8 oct. 2014

Para leer: La Zona, de Javier Negrete y Juan Miguel Aguilera

 
Últimamente, no sé por qué, los libros que leo me dejan indiferente y fría (por no decir cabreada). Por suerte La Zona ha roto la racha y se ha colado en el top ten de mis lecturas veraniegas, ascendiendo cual coloso, no solo al primer puesto del verano, sino a mi balda de favoritos “forever”. La Zona ya tiene unos añitos, la edición es del 2011 así que se puede decir que la he encontrado un pelín tarde. Me topé con ella justo antes de salir de vacaciones y al ver que uno de sus autores es Juan Miguel Aguilera, ni me lo pensé (gran autor al que siempre agradeceré que “apadrinase” en su primera presentación a mi novela El letargo del pájaro de fuego).

Hacía mucho, muchísimo tiempo que una novela no me enganchaba como lo ha hecho La Zona. Novelas de epidemias e infectados hay muchas, y de zombis ni hablamos, pero cuando encuentras una de estas historias genialmente escrita, es para ponerse a taconear y dar palmas.

La historia transcurre en Matavientos, una aldea de Almería rodeada de invernaderos donde trabajan inmigrantes, sobre todo ilegales llegados de África. Allí se desata la alarma cuando aparece un brote de un patógeno desconocido que empieza a sembrar el caos en la aldea. Se impone la cuarentena, además de la entrada en escena de Laura Fuster, una agente de la OPBW. La información es poca y para nada tranquilizadora, por lo que Laura y su equipo van directos a la Zona Caliente para intentar esclarecer los sucesos y averiguar qué tipo de virus, o bacteria, está arrasando Matavientos. La primera teoría es que se trata de un brote de ébola, que también hay que ser oportuna para leer algo así en estos momentos. He de admitir que me puse un poco paranoica porque aparte de ser una novela trepidante, La Zona describe con todo lujo de detalles los estragos que puede llegar a causar el ébola en el organismo; aparte de lo fácil que sería para un terrorista sembrar la muerte en cualquier país con éste u otro virus de laboratorio. Da auténtico pavor solo de pensarlo.

A partir de aquí os podéis imaginar cómo transcurre la historia: carreras, pánico, disparos, supervivientes pintorescos y muchos infectados encolerizados y violentos cuyo único fin es destrozar a dentelladas, golpes y arañazos a cualquier cosa que se menee. Aparte, tal como avanza la trama, se va descubriendo que tras la epidemia hay mucho más que un organismo microscópico letal. Detrás de todo, como siempre, está la mano del hombre. ¿Se debe a un ataque terrorista? ¿A un fallo humano? ¿A un experimento fallido? Para averiguarlo es necesario llegar hasta el final y entretanto disfrutar con la narración que ambos autores han sabido desarrollar tan magistralmente.

La Zona es una novela que me ha enseñado mucho, a todos los niveles: narrativos, biológicos, científicos, humanos… Por esto, y porque lo merece, va directa a mi lista de libros favoritos. Tal como habría dicho Jesús Puente: ¡Ay… Si te hubiera conocido antes!


El gatito Baldomero dice:

¡Está genial!

5 comentarios:

  1. Pues pinta interesante, la verdad.. y me ha gustado mucho la portada, diferente y como muy visual :)
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Con este tipo de historias no me animo...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Wow... la verdad es que no se diferencia mucho de lo que se suele encontrar en el terreno zombie, pero parece que va más allá de alguna forma. Me la apunto. Gracias por la reseña!

    :-)

    ResponderEliminar
  4. Saludos Laura, tu blog interesante como siempre. Lady Diana

    ResponderEliminar
  5. ¡Vaya lo pintas muy bien! Ojala lo lea algún día.
    Besos =)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...