1 may. 2013

Para leer: Palabras envenenadas, de Maite Carranza

 

Entre las tapas de esta novela tenemos las letras ganadoras del Premio Edebé de Literatura Juvenil 2012, una firme crítica al maltrato y un toque de atención para todos, para que abramos los ojos y estemos atentos a esas señales de socorro que pasamos por alto hasta que es demasiado tarde. Si empiezas a leer Palabras envenenadas es posible que no puedas dejarla hasta llegar al final, o como en mi caso, cerrarla y no parar de pensar en ella hasta que la retomas. Es de ese tipo de libros capaces de provocar intriga y de inmiscuirte. Su historia es una historia dura, dura por la crudeza de los hechos pero sobre todo porque no deja de ser una historia cotidiana. En ella hay varios protagonistas, de hecho cada capítulo transcurre desde el punto de vista de un personaje y gira en torno a la desaparición de Barbara y su misteriosa llamada pidiendo ayuda después de cinco años de darla por muerta. Todos los personajes desempeñan un papel importante en la trama siendo todos principales, a destacar la figura del inspector Lozano, el policía que se ocupó de la investigación del caso y al que le quedan pocas horas para jubilarse con la espinita clavada de tener que dejar el caso abierto y sin resolución. Nuria, la madre de Barbara, o la propia víctima irán desentramando el puzle y son ordenando las piezas con sus propios recuerdos.

Maite nos ofrece un abanico de posibles culpables, de posibles “asesinos”, y la historia dramática de una niña que se va descubriendo a migajas hasta llevarnos a la cruda verdad. Además es una de esas historias que se cuentan al revés, sabemos que Barbara desapareció pero no sabes por qué ni las causas que le llevaron a esa situación.

Otro aspecto que me ha sorprendido, aunque más que sorprendido ha suscitado en mí ciertas preguntas, es el estilo narrativo que ha utilizado su autora. La novela no tiene diálogos propiamente dichos, las intervenciones por parte de los personajes y la interacción entre ellos es escasa, aunque no ausente, pero lo que me chocó fue que estuviesen integrados con el propio texto y no como estamos habituados a ver, es decir, con sus guiones e incisos. También estamos ante un texto que casi, casi, es todo seguido, hay pocos saltos de línea, la acción es continuada y a veces esto me entorpecía la lectura (sobre todo con los diálogos). Aprecias que alguien habla por el tono pero las frases llegan sin avisar o se confunden con el narrador, cuestión que me descolocó. La verdad es que la novela al ser corta no llegué a acostumbrarme al estilo. Aunque eso sí, que quede claro, la narrativa de Maite es muy cuidada en todos los aspectos, lo que me pregunto es por qué habrá planteado Palabras envenenadas de esta manera.

Pocos finales he esperado con tantas ansias y confieso que de no ser porque recurrió a uno de los tópicos más tópicos en todas las novelas de policías hasta me habría levantado de la silla para aplaudir. Pero no, me quedé planchada a pesar de que me lo estaba oliendo. Y os digo por qué, aunque aviso que es un SPOILER del final.

*Policía, perro viejo, entregado a su trabajo y que está a punto de jubilarse. ¿Os imagináis cuál puede ser su final? ¡Exacto! Al pobre no le dará lugar de hacer viajes con el inserso.*

Fin del SPOILER.

Siendo así y todo, y aunque adiviné nada más empezar quién era el malo (eso es solo culpa mía, que me fastidio todas las historias sin querer), Palabras en envenenadas fue una de las mejores novelas que leí en el 2012.

El gatito Baldomero dice:

¡Está genial!

5 comentarios:

  1. Este libro fue novedad creo que el mes pasado por acá y siempre le he tenido ganas así que espero hacerme pronto con el n.n
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchas ganas de leerlo!!

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. A este libro le tengo ganas y por lo que cuentas, creo que sí, que me va a gustar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Pues me he saltado esas líneas de spoiler, porque me anoto la novela, que tiene una pinta tremenda por lo que comentas. Intriga y de esas historias crudas y directas.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  5. Pues en mi caso no me cosqué de nada ^^ en otros libros sí me suele pasar pero en este no.

    La autora tras leer mi reseña me aclaró que sus otros libros sí tienen diálogos y tal así que seguiré leyendo sus títulos y más después de leer lo que comentas de su narrativa.

    Besotes

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...