8 abr. 2011

Para leer: Un trabajo muy sucio de Christopher Moore


Empezamos con la lista de para leer que tengo acumulada. La primera novela que comentaré, y para evitar que se me olvide del todo, ya que la leí en febrero y mi memoria no da más de un par de meses, es Un trabajo muy sucio de Christopher Moore.

El primer libro que leí de este autor fue El ángel más tonto del mundo, reseña que podéis leer pinchando en el link. Me gustó mucho su estilo cómico y su manera de llevar la historia, así que me hice con este otro título en cuanto pude (los reyes magos me echaron una mano, todo hay que decirlo). 

De esta novela, para resumir, diré que es muy divertida, algo más larga que la primera que leí pero no por eso le sobran páginas. La trama ronda sobre la temática de la muerte, pero la aborda con un sentido del humor muy peculiar.

Imaginaos que un día los objetos que tenéis en venta en vuestra tienda de segunda mano, y que creíais normales, se transforman. Ahora los veis con una luz interior radiante y rojiza que sólo vosotros podéis apreciar. Desconcertante... ciertamente, pero lo peor es cuando Charlie, el protagonista, descubre que se ha convertido, sin querer, en un mercader de la muerte. Tras la muerte de su esposa, después de que diese a luz, adquiere esta extraña responsabilidad. Estos objetos relucientes son vasijas de almas de difuntos, que tras morir pasaron sus almas a estos recipientes, donde esperaran latentes hasta encontrar un nuevo cuerpo donde morar. Esta será la labor de Charlie, recoger las vasijas y hacer de intermediario para pasar almas de un cuerpo a otro. Pero la cosa se complica, las Morrigan, unos entes demoníacos que han esperado en las sombras durante milenios, celebran la llegada de ese nuevo pardillo al negocio. Las Morrigan pondrán todo su empeño en robarle las almas antes de que él las consiga. Las almas les irán dotando del suficiente poder para volver a la vida y salir de las cloacas para extender en la superficie su reinado de terror.
Uf, con esto ya habría sido suficiente, pero Charlie además tendrá que hacer frente al hecho de que su pequeña hija puede matar a cualquier criatura viviente con sólo decir la palabra "gatito". La cuestión de que un día aparecen un par de cancerberos enormes en su apartamento, tampoco mejora la situación.
Lo que sucede después con las Morrigan, con su hija, los cancerberos devoradores de todo (y cuando digo todo me refiero desde neumáticos a batidoras de cocina) y el resto de pintorescos personajes que se mueven alrededor de Charlie, lo tendréis que averiguar vosotros.

Es una novela muy entretenida, con una historia particular, aunque sin demasiadas pretensiones. La única pega que podría ponerle es la evolución del propio Charlie. Al principio de la historia nos lo presenta como un hombre paranoico y obsesionado por la seguridad de sus seres queridos. Esta característica me parecía entrañable, pero conforme avanza la historia se va endureciendo de algún modo, sin dejar de ser un macho beta, pero lo cierto es que me hubiese gustado que esa faceta de Charlie se hubiese explotado un poco más.

Ya estoy deseando echarle el guante a alguna otra novela de este autor, que sin duda ya tiene un hueco asegurado en mi estantería.

3 comentarios:

  1. Suena muy bien, me has picado la curiosidad. Ya estoy chafardenado catálogos de biblioteca para ver si puedo probar algo de este autor. Por cierto, me pasa lo que a ti, la información no permanece en mi cerebro mucho tiempo, o hago la reseña rápido o ya mejor que no la haga XD Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Eomoi, lo peor de la pérdida de memoria es que en mi caso es aplicable a todo lo que hago. Soy como un "pescaíto".

    ResponderEliminar
  3. Jajaja.. Hola, PEscaíto:D

    De eso ná, que tienes memoria para rato:D

    Ese autor lleva "llamándome" de hace tiempo. Me apunta esta que seguro valdrá la pena:D

    kissess

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...