18 abr. 2011

Para leer: Reckless de Cornelia Funke


Dicen que la carne no es de piedra, aunque algunas veces no es del todo cierto. Si no que se lo pregunten a Will, uno de los personajes de Reckless.
De esta novela puedo decir que me entretuvo, esto no es poco, aunque seguramente de aquí a unos meses ya no la recuerde, ni la historia ni a los personajes. Pero que no me haya calado no significa que no cumpliese su cometido, que era hacerme pasar un buen rato leyendo. Creo que no le di más nota sobre todo porque tenía unas expectativas muy distintas antes de leerla. No sé por qué pero tenía la sensación de que sería más adulta y no tan infantilona. Está narrada para enganchar a los lectores más jóvenes y esto hace que algunos aspectos flojeen.

El principio es muy precipitado, demasiado. Eso hace que la presentación se me hiciera algo confusa y poco palpable. En pocas páginas ya nos cuenta que el padre de Jacob y Will desapareció, no se sabe dónde fue, y además nos transporta a través de Jacob a ese mundo fantástico que hay tras el espejo del despacho de su padre. Desde entonces inicia una serie de viajes, hasta que poco a poco empieza depender tanto del otro mundo que casi no pisa por casa.
Me pareció algo manida la idea de cruzar al otro mundo a través de un espejo, como ya hiciera la Alicia de Carroll (es posible que fuese intencionado por parte de la autora, no lo descarto). La narración está repleta de referencias e interpretaciones de los cuentos clásicos, como la brujas comeniños con sus casitas de galleta, o la mismísima Bella Durmiente. Tanto estos guiños, como la lista de personajes fantásticos (elfos, enanos, duendes, hadas…) se entremezclan con la trama principal de una forma tan natural que realmente podrías llegar a creer que es posible que exista un mundo así.

En cuanto al argumento, Jacob se verá en la obligación de salvar a su hermano Will. El muy cotillo le sigue al otro lado del espejo y el Hada Oscura le hiere. Por esa herida Will se irá convirtiendo poco a poco el goyl, una especie humanoide de piel de piedra. Pero no sólo se trata de eso, sino de que Will será un goyl de jade, único, y al que llevaban esperando cientos de años. Bueno pues todo esto sucede en escasas 20 páginas, si no menos (por esto decía que el principio es bien precipitado).
Los goyl siempre fueron una especie marginada y perseguida por los humanos del otro lado del espejo, hasta ahora. El rey goyl, harto de tener que esconderse y de ver cómo asesinaban a los suyos, decidió hacer frente a la emperatriz. Gracias a la ayuda del Hada Oscura (a esto de le llama hacer trampas) ha conseguido invadir casi todo el reino, y la emperatriz se verá obligada a pactar la paz. Según el sueño del Hada Oscura, el goyl de jade tendrá que velar por el rey para que culmine su empresa en victoria. Por eso pondrán todo su empeño en raptar a Will de las manos de su hermano, por otro lado desesperado en encontrar una cura para la piel de piedra que le invade, antes de que se transforme por completo y olvide que es humano.

Aunque el grupo protagonista se compone de varios personajes, el principal es sin duda Jacob. De todos es el mejor perfilado junto con Zorro, una niña que tiene la habilidad de cambiar de forma humana a la animal siempre que quiera, y que además es fiel guardiana de Jacob. También les acompaña un enano avaro, más pesado que un collar de melones, o a mi me lo pareció, y Clara, la novia sufridora de Will. Esta última está de pegote, o esa sensación me dio. Es el personaje que menos definido está y que además suele mantenerse al margen y silenciosa, vamos, que si no estuviese no cambiaría la historia ni un ápice (el momento enamoramiento dudoso también se lo podría haber ahorrado la autora, porque no viene al caso ya además era, no predecible, sino evidente, que es peor).

En principio es una historia autoconclusiva, pero el final canta a continuación. Sinceramente, creo que esta historia debería haberse cerrado de otra forma y haberla hecho un solo libro y no aprovechar el tirón de las posibles sagas, que tan de moda están.

Conclusión, es una novela para pasar el rato, con una edición muy bonita (aunque la portada me de grima), y con dibujitos de Cornelia en el interior. Si te aburres léela, pero no es imprescindible.

7 comentarios:

  1. La leí hace relativamente poco. Está bastante bien, como tú dices, para pasar el rato. No hay demasiado significado profundo que encontrar... Aunque la verdad, me dejó con ganas de leer el segundo teniendo en cuenta el final.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. A mi la portada no me parece "grimosa", más bien me impacta. Des de que vi el book trailer me llamó la atención y lo puse en la lista de libros para leer, pero por lo que veo no convence mucho tu comentario tratándose de una lista interminable de libros por leer xD Lo dejaré para los últimos.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Pues a ver si lo leo que lo tengo en la estantería esperándome. Será la primera vez que lea algo de esta autora y no la verdad es que no sé que esperarme de él.

    ResponderEliminar
  4. Hola nena!! Espero q pasas buen semana..abrazos y mordiskos

    ResponderEliminar
  5. Eva, ¿el segundo libro ya salió? Es que ni me he preocupado de investigar mucho XD

    Gnomish, es que no sé por qué pero la portada me da un poco de grima, tal vez sea por los ojos esos amarillos y por el hecho de que es una cabeza flotante.

    Cris su lectura no lleva mucho tiempo, yo lo leí en pocos días porque tiene la letra grande y muchos dibujitos, parece más de lo que es.

    Angy, lo mismo te digo ^^

    ResponderEliminar
  6. Fui decidida a comprármelo cuando salió, pero leí el primer capítulo en la librería y me gustó tan poco y me pareció tan caro para tan poco texto, que lo dejé en su sitio y me llevé otro ;)

    ResponderEliminar
  7. Lana, yo es que me lo saqué de la biblio, si no tampoco lo habría comprado porque tampoco es que me llamase mucho la atención como para invertir en él XD

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...