16 jun. 2011

Para leer: Cartas en el asunto de Terry Pratchett


Otra novela más de Terry Pratchett que pasa por mis manos. No quiero ser pesada ni aburriros con lo mismo cada vez que comente una novela de este autor, al que tantos buenos ratos le debo, así que de entrada podéis imaginar que me ha gustado, que me he reído y que he pasado unas cuantas horas muy agradables leyéndola. Cartas en el asunto, o Going Postal en su título original, es la 33ª novela del Mundodisco (o eso creo, porque son tantas que es fácil perderles la cuenta). Aunque se desarrolle en este mundo plano que viaja por el espacio a lomos de cuatro elefantes gigantes, que a su vez se aposentan sobre la concha de una gran tortuga, es totalmente independiente de cualquiera de sus sagas y se puede leer sin necesidad de haber leído sobre este mundo tan extraordinario previamente.

Si soy totalmente sincera, esta historia me ha dejado un regustillo extraño, y esto se debe a que poco tiene que ver con mi imagen mental del Mundodisco. Para mí el Mundodisco, además de que está repletito de personajes de lo más pintorescos, siempre lo he contemplado como un escenario del Medievo con unos toques de otras épocas algo más modernas. Se da el caso de que esta novela gira en torno a un invento (humano, que no mágico) que hasta ahora no había aparecido. Se trata de las torres de clacks, o torres de señales, que tienen un tremendo parecido a los sistemas modernos que utilizamos para comunicarnos, ya sea internet o telefonía… Esto me descolocó la idea, mi idea, del escenario del Mundodisco, por lo que muchas veces tenía la sensación de que estaba en una AnkMorpork distinta o más moderna, aunque realmente es contemporánea a las demás novelas porque aparecen muchos de los personajes que ya conocemos de sobra.

La historia es una firme crítica al monopolio y la especulación de las grandes compañías de comunicación, y un enardecimiento del tradicional sistema de correos, que a pesar de lo que digan se sigue utilizando, y mucho, aunque en esta era informática poca gente escribe cartas.
La oficina de correos de AnkMorpork lleva años cerrada, es un antro moribundo donde las cartas se han ido acumulando durante mucho tiempo. Ahora, el Patricio se ha propuesto darle un nuevo aire y para esto “ofrece” el puesto a un artista de la estafa, condenado a muerte. De hecho le ahorcan, pero misteriosamente la soga no estaba tan apretada como debía y resucita para comprobar que realmente la única opción que tiene para seguir respirando es hacerse cargo de la dirección de la oficina. Podría haber escapado y volver a su vida de delincuente, diréis, pero esta cuestión no es tan fácil cuando un gólem de unos dos metros de alto tiene como misión perseguirte y vigilar que no te muevas del sitio, algo realmente incómodo si se me permite decirlo.
Húmedo Von Mustachen, que así se llama nuestro protagonista, ahora director de la oficina de correos, hará lo imposible por levantar el negocio. “Tendría que desafiar el sol, la lluvia, la nieve, los perros, los trolls con palos, las enormes cosas verdes con dientes y tantos otros obstáculos en la ruta de un cartero”. Aunque su principal competencia son las torres de comunicación y su equipo directivo.

En cuanto a la edición, es taaan mona. La contraportada simula un paquete postal, con sus sellitos y todo, y dentro la contracubierta está decorada con los sellos de AnkMorpork. Me llamó la atención que esté dividida en capítulos, algo que Terry no solía hacer en sus antiguas novelas y que por ello fue criticado. Tal vez por eso se ha cebado de tal manera que cada capítulo no tiene un solo título sino que puede tener hasta 9 o 10 títulos diferentes, además de apropiados (para que luego digan).

Leed a Terry, no os arrepentiréis.

9 comentarios:

  1. me encantan los libros de ese hombre!

    ResponderEliminar
  2. tengo pendiente a este autor :P

    un beso!

    ResponderEliminar
  3. Pronto... pronto le hincaré el diente...

    PD: ¿Deduzco por el comienzo de tu exposición que no has leído La Verdad? Muy, muy, muy recomendable. :D

    ResponderEliminar
  4. Me hubiese gustado que dejasen el título original, pero bueno =)
    Tengo unas ganas tremendas de leerlo, me encanta el autor.

    Besotess

    ResponderEliminar
  5. ¿Qué voy a decir? Que ya estoy tardando en leérmelo :p

    ResponderEliminar
  6. ¿Y quién no caería rendido ante los encantos de las novelas de Terry? Así que a los que no hayan leído ninguna que se animen.

    Francisco, no he leído todavía la verdad, pero lo haré ;)

    ResponderEliminar
  7. Estos carnavales me disfracé de Susan Sto Helit y nadie sabía de qué narices les estaba hablando... No he leído Going Postal, pero he visto la película (una película dividida en dos partes que grabaron para la televisión inglesa, como hicieron con las anteriores) y no tiene desperdicio. No sé como será la novela, pero según la película creo que es una de las historias con las que más disfruté. Ahora creo que me tocará incarle el diente a las letras antes de que mi amiga pratcheriana empiece con su persecución prolectura jejeje

    Un besote ^^

    ResponderEliminar
  8. Veritas yo lo que no he visto es la película, pero ahora que me la recordaste la pienso buscar, a ver si doy con ella. Las otras sí que las he visto y me gustaron bastante.

    ResponderEliminar
  9. Sin querer ser tikismikis (que lo estoy siendo aunque diga que no :p) los clacs aparecieron en novelas anteriores. La que más claro tengo es en Regimiento Monstruoso donde ideaban un sistema de compresión para el envío de imágenes y también en una de las novelas de La Guardia, Vimes hace uso del invento para mandar señales a los distintos puestos de la guardia (e incluso diría que Vimes se llega a refugiar en una mientras estaba en Überwald, pero ahí ya estoy tirando mucho de memoria).

    Si todavía no has visto la película, te la recomiendo encarecidamente. Es algo distinta al libro pero el elenco de actores, la escenografía, la música... está a la altura del libro (y decir algo así de una película y de un libro de Terry Pratchett es decir mucho).

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...