10 dic. 2013

Para leer: En busca de Wondla, de Tony Diterlizzi


Cuántas historias habremos leído en las que el protagonista viaja a un mundo fantástico, totalmente diferente a su realidad. Cientos, ¡miles!, y la verdad es que nunca me canso de este tipo de historias. En realidad es que soy una pequeña Alicia en potencia que, en lugar de atravesar madrigueras de conejo, atraviesa páginas de libros. Sin embargo en Wondla la protagonista no atraviesa ninguna madriguera o espejo, ni siquiera un portal mágico ni nada parecido, porque ella ya está en Ese Mundo, pese a no ser consciente de ello. Y que nadie se asuste por esto que voy a decir, una de las cosas que me sorprendieron de En busca de Wondla es que entrelaza elementos de Ciencia Ficción con la fantasía. No deja de ser curioso encontrar un libro así, más tratándose de un libro juvenil, de aventuras realmente, ilustrado además por el propio autor (para quien no conozca a Tony Diterlizzi, es el mismo autor de Las crónicas de Spiderwick). Me ha parecido un planteamiento muy particular, más que nada porque esperaba encontrar fantasía mágica, tal y como es lo habitual en estas historias infantiles, y tal como promete la sinopsis de la propia novela (entiendo que la vendan así, porque es mencionar la Cifi y la mayoría de lectores salen huyendo despavoridos). En cierto modo magia sí que hay, pero no es magia de “abra cadabra”, magos o hadas, sino de esa magia que provoca descubrir un mundo diferente y sorprendente.

Eva 9 es una niña que ha vivido toda su vida bajo tierra, en una especie de base subterránea -a la que llama Santuario- sin más compañía que Madr, un robot encargado de velar y educar a la joven Eva. Nunca ha subido a la superficie y tampoco conoce a otros humanos, aunque ella está convencida de que en alguna parte, ahí fuera, debe haber más gente como ella. El problema es que Madr no la deja subir porque es extremadamente peligroso. Sin embargo, tras sufrir un inesperado ataque de un “cazador” un tanto extraño y tozudo, Eva 9 se verá empujada a huir y dejar atrás su hogar. Es así como empieza su aventura en busca de humanos, en un vasto planeta plagado de criaturas desconocidas y con una sola pista: el trozo de una fotografía vieja donde aparecen un hombre, una niña y un robot junto con la misteriosa palabra, WondLa. En el camino encuentra compañía, nuevos amigos que se unirán a su viaje y acabarán trabando una férrea amistad con Eva. Todo esto a la vez que huyen una y otra vez del cazador, que incansable no deja de perseguir a su presa: Eva 9.


En busca de Wondla juega con el eterno misterio de dónde se encontrará Eva realmente. A veces el escenario recuerda lejanamente a la Tierra, pese al desfile de criaturas y animalejos extraños que van apareciendo. Otras veces cobra sentido la teoría de que Eva esté en un planeta diferente, quizás colonizado hace siglos por humanos. Pero lo más importante, y lo que más me intrigó, es la constante pregunta de qué les pasó a esos humanos, ya que el Santuario donde Eva vivía no es el único, hay otros pero están abandonados desde hace mucho. ¡Y aquí viene mi gran queja! Después de 466 páginas de persecuciones y huídas infinitas, resulta que el misterio se queda sin resolver porque En busca de Wondla es una saga. ¿Cómo te quedas? ¡Pues con cara de besugo como me quedé yo al terminarlo!

Resulta que después de todo, a pesar de que resultar interesante en ciertos aspectos, me ha parecido una historia demasiado lenta, larga y repetitiva. En realidad se recrea, sin escatimar páginas, en la ambientación y la construcción del mundo que Eva descubre poco a poco: animales, razas, escenarios de ensueño, culturas nuevas y tecnología. Tanto es así que el paseo resulta muy real, pero sinceramente, a mí me sobraron páginas, y eso que en ciertos pasajes hay bastante acción. Ciertamente, me quedé con ganas de saber qué les pasó a los humanos y averiguar si Eva estará realmente en la Tierra después de miles de años de evolución natural, sin embargo me da pereza seguir con la saga porque una de dos: o sigue en la misma línea con ese ritmo que a mí me pareció demasiado pausado, o cambia de tercio y el segundo volumen aprovecha más la paginación para meter más argumentos. Si continúo con la saga está por ver, igual que está por ver si llega a editarse el segundo volumen, porque de momento me parece que no hay fecha prevista (si me equivoco corregidme).


Sea como sea, merece la pena tener esta edición, es de tapa dura con sobrecubierta y las ilustraciones interiores son geniales, a mí al menos me encantan. Fue uno de los motivos por los que compré el libro.

El gatito Baldomero dice:
Está entretenido.

7 comentarios:

  1. Este va directo a mi lista de deseos *O* me encanta!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que la editorial siga con esta saga porque es una colección muy bonita.

      Eliminar
  2. Mmm... este me llama más por los que nos comentas sobre la edición que por el propio contenido en sí, creo xD

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la historia no te pega mucho jajaja

      Eliminar
  3. Pues a mí me llama por la edición, pero el contenido tampoco pinta nada mal.
    Un beso, Laura.

    ResponderEliminar
  4. Pues oye, la edición es una monería =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. La edición se me hace muy bonita, haber si llega por acá y le doy una oportunidad n.n
    Besos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...