24 feb. 2012

De contratos editoriales


Vamos a suponer que vivimos en un mundo feliz color de rosa donde las editoriales no tardan siglos en dar una respuesta a los autores, y supongamos, ya puestos, que has enviado tu primera novela a una editorial y ésta te contesta que está interesada en editarte. ¡Qué alegría y qué emoción! Por fin se cumple mi sueño de ser escritor... La relación escritor-editor se pone en marcha, pero nunca jamás antes de haber firmado el Contrato Editorial en el que cederás los derechos de explotación de tu obra a la editorial fulanita.

Si te perdiste la entrada de EscritorL dedicada a cómo enviar tu novela a una editorial, pincha aquí.

Recibes entonces un contrato y, seamos sinceros, pocos de nosotros entendemos de leyes y tampoco estamos puestos en los puntos que debe contener un contrato editorial. Normalmente en las cláusulas vienen a definirse el número de ejemplares, el precio que costarán, la distribución que van a tener (local, nacional, internacional), los porcentajes que corresponden a cada cual, la duración del contrato. (Para una información más detallada visita este enlace: Orientación legal-contratos editoriales).
En mi opinión, algunas cláusulas son un poco tontas y prescindibles dependiendo de la editorial con la que firmemos. Es absurdo que se contemple la traducción a otros idiomas cuando vas a tener una distribución a nivel local al ser una editorial más bien pequeñita. Y si queréis un buen consejo, pensad bien el firmar más de 5 años la cesión de los derechos porque si la relación no funciona o la editorial no responde como esperabas la noevela quedará "secuestrada" hasta la finalización del contrato y no podrás disponer de ella a tu antojo.

Hasta aquí todos contentos porque en tu contrato aparece todo lo que debe aparecer y está todo clarinete, ¿pero qué pasa con esas editoriales de coedición que ofrecen contratos tan enrevesados a veces y que además suponen un desembolso por parte del autor? Sobre esto mucho se ha hablado y debatido, a veces se leen comentarios en blogs y redes sociales de autores o casuales lectores que se muestran indignados por las condiciones que ofrecen algunas "editoriales". Entrecomillo "editoriales" porque considero que este tipo de empresas deberían denominarse de otra forma para no confundir a los autores que vienen de nuevas y se piensan que si no pagas jamás verás tu novela publicada. Bien podrían llamarse coeditoriales, o algo parecido, para diferenciarlas a las editoriales de toda la vida.

A lo que iba, que yo misma pierdo el hilo. Bajo mi punto de vista, jamás firmaría determinados contratos, antes que la coedición o autoedición editorial creo que optaría por la autoedición por mi propia cuenta y riesgo, aunque sí que es verdad que llevar el sello de una "coeditorial" da como más caché de cara al público y además algunas de estas "coeditoriales" ofrecen distribución, punto muy importante para vender libros. La cuestión es que no me parece tan indignante que se ofrezcan estas condiciones por el simple motivo de que todos somos mayorcitos para decidir si firmamos o no un contrato. Otra cuestión es que pretendan engañar a la gente, que "haberlos haylos", pero como estamos suponiendo que vivimos en un mundo perfecto supondremos también que la "coeditorial" desde el primer momento nos dejará claro qué tipo de relación comercial van a establecer con nosotros.

Hay varios tipos de contrato, cada cual se ajusta a un modelo o tipo de edición, lo que debemos tener muy claro es lo que estamos firmando, si realmente nos conviene o si no nos merecería más la pena esperar a otra oportunidad. Suele pasar que por la emoción de ver publicada tu primera novela se firme casi sin leer y sin recapacitar en los posibles beneficios o consecuencias.

Ojito con los temas legales, si podéis consultad a alguien que entienda y os explique los por menores del contrato que os ofrecieron, y por supuesto no os precipitéis porque es vuestra obra, vuestro trabajo y vuestras ilusiones las que están en juego.

*Imagen tomada de Crecer feliz.es

10 comentarios:

  1. Lo que está claro que todo tipo de contrato hay que leerlo y entenderlo, y si viene mucha palabreja consultar. Pero no lo hacemos siempre, ni con el contrato del gas...

    Pero centrándome he de decir, en mi experiencia personal, que me encontré en mi búsqueda muchas editoriales y coeditoriales (como bien llamas) que me querían timar. A veces hasta cuando les rechazaba sus irrisorias propuestas volvían a llamarme al día siguiente con otra batallita e intentando venderme lo mismo pero con otras palabras. Mi experiencia con mi primer libro ahora lo considero como un experimento y un primer contacto.

    ¿Para mis próximos trabajos? Buscaré hasta que encuentre alguien que crea en mí y su contrato sea decente. ¿Encontrarlo? Eso ya es más difícil...jajajaja

    Vaya charla que he metido...

    ResponderEliminar
  2. En realidad, al menos en mi caso, desconfiaría mucho de una "coeditorial" que quiera editarme y sean demasiado insistentes o efusivos. No hay que dejar de lado el hecho de que su negocio se basa precisamente en gestionar el proceso de producción de los libros. Ellos no invierten nada en esa producción aparte de su tiempo claro está y su trabajo, del sacan un porcentaje además de cubrir los propios gastos físicos. De ahí que obra que les llegue obra que editan, no hay más que mirar lo prolíferas que son algunas firmas que sacan varios títulos al mes frente a los 2 o 3 de las editoriales tradicionales (que algunas no llegan ni a 1 estreno por mes siquiera).

    ResponderEliminar
  3. Haces muy bien en avisar de estas prácticas, toda información es poca. Yo ya he perdido las esperanzas, no ya de publicar nada, sino de terminar algo, así que no me incumbe personalmente, pero la verdad es que me hierve la sangre cada vez que leo un intento (o un logro) de timar a personas cuya ilusión les puede más que la prudencia. Suerte que cada vez estamos más informados, pero nunca es suficiente, y por eso creo que es importante que creadoras como tú, que ya han tenido contactos con la realidad de este mundillo, nos expliquen sus experiencias y nos den consejillos. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Entradas como estas son muy útiles para aquellos que están empezando. Tal vez la experiencia de unos pueda nutrir a todos.
    Besos y gracias.

    ResponderEliminar
  5. Si, realmente una información muy valiosa. Gracias por compartir y ponernos al tanto!!

    besos

    ResponderEliminar
  6. A mí me intentaron tentar alguna de esas editoriales de coedición. Lo peor es que muchas no lo anuncian en su web (otras avisan, lo cual es de agradecer).
    Yo creo que lo mejor es esperar a que surja la oportunidad adecuada, seguir corrigiendo la novela... y si pasan los años mejor optar por autopublicarse y vender por internet que está a mano de todo y te llevas los beneficios ;)

    Muy interesante la entrada.

    ResponderEliminar
  7. Hola.
    Muchas gracias por los consejos :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! Muchas gracias por pasar por el blog. Ahora mismo estoy sin conexión en casa, pero de momento que lo solucione pasaré a ponerme al día con tu blog.
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  9. Yo algun dia quisiera publicar, y espero poder hacerlo un dia, eso si me asesoraria primero antes de firmar

    ResponderEliminar
  10. Encuentro realmente útil la categoría con tus consejos, estoy intentando escribir una novela en mis ratos libres, y la verdad me vendrá muy bien para no meter la pata.

    Muchas gracias y un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...