19 dic. 2011

Susto o Muerte: Rare Exports

Ahora sí que ha llegado el frío, y ya sí que parece que estemos más próximos a la Navidad. La sección de Susto o Muerte se ha contagiado del espíritu navideño y por eso hoy hablaremos de un cuento de Navidad muy particular.

Rare Export la vi hace cosa de un año en su versión original, pero vosotros estáis de suerte puesto que la cinta se estrenará en nuestros cines el próximo día 23. Así que ya sabéis, todos los que tengan 8 o 9 euros en el bolsillo que vayan a verla, que seguro será mejor que la última de Crepúsculo, o al menos más entretenida.
El film está dirigido por Jalmari Helander y además recibió el premio a la Mejor Película en Sitges 2010, además de los premios a la Mejor Dirección y la Mejor Fotografía.


Sobre el argumento os contaré que unos científicos americanos (como no, aunque os aviso que la película es una coproducción finlandesa-noruega-francesa-sueca), están buscando quién sabe qué en un pueblecito de Finlandia. Han socavado un enorme agujero y al parecer han desenterrado un secreto que llevaba cientos de años atrapado en la nieve.
La Navidad está a la vuelta de la esquina y Pietari, un niño de la aldea que vive solo con su padre, descubrirá que Santa Claus no es tan bueno como cuentan.
Pero, ¿Quién es ese anciano tan extraño que apareció de la nada y sin ropa? ¿Acaso es Santa con unos cuantos kilos menos? ¿Por qué han desaparecido todas las estufas y electrodomésticos de la aldea? ¡¿Y dónde están todos los niños?!


Lo que más me gustó de la película fue la primera mitad. Es muy intrigante el misterio del supuesto Santa, aunque he de confesar que el desenlace no me gustó demasiado, aparte de lo cómico que plantea y que no puedo desvelar.


¡Ho, Ho, Ho! ¡Qué emocionante! Para todos aquellos con verdadero espíritu navideño os recomiendo que cojáis el mando y pongáis cualquier canal (menos Tele5), estos días pondrán muchas películas entrañables, románticas y de finales perfectos. Si no es tu caso, ya tienes un plan diferente para el fin de semana que viene.
Ah, y no hagáis mucho caso al subtítulo que le han traducido en la versión española: Un cuento gamberro de Navidad. ¿Pero a quién se le habrá ocurrido semejante barrabasada? Este año Santa Claus le debería traer carbón, o mejor, darle un bocado.

7 comentarios:

  1. Otra peli que me apunto :-)

    Que por cierto, no sé que pasa pero en las anteriores entradas no me deja comentar. ¿Serán cosas del maldito Santa?

    ResponderEliminar
  2. No sabía de esta peli. Habrá que ir a verla, porque entretenida parece que sí lo es.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Eduardo pues no tengo ni idea de por qué pasa, pero no eres el único. Ya me han comentado algunos que tienen problemas para dejar comentarios. Si te vuelve a suceder prueba a comentar como anónimo, en mi otro blog si funciona el truco.

    Margari, es una historia navideña muuy particular, merece la pena echar el rato con ella. ya me contarás si la ves.

    ResponderEliminar
  4. ¡Pero cómo me gusta este blog!

    Primero tengo que comentarte que vi Cazadores de Vampiras Lesbianas y fue todo un éxito... Ahora estoy rezando porque les de por grabar algo sobre hombres lobo gays :P De verdad, gracias por recomendarla.

    Y segundo... WAOOOWWW Esa película la vi a principios de verano (mi novio y pelis raras= un domingo normal y corriente). La vi sin saber nada de ella y menuda sorpresa me llevé. Genial, divertida, acojonante a ratillos y extremadamente recomendable para el que le apetezca ver algo diferente.

    No tenía ni idea de que la fuesen a poner en nuestros cines (a ver si llega a mi pueblucho, si no tendré que ir a Gijón) y no veas que alegría me has dado... Pero el título, ¿va en serio? :S "Rare exports", sin traducción alguna, es más que suficiente.

    Un besote ^^

    ResponderEliminar
  5. Uooo, es que la peli de las vampiras lesbianas da la sensación de ser muy mala por el título pero luego resulta que está muy divertida. Me alegro de que te gusatse mi recomendación :)
    Rare exports no la veré en el cine, porque sigo con mi boicot hasta que bajen los precios o no permitan la entrada de gente ruidosa al menos >.< Pagar 8 pavos para que encima no te dejen ver la película a gusto no mola nada.

    ResponderEliminar
  6. Para evitar a la gente ruidosa (ruidosa por decir algo, que el tío que tenía a mi lado comiendo pipas mientras veíamos Harry Potter no es calificable) nuestro truco es ir un martes a la sesión de las 8 o así... No suele haber naaaadie en el cine. Muchas veces estamos solos, como en un salón privado ;)

    Pero bueno, reconozco que soy adicta al cine. No solo a ver cine, sino a estar alli. Sentarme en mi butaca en una sala tremenda, una pantalla gigante, unos altavoces que te obligan a salir gritando del cine de lo sorda que te dejan... XD

    ResponderEliminar
  7. Uf, se me ha dado el caso hasta de ver a una pareja con un bebé de meses en la sala de cine, y tan panchos. Me pasó hace poco, cuando me torturaron con la película de Thor. Ahí confirmé mi aversión al cine, pero que conste que es por la mala educación de la gente y la falta de respeto.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...