las clases de corte y confección a las que me he apuntado (para aprender a coser mi propia ropa hortera) he empezado un nuevo proyecto literario. Quizás no sea el mejor momento para escribir una novela pero ya que por fin (tras año y pico) me encuentro con ánimos de escribir, tendré que aprovecharlo.

Todavía queda bastante trabajo por delante, solo espero sobrevivir y poder retomar el resto de actividades antes de Navidad. Hasta entonces os abandono, con todo mi pesar, y me despido hasta la vuelta.

¡Pasadlo bien y leed mucho! Sobre todo El juego de Claudia y El letargo del pájaro de fuego :P

21 jul. 2015

Verano, veranito, veraneo

Por si alguien no se dio cuenta, estoy de vacaciones. Hace un calor de tres pares de estufas y con el cerebro tan recalentado poco doy de sí, los 45º diarios invocan al perro cortijero que llevo dentro, que me lleva poseyendo un par de semanas. 
Toca descansar, leer mucho y ponerse morena. Pero volveré en septiembre, con las pilas cargadas y un montón de proyectos nuevos. Hasta entonces os deseo un feliz verano.


1 jul. 2015

Para leer: Preguntas equivocadas 1 y 2, de Lemony Snicket


Me encantan las historias de Lemony Snicket. Tiene una forma de escribir muy personal, es algo macarrilla y siempre utiliza personajes caricaturizados, muy pintorescos, aparte de ambientaciones sombrías, un tanto grises y decadentes (que no góticas -no confundamos con el estilo Tim Burton-). Reconozco que lo conocí a través del cine, Una serie de catastróficas desdichas me encantó y cuando supe que estaba basada en una serie de libros me hicieron chiribitas los ojos. Es complicado encontrar esa saga, por suerte me topé con uno de sus libros en la biblioteca y la verdad es que me gustó muchísimo. Hablamos de libros infantiles, he de aclararlo, tanto su primera saga como Preguntas equivocadas están dirigidas al pequeño público. Eso no quiere decir que los adultos-niño como yo no podamos disfrutarlas igualmente.

En Preguntas equivocadas encontramos los ingredientes típicos de Nicket: la ambientación lúgubre y personajes raros y pintorescos. El protagonista es un niño detective con un pasado secreto del que se vislumbra algo conforme avanzan los libros, además se desarrolla en un pueblecito venido a menos tras perder su principal medio de ingresos, la tinta de calamar. Es un pueblo medio abandonado, casi fantasma, donde solo hay un par de negocios y unos pocos ciudadanos, a cada cual más extraño.

Cada libro trata un caso distinto, en realidad relacionados entre sí ya que hay un malvado común que siempre la lía y un misterio que ronda la figurilla de un caballito de mar con muy mala cara. Así pues, en cada libro encontramos una investigación diferente pero con elementos comunes, por lo que es recomendable seguir la saga en orden.

Son libros divertidos, curiosos, originales y cortitos, ideales para pasar un par de tardes de relax. Además están ilustrados. Si no habéis leído nada de este autor os lo recomiendo. Por cierto que la saga mejora en el segundo libro, las locuras de Nicket van a en aumento. Me espero lo mejor en el próximo, estoy deseando que se desate y se deje llevar en la tercera entrega por su locura escribística. Me encantaría tomar un café con este autor, seguro que es todo un personaje.

El gatito Baldomero dice:
¡Está genial!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...