20 sept. 2011

Cómo escribir una escena de acción

Hacía bastante tiempo que no trataba ningún tema en EscritorL, y lo cierto es que esta entrada se me ocurrió después de tener una conversación sobre las complicaciones de escribir una escena de acción. Este tipo de escenas suelen ser difíciles de componer ya que suelen exigir un ritmo acelerado y una narrativa adecuada, y no siempre se consigue el efecto dramático que buscamos. Vamos a ver algunos consejos que pueden ayudar a la hora de plantearnos las escenas de acción.


Cuando nos referimos al término acción enseguida se nos viene a la mente una pelea o alguna batalla llena de espadas, caballos y hachas, pero lo cierto es que englobaría mucho más, desde una carrera de coches hasta una escena erótica. Se trata al fin y al cabo de una concatenación de acciones relacionadas entre sí. Vamos a suponer que todos sabemos aplicar una aliteración de verbos, aunque lo que vamos a desgranar es la forma de darle a este tipo de secuencias vida y fluidez para que al lector les resulten más palpable y menos aburrido.


-El estilo narrativo es fundamental en este tipo de descripciones, así que tendréis que cuidarlo al máximo.
Las escenas de acción se caracterizan por mantener un ritmo narrativo rápido. Esto se consigue por medio de frases cortas y directas y párrafos igualmente breves que dan velocidad al texto.

También es recomendable utilizar palabras adecuadas a cada escena. A veces querremos transmitir fuerza, otras veces presteza, agilidad o rapidez, o incluso sensualidad. En este caso es importante elegir bien las palabras que vamos a utilizar para dar más intención y énfasis a la escena.

Hay que tener mucho cuidado con la inserción de elementos descriptivos, su abuso puede frenar o incluso cortar la acción. En mitad de una caída libre por un barranco no nos interesa en absoluto qué aspecto tiene la pared del mismo, a no ser que sea realmente importante y tenga algún interés. Así que cuidado con las descripciones en mitad de una acción, es recomendable que se hagan antes del cambio de ritmo, o si son inevitablemente necesarias hacerlo de forma breve.

-Igualmente imprescindible es la situación de los personajes y la ambientación. Suele suceder que este tipo de escenas las visualizamos muy claramente en nuestra cabeza, algo parecido a una película de cine, pero el lector sólo ve un espacio en blanco hasta que el escritor lo va ocupando con palabras, por esto hay que ser especialmente meticuloso a la hora de situar al personaje en la escena y de explicar cómo se mueve o qué gestos hará. Meticuloso no es sinónimo de recargado, no hay que pasarse en adornos innecesarios ya que muchas veces con una sola frase se puede solucionar un gesto.
Para aderezarlo y hacerlo más interesante podemos incluir sensaciones, ya sean propias del personaje o de ambiente. ¿A qué huele la escena? ¿Cómo es la luz? ¿Cómo se encuentra el personaje, cansado o ansioso? ¿Cuáles son sus motivaciones?
Si se utiliza éste último recurso hay que tener cuidado dónde y cuánto debe ocupar para evitar precisamente un corte innecesario en momentos inoportunos.


En definitiva se trata de intentar huir de los textos almidonados y rígidos donde sólo aparecen enumeraciones. El lenguaje es plástico y si lo dominamos podremos manejarlo a nuestro antojo para conseguir las sensaciones que queremos transmitir.

Hasta aquí los consejos de hoy, como veis ha sido una entrada cortita a la que podéis añadir todo lo que queráis para completarlo. Os recuerdo que para esta sección podéis hacer todas las sugerencias que queráis, tal vez os interese tratar un tema en concreto así que adelante con las propuestas.

18 comentarios:

  1. Estupendas directrices, Laura. Muy sencillas y acertadas. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. me costó mucho cogerles el truco a estas escenas...

    ResponderEliminar
  3. Siempre es bueno que alguien nos recuerde unas pautas, yo la verdad cuando me siento a escribir no pienso mucho en lo que estoy haciendo, y las cosas me van saliendo tal como las veo en la cabeza, luego lógicamente me toca corregir cosas. Gracias por los consejos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Una entrada muy útil! Muchas veces, al cabo de unos meses leo una escena de acción que quise describir y al leerla me doy cuenta de que no era lo que tenía en mi cabeza.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. Un dolor agudo irrumpió de repente, inesperado, terrorífico, agobiante. Detuvo el vehículo con un frenazo en mitad de la carretera.

    Sabía lo que era.

    Estaba solo y recordó lo que tenía que hacer. Inspiró profundo hasta que le dolieron los pulmones y... con todas sus fuerzas tosió con un estruendo que hubiera asustado a un sordo.

    Sintió un poco de alivio.

    Otra oleada de dolor lo dejó casi sin esperanza, miro sus manos: estaba temblando, su cuerpo estaba empapado en un sudor frío que le hacía tiritar a pesar del calor insoportable de aquel día de verano.

    Volvió a inspirar hasta el límite de su capacidad, mantuvo un segundo eterno y de nuevo tosió con todas sus fuerzas. No le quedaba mucho tiempo, unos pocos segundos más y perdería la conciencia.

    Cogió le móvil pero al abrirlo la tercera punzada en su corazón nublo su vista y dejó sin fuerzas su brazo; el aparato telefónico calló al suelo. Supo que estaba perdido, estaba muerto, intentar pedir auxilio sería una acción titánica.

    Como en una pesadilla oscura y mortal, escuchó el chirriar de neumáticos sobre el asfalto y el último latido de su corazón. Su cuerpo rebotó dentro del amasijo de hierros mientras el vehículo se despeñaba por el barranco. Detrás, una explosión y... silencio, eterno silencio.

    No he escrito nunca una escena de acción, no se si esto lo será. De todos modos, muchas gracias por tus consejos.

    Un saludo
    ibso

    ResponderEliminar
  6. ¡Gracias por los consejos! A la hora de escribir lo tendré presente ;3

    Por cierto te sigo, te espero por mi blog cielo ^-^
    Un besazo :)

    ResponderEliminar
  7. Hum, a mí me tocó escribir una para una historia hace unos días. No sé si logré lo que buscaba!! Me vendrían bien consejos sobre cómo ser neutrales a la hora de autocorregirnos.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Estupenda entrada^^
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. gracias por los consejos bonita ^^

    besos!

    ResponderEliminar
  10. Una entrada muy interesante sin duda. Gracias por estas pautas, siempre viene bien el recordarlas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Gracias a vosotros por comentar y compartir impresiones. Y fijáos Ibso nos dejó hasta un ejemplo práctico :)

    Maga, en realidad es muy difícil ser neutral con nuestros propios escritos, se puede conseguir algo de objetividad si dejas reposar unos meses la historia y luego la relees pero en realidad hay aspectos que se nos suelen escapar y hasta que alguien no los menciona no nos damos cuenta.

    ResponderEliminar
  12. Como siempre, genial esta entrada, Laura.A mí me parece muy importante lo de las frases cortas, es algo que incide tanto en el ritmo...

    ResponderEliminar
  13. Es cierto lo que dice Lana, a veces el ritmo de la acción viene marcado también por la longitud de las frases. Si estás leyendo sobre una escena que se supone que es de acción rápida y las frases son eternas y recargadas, no te la crees.

    Una entrada genial, Laura, muy completa pese a que no es muy larga y queda todo claro. No sé cómo andarás de trabajo, pero ¿has pensado hacer un manualito con todas estas entradas y las que vengan? Yo me lo descargaba fijo, las leía todas y me apuntaba al grupo de Adictos para ponerlas en práctica :p Un besote!

    ResponderEliminar
  14. Bueno, pues yo no sé cómo agradecerte los consejos porque las escenas de acción son algo que se me escapa.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Geniales pautas. Para una que empieza, todo suena a chino! pero la ilusión por aprender siempre está ahí. Supongo que luego, a la hora de la verdad, es práctica, práctica y más práctica.
    Te sigo, pero te has planteado presentarle este blog a Amazon? es decir, para que los que tengamos Kindle te podamos seguir desde el ebook. Sería muy cómodo para nosotros!! jejeje!
    Un saludo y nos leemos. Ciao!

    ResponderEliminar
  16. Muchisimas gracias por este texto , en serio, ya que yo estoy planeando un libro que contenga secuencias de accion, y con esto me ayudas un monton , muchisimas gracias.

    ResponderEliminar
  17. Hola Laura, muy buenas tardes, primero que nada quería agradecerte por los consejos, me van a servir de mucho, lo explicaste de una forma muy sencilla y clara, enserio gracias!
    Por otro lado, quería molestarte con unas preguntas:
    ¿Cuando quieres representar la acción, como haces para diferenciar dicho escrito del resto? ¿Utilizas otro tipo de fuente?
    ¿O tal vez algún signo como paréntesis?
    Y si digamos es una escena de guerra, y quieres explicar que el personaje disparo y ese tipo de cosas ¿Es lo mismo?
    Disculpa por tantas preguntas, es que soy nuevo en esto y estoy algo perdido, pero realmente quiero aprender lo mejor que pueda sobre el tema, y como veo que tu ya tienes experiencia, espero no sea una molestia que pudieses darme unos consejos.
    Gracias por tu tiempo, que tengas un buen dia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Andrew.

      Precisamente la gracia de escribir escenas de acción es que no se diferencien del resto, es decir, que deben ir integradas porque son parte de la propia narración. Esto quiere decir que si el personaje dispara, debes tratarlo con el mismo tipo de letra que el resto. Sería algo parecido a un párrafo con una descripción, que en ningún momento se diferencia del resto del texto.

      Cambiar la tipografía o utilizar signos para diferenciar-realtar párrafos se utiliza como recursos cuando hay cambios significativos en el texto, como un salto a pasado, una visión, un sueño, mensajes de texto de un móvil, correos electrónicos... Para aclararte, la mejor forma es analizar las novelas que leas para ver cómo están trabajadas este tipo de escenas.

      Espero haber aclarado tus dudas :P

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...