9 may. 2011

Para leer: Septimus de Angie Sage


Antes de que esta historia caiga en el saco del olvido, más me vale ir haciendo la reseña porque de aquí a poco es posible que no recuerde ni de qué iba. Como os podéis imaginar no es un libro que me haya calado (aunque confieso que hasta las novelas que más me gustan se me suelen olvidar, así que es cosa mía, no de que sea mejor o peor la historia). Mmmm, ¿por dónde iba? Ah, sí, Septimus, una novela de Angie Sage, primera entrega de una saga de varios libros (y realmente no sé si se habrán editado todos en España). Algo bueno de esta novela, y de agradecer, es que aunque se trate de una saga la primera parte no te deja a medias. El primer libro podría considerarse conclusivo, si bien queda abierto a su continuación ya que tanto los personajes, como el mundo mágico que nos describe la autora, puede dar mucho de sí. Por mi parte no creo que lea la segunda entrega a menos que alguien me la preste o me la encuentre en la biblioteca.

Septimus es una novela juvenil dirigida a los más jóvenes. Me resultó entretenida, bastante previsible desde el primer momento, por otro lado, pero siempre hay que tener en cuenta al público objetivo de un libro para valorarlo. La magia rebosa de entre las páginas, su autora nos desarrolla un mundo donde los magos son algo cotidiano y la magia está a la orden del día. Es una extraña mezcla medieval donde confluyen otro tipo de elementos más propios de la revolución industrial, como armas o máquinas.  Reconozco que este tipo de mundos no son muy de mi agrado porque, a menos que estén bien perfilados, siempre me resultan artificiales y forzados.

La historia comienza como otras muchas, con un bebé abandonado a su suerte en el bosque en pleno invierno y un mago que lo encuentra para adoptarlo más tarde y así sustituir al hijo recién nacido que acaba de morir en circunstancias sospechosas. Un niño que además es el séptimo hijo del susodicho mago, el señor Heap.
En la familia Heap todos son magos, desde el primer al último niño del matrimonio, y todos comparten los ojos verdes característicos de los magos. Todos menos la preciosa niña que Heap encontró en el bosque abandonada, y que no por ser distinta la quieren menos que al resto. Después de 9 años las cosas empiezan a torcerse y la familia tendrá que abandonar su hogar, ya que alguien tiene un especial interés en encontrar a la niña para liquidarla. La Maga Extraordinaria les acompañará en la huída y durante el viaje se toparán con multitud de peligros y otros tanto seres extraños y mágicos, como el bogart del pantano o la rata de correos (personaje que me gustó especialmente, yo creo que es porque tiene un aire al Mundodisco).

Es una novela muy fácil de leer, recomendable para los más jovencitos amantes de la magia. Además la edición es muy bonita y cuenta con ilustraciones en cada inicio de capítulo. Lo malo de las ilustraciones es que al ser tantos capítulos, 49 en total, se repiten.

5 comentarios:

  1. Yo esta novela la leí hace pfffff pues por lo menos 5 años! Que yo recuerde salió en el 2005 y yo la leería en el 2006. Me acuerdo que me la pillé por círculo de lectores xD y tengo los dos siguientes y tambien me gustaron mucho :) además que tienen unas portadas preciosas :)
    Me ha gustado ver tu reseña :)
    un besazo!!

    ResponderEliminar
  2. Me llama la atención la trama, pese a la falta de originalidad. Lo apunto, por si me lo topo algún día. Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Pues aunque no sea una trama muy especial, la verdad es que llama la atención bastante =)

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que aunque parezca poco original el libro está bastante entretenido, además se lee muy fácilmente así que no lleva mucho tiempo terminarlo. Por echar el ratillo que no quede :P

    ResponderEliminar
  5. Muy de acuerdo en lo de la rata de correos, jajajaj. La verdad es que el libro tiene esos puntos, aunque no sea nada del otro mundo. ¡En fin!

    Un besote,

    Lana.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...