2 nov. 2011

Para leer: Colmillos de Salvador Macip & Sebastià Roig


Un joven llega malherido y en shock al bar de un pueblo. Nadie sabe de dónde salió ni quién es. De sus labios sólo sale una única frase: El bosque… El bosque está lleno…

Así comienza Colmillos, una historia intrigante capaz de poner los pelillos de punta al más pintado. Es una novela que a pesar de tener 225 páginas se me hizo muy cortita, tal vez fuera porque consiguió absorberme desde la primera página y mantenerme en vilo hasta el final.

Pero desentrañemos el argumento. Los padres de Vincet se han hartado de sus corredurías y trastadas, por eso han decidido enviarle a La floresta durante el verano, un centro educativo especial en plena naturaleza, o así reza el catálogo. Para Vincent es un centro más, como otros en los que ya fuera internado con anterioridad, donde pasar las vacaciones. Se esperaba una especie de balneario, lo que no imaginaba era encontrarse con aquel cortijo cochambroso y retirado de la civilización. Y mucho menos que los “cuidadores” fuesen personajes tan pintorescos y amenazadores. Pronto se dará cuenta de que aquello no son unas vacaciones en primera clase sino un retiro obligado más parecido a un encierro carcelario. Los otros dos internos, un chico y una chica, apenas hablan, la comida es escasa y el trabajo de reconstrucción del muro que rodea la finca es duro y pesado. Pero pronto descubrirá que eso no es lo peor. Fuera, en el bosque, hay algo mucho más temible que las armas y la disciplina de los vigilantes. Los monstruos, después de todo, parece que sí existen y además están empeñados en entrar a por ellos. Son los salvajes.

La historia está basada en unos hechos que acaecieron en Barcelona hace unos años, aunque la verdad está aderezada con ciertas dosis de fantasía y terror. Realmente este tipo de campamentos especiales no son un hecho aislado, se conocen muchos casos en diferentes países en los que jóvenes problemáticos son internados y sometidos por una férrea disciplina. Los motivos por los que Vincent va a parar al campamento se dejan a la libre interpretación, aunque podemos imaginarnos qué tipo de comportamiento le llevó hasta allí. Vincent no es ningún niño bueno y de hecho deja bastante claro su temperamento impetuoso y soberbio en más de una ocasión. Su meta será huir del campamento a toda costa, y a ser posible antes de ser devorado por esas criaturas que se ocultan en las sombras de la noche.

Es una novela oscura y emocionante que consiguió atraparme con su narración resuelta, que por cierto es en primera persona y además en presente. Otro punto a favor es su cuidada edición. Es de tapa dura con sobrecubierta, y un detalle que me ha encantado, aunque os parezca un poco tonto, es que la tela a la que va cosida los librillos es del mismo amarillo que la serigrafía de la cubierta. El interior es en blanco y negro y cada capítulo abre con una página en negro y el título calado en blanco. Otra cuestión llamativa es que el texto de la primera solapa es una no sinopsis, ya que el texto está tachado. Tiene un diseño muy bonito superado, desde luego, por su contenido.
Es una de esas novelas que no debes perderte si te gustan las historias emocionantes y diferentes, con ese algo especial que te deja huella. Es una lectura más que recomendable para todos los lectores deseosos de intriga.

Y como colofón de la reseña os dejo con las palabras de los autores, que nos han dedicado en exclusiva para el blog unos parrafitos muy interesantes sobre cómo surgió la obra.

Salvador Macip nos habla sobre Colmillos:

Colmillos es una historia que pedía a gritos ser escrita. Sebastià me envió un mail una mañana, después de leer el periódico en un bar, y me contó la historia de una especie de internado para chicos problemáticos que había en el norte de Cataluña, de donde se había escapado uno de los muchachos, que explicaba unas cosas terribles. Me dijo si quería convertirla en una novela y no dudé un segundo. Al principio pensamos en el enfoque clásico de A sangre fría de Truman Capote: una versión casi periodística de los hechos. Pero en seguida vimos que sería mucho más divertido si llevábamos la historia a nuestro terreno y le añadíamos una capa de fantasía lovecraftiana. Así nacieron los salvajes y la doble lucha por la supervivencia de Vicent, por un lado contra sus captores y por otro contra unos “monstruos” que no sabe qué son. Nuestra intención no era acabar haciendo una novela de terror, aunque hay elementos de los libros clásicos de horror gótico, sino algo un poco diferente a lo que leemos habitualmente. Por eso metimos referencias a las películas de serie B, a las de fugas de prisiones y hasta de los westerns donde los protagonistas tienen que defender el fuerte del ataque de los indios. Intentamos sorprender al lector y hacerlo pasar por las mismas experiencias que el protagonista. El resultado fue una novela que acabó ganando un prestigioso premio juvenil, pero siempre hemos creído que podía interesar a todo tipo de lectores que busquen una aventura impredecible.

Sebastià Roig también nos habla sobre Colmillos:

¿Algunas anécdotas del proceso creativo? Cuando leímos la noticia, y vimos las fotos de los protagonistas y del escenario de los hechos… ¡BANG! Se nos ocurrieron al instante algunas escenas que acabaron en los capítulos Uno y Dos. Otras escenas surgieron, en cambio, años después, mientras escribíamos la última versión de la historia. Misterios del universo.
¿Lo más divertido? Planificar la trama. Estuvimos enfrascados unos meses con el argumento, pactando y suponiendo qué podía suceder en cada capítulo. No redactamos ni una línea de la novela hasta que finalizamos esta guía. A la hora de la verdad, nos acabamos alejando de este esquema cuando la narración lo pedía. Pero lo respetamos en lo más esencial. Y sin esta tarea previa, se lo juro, dudo que hubiéramos sido capaces de llegar a buen puerto.
¿Lo más difícil? Podar y decapitar el texto final. Nos cargamos monólogos y alucinaciones del protagonista, descripciones del paisaje y de las criaturas, deshicimos cabos atados y abandonamos diálogos prescindibles. Procuramos quitar hojarasca, en un intento por ofrecer al lector una experiencia similar a las que tuvimos, el siglo pasado, cuando devorábamos las novelitas de bolsillo de Curtis Garland, Ralph Barby o Clark Carrados. ¡Qué tíos! Las abrías y no podías dejar de leerlas. Desde aquí les damos las gracias por tantas horas de diversión.
*En la imagen de izquierda a derecha: Sebastià Roig y Salvador Macip.


El gatito Baldomero dice:

¡Qué heavy!

8 comentarios:

  1. Que buena pinta tiene, me recerda ligeramente a una miniserie de antena 3 "El castigo" Pero el hecho de añadir un bosque tenebroso le da un toque mas atractivo a la novela. Gracias por la recomendación.

    ResponderEliminar
  2. De hecho, Paloma, la serie está basada en los mismo hechos que la novela, pero no tienen nada que ver una con la otra, es simple coincidencia.
    Por ahí tengo alguna que otra película que también trata el tema de este tipo de campamentos, a lo mejor les hago alguna reseña para la sección Susto o muerte porque es un tema bastante interesante.

    ResponderEliminar
  3. Este libro me llamó la atención desde el principio, aunque he de admitir que no pensaba que valiera mucho la pena. Ya van dos reseñas (entre ellas, la tuya :p) muy positivas y cuyos argumentos me han convencido del todo, así que haré caso a mi primera impresión. Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. De mis lecturas veraniegas ha sido la que más me ha gustado. De antemano sabía que iba a gustarme por las reseñas que había ido leyendo, pero la verdad es que me sorpredión bastante. Es una historia sencilla pero muy intensa.

    ResponderEliminar
  5. Hola :)
    Yo no le tengo muchas ganas a este libro aunque me han hablado bien de él.
    Y ya veo que a tí también te ha gustado. Nose nose... Hay tantos libros! xD

    Aquí tienes un nuevo seguidor. Pásate.

    Besitos. Nos leemos.

    ResponderEliminar
  6. oh este libro me encantaria leerlo <3

    ResponderEliminar
  7. No sabía que pensar de este libro, pero tu reseña resulta espectacular (gracias por compartirla) y pues lo que el autor dice sobre su propio escrito es alucinante, resulta terriblemente interesante.

    Un beso grande y mil gracias por la reseña :D

    ResponderEliminar
  8. Tengo ganas de leerlo desde hace tiempo pero siempre hay alguno que se cuela por delante en la lista de compras y nunca llega a mi estantería. Claro que ahora ha pasado al primer puesto gracias a tu reseña XD

    Besotes ^^

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...