13 feb. 2011

Crónica de la I Jornada del Terror

Cómo pasan los días, ya pasó el 12 de febrero y la visita de El juego de Claudia a Sanlúcar de Barrameda. No podía ser menos así que os traigo la crónica del pasado sábado y algunas fotillos del evento. Para variar mi cámara sigue haciendo de las suyas, así que tendréis que disculpar al pobre cascajo y la calidad de las imágenes (en agosto es mi cumple, lo digo por si alguien quiere tener un detalle ya sabe algo que me hace falta jubilar, mi cámara de fotos -oye que lo mismo cuela, ¿no?, tendré que intentarlo-).

El viaje fue ameno y no tardamos demasiado en llegar, alrededor de hora y algo. Pensaba que estaba más lejos, lo malo fue encontrar el sitio una vez llegamos al pueblo. Mensaje para el ayuntamiento de Sanlúcar: a algunas calles les faltan los carteles, ¡¡¡vaya lío!!! Menos mal que llevaba GPS, que se llama Mari (es una persona, no se trata de que vaya bautizando a los cacharros electrónicos). Menos mal que me acompañaba mi copilota porque yo sola no habría sido capaz de llegar al sitio, que me conozco y tengo menos orientación que una brújula de piedra. Pero llegamos, y por cierto el lugar donde se organizaba el evento me encantó, es una construcción preciosa a la que hice algunas fotos para enseñárosla.



Como llegué temprano (que me gusta ser puntual, aunque a veces me paso y llego una hora antes), me fui a tomarme una cervecita a una plaza que había cerca. Después de un rato llegaron un grupo de zombis y me recordó mucho a la noche del terror de mi pueblo.

Después ya dieron casi las cinco, así que volvimos a subir la cuesta (muy empinada, por cierto), y con la lengüecilla fuera volví al lugar de las jornadas. Antes de la presentación de Claudia pasamos un ratito muy divertido porque hicieron un concurso en el que sorteaban varios libros y que consistía en que los participantes tenían que contar cómo saldrían de una supuesta situación con zombis (cada una diferente claro, y propuesta por los presentadores). Al final también me animé a participar, me lo pusieron difícil, y al final decidí que lo mejor era tirarme por un puente (cosa que no me hacía gracia porque es un puente muy alto y además el agua está asquerosilla). Pero no me tocó el premio ¡Oooooh!


Ya que estaba en el escenario me quedé y comenzó la entrevista. Fue cortita pero más que suficiente para que el público conociese la novela y un poco de lo que hago y de mi estilo.


¡Ah, por cierto! El público era un poco extraño, y para que veáis que no es mentira os dejo una imagen.


¿A que da grima?

Una de las anécdotas fue que me reencontré con una antigua compañera de la facultad, Virginia, y que me hizo mucha ilusión volver a verla después de tantos años.

En resumen, que me lo pasé muy bien, fue un día estupendo, entretenido y además ¡¡me regalaron bombones los de la organización!! Qué ilusión me hizo, es la primera vez que me regalan bombones, en serio.


Por todo esto, por invitarme a estar con ellos, y por un día tan divertido les doy las gracias a los organizadores de la I Jornada del Terror, y espero que sea la primera de muchas.

4 comentarios:

  1. Mu hubiera encantado estar alli... pero por ciertas razones no pude hacerlo.

    Me alegro mucho de que lo pasaras bien Laura, y por cierto la gente como dices muy acorde con el evento y el sition.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Qué lástima no haber estado, me alegro q ue lo pasaras bien. Gracias por la crónica!

    ResponderEliminar
  3. Qué pasada esas jornadas!! No me puedo creer q nunca te hubieran regalado bombones!

    ResponderEliminar
  4. Kin no veas la grimilla que daba la niña de la foto, que bien actuaba la joia.

    Eomoi, gracias a ti por comentar ^^

    Herzeleid, tan cierto como que nunca me han regalado flores tampoco. Al menos que yo recuerde.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...