15 feb. 2011

Y como herencia, hijos míos, os dejo El Gran Hermano


Últimamente parece que la expresión “fuga de cerebros” esté a la orden del día. Empieza a ser preocupante, de hecho, que la gran mayoría de gente con preparación o con alguna especialidad tenga que verse obligada a salir de España para tener un futuro mejor que un triste puesto en un restaurante de comida rápida (y a veces ni eso). Dejaré de lado a los científicos, investigadores o ingenieros técnicos porque este post no va sobre eso, este post es una firme protesta sobre la MEGA CRISIS CULTURAL que sufrimos en este país.

Estoy cansada de escuchar a los propios autores y artistas; ilustradores, dibujantes y guionistas de cómics, animadores 2D y 3D, artistas plásticos, escultores, actores, directores de cine, guionistas de series de tv, técnicos, y un largo etcétera que se haría eterno, en resumidas cuentas todos esos profesionales que dedican su vida a la cultura, que la única forma de vivir de esto es yéndote a países como Francia, Inglaterra o Alemania. El problema es tremendo, no sólo por el hecho de que los jóvenes con ideas frescas tengan que marcharse de su país para tener una oportunidad, sino por el futuro de nuestra propia cultura.

Que levante la mano al que le guste el cine español. —Oye tú, el que levantó la mano, las pelis de Marisol o Paco Martínez Soria no cuentan. Ah… ya decía yo…

El cine español actual, y disculpen la expresión, es una mierda pinchada en un palo, a excepción de algunos títulos que son auténticas genialidades, pero qué casualidad, se hacen fuera de España (con presupuesto español en ocasiones, sí, pero muy lejos del culo de Europa). Bueno, y por qué sucederá esto, me pregunto… ¿Es que no hay buenos actores? ¿Es que no existen guionistas con ideas originales o simplemente distintas? ¿Es que acaso no tenemos buenos directores? El cine español apesta a rancio, ese el gran problema, y podría extrapolarse a muchas otras disciplinas como la música o la literatura.
 
En España si hay algo que sobra es mucho arte. De modo que si hay chavales que recién salidos de la escuela de cine son capaces de hacer cortos originales y maravillosos con el triste presupuesto de los ahorros de sus cerditos, qué no serían capaces de hacer con un presupuesto aceptable y una buena oportunidad. Pero no hay oportunidades porque en España a menos que hables sobre la postguerra, sobre mujeres maltratadas o niñatos drogándose y follando como locos, nadie te escucha ni te apoya.
Como consecuencia, estas pequeñas mentes creativas se marchan del país en busca de esa oportunidad que aquí se les niega.

Pero hablemos de literatura, que me atañe directamente, igual que a muchos de ustedes. De igual manera me pregunto si será que en España no hay buenos escritores, porque viendo el mercado se diría que la mayoría deben estar en el saco de la mediocridad y no son suficientemente buenos como para ocupar un hueco en las mejores estanterías de las librerías (salvo excepciones más que consagradas con las que no vamos a contar en este momento).

Sucede que en este tipo de mercado el márquetin es imprescindible (como en todo hoy día). Es curioso cuando lanzan una nueva novela de un autor extranjero, de más o menos éxito, la forma en que nos bombardean hasta que un buen día decides que tienes que leerla, porque ya que todo el mundo habla de esa novela seguramente sea la mejor obra de todos los tiempos. Cuando por fin te decides a unirte a las masas resulta que a susodicho libro le sobra todo menos esa bonita cubierta tan llamativa y espectacular.

Señores editores, no me dirán que con la cantidad de manuscritos de autores españoles que llegarán a sus buzones cada día no hay nada mejor que esa literatura de guerrilla extranjera. Así sucede, que por la falta de oportunidades, y a pesar de que hay escritores con talento en este país, jamás podremos competir con semejante bombardeo. Incluso muchos de nuestros autores ni siquiera llegarán a ver publicada su obra, es tremendamente triste, y por consiguiente los lectores nos quedaremos sin poder disfrutar de ella, lo que es doblemente triste.

Tal vez la solución sea un CAMBIO radical en el mercado y en la política editorial. Tal vez si ustedes, señores editores, volcasen todo ese esfuerzo que dedican a la promoción de material extranjero lo invirtiesen en los autores patrios, nosotros podríamos vivir de lo que escribimos y contribuir a NUESTRA cultura. Porque qué sucedería si todos estos brillantes escritores españoles se marchasen a otros países para poder editar sus novelas (como sucede en el cine o en la música). Si estos autores triunfan fuera qué harán ustedes luego, señores editores, ¿importarlos a España? No sé si seré la única que lo piensa pero ¿no os parece ridículo?

Pues es lo que acabará pasando tarde o temprano. Nuestras mentes más creativas se marchan y dentro de unos años lo que tendrán nuestros hijos y nietos como herencia cultural serán los toros, el flamencuni y El Gran Hermano.

Que viva España y olé.

*La imagen de cabecera ha sido extraída de internet. Su autor, PAT.

10 comentarios:

  1. Te planteas lo mismo que yo. Muchos editores prefieren el producto de fuera, no porque sea mejor que el de aquí, sino porque ya viene pulido y los gastos son menos. El mundo editorial es un negocio, no podemos olvidar eso. Lo que quieren son novelas pulidas a las que se les tenga que meter muy poco las tijeras.
    También es cierto que hasta hace pocos años en España había muy poca tradición de literatura juvenil fantástica, por lo que los anglosajones nos sacan muchos años de ventaja. Es una pena, pero es así.

    ResponderEliminar
  2. Es una pena que por culpa del deseo de engordar las arcas se estén dejando de lado a tantos buenos artistas. Lo más grave es que el problema no sólo afecta a la literatura, sino a toda la cultura en general. Sólo hay que preguntarse qué música exportamos fuera o recordar el desastre de los pasados Orcar, que la candidata expañola no pasó de las primeras cribas. Y encima se quejan de que Soraya quedase tan mal en Eurovisón ¡¡Si es que se lo buscan ellos!!
    Esto es un desastre...

    ResponderEliminar
  3. ah laura! que decir que mi querido pais Colombia??? A qui no les interesa la cultura lo mas minimo, ni la musica ni la literatura... sobra decir que todo se piratea de lo lindo Y___Y

    besos!

    ResponderEliminar
  4. Liz, ese problema es bastante peor que el que tenemos aquí, aunque como sigan así las cosas dentro de poco las nuevas generaciones no sabrán ni lo que es leer un buen libro.

    ResponderEliminar
  5. OLÉ, OLÉ Y OLÉ...

    Podrías harbelo dicho más alto pero no más claro.

    Yo, aun que no nací aqui, soy de madre y abuelos españoles, y este es mi país desde que tengo uso de la razón, y es duro, muy duro, ver como si deja a un lado lo que hay en su propia tierra por lo que está al otro lado del charco.

    Vergonzoso y penoso es, y eso lo digo por experiencia propia, ver blogs con historias tan buenas y plumas maravillosas, que luego reciben solo portazos a la hora de publicar.
    Mi caso, en concreto, no dista mucho de todo eso.

    Hace poco recibí un par de "nos". Uno de ellos, muy amable, dado que además, la persona responsable me dio más de un concejo y todo eso, pero el otro, fue una suma de deshechos hacia la cultura española, para luego, publicar al poco una novela (sin necesidad de decir nombre ni autores) de un escritos ingles con el mismo enfoque. (ojo, las reseñas de dicha novela la dejan por el suelo).

    Lo que intento decir es que, cada palabra tuya es cierta.

    Una pena, pero espero y tengo fé que las cosas cambiaran... eso espero...

    kissess

    ResponderEliminar
  6. Tenéis toda la razón del mundo y es un tema que me indigna profundamente... solo decir que actualmente soy enfermera, porque si lo que quiero es vivir, no me queda otra que buscar un trabajo por el que paguen hoy en día... y para lo que pasé años preparándome y que siempre me ha gustado... el arte, mis pinturas, dibujos, y escritos, son ahora mi hobby por no excluirlo totalmente de mi vida. Pero vamos, que no le dedico ni la cuarta parte del tiempo que le dedicaba antes... no todo lo que me gustaría.

    >-<

    Con esto no quiero decir, que la enfermería no me guste... cuidar de los demás es para mí el trabajo más humano que existe.

    Pero las personas somos seres que se expresan con su cultura y con su arte... así que, para mí es vital expresar lo que siento en cada momento de alguna manera que los que me rodean, al menos, puedan apreciar.

    En fin, espero algún día sentirme completamente realizada.

    ResponderEliminar
  7. Karol es que se deja de lado la calidad literaria por el sólo hecho de que en portada aparezca un nombre extrangero. ¡Es terrible!

    Amarie, a mi me sucede lo mismo, mis facturas y letras no se pagan con mis ilustraciones o mis libros así que me tengo que buscar la vida como sea. Es una pena porque nos estamos perdiendo muchos buenos artistas que se merecerían un hueco en los libros de texto.

    ResponderEliminar
  8. Pues no entiendo por qué, porque según tengo entendido una de las cosas más caras es la traducción, y hay gente española con muy buenas ideas en la literatura, como tú...

    ResponderEliminar
  9. Lana yo tampoco llego a entenderlo, porque no me creo que todas las propuestas patrias que llegan a las editoriales no merezcan ni siquiera un poquito de atención. Hasta que no se cambie el chip de que lo de fuera vende más esto seguirá como siempre, y lo peor es que los que perdemos somos los lectores que no tenemos acceso a tantas buenas historias, y diferentes, que se escriben en España.

    Y gracias por le cumplido, ya será menos jajaja.

    ResponderEliminar
  10. Acabo de caer en esta entrada por casualidad, porque mira que llego tarde... Pero no me aguanto sin comentar y unirme a tus palabras. Yo no podría expresar mejor lo que pienso, lo que nos cuentas no es nada más y nada menos que la VERDAD.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...