4 mar. 2014

Para leer: Los turistas, de Rui Díaz y Ana Sender


Vivir en el orfanato es vivir inmerso en la monotonía porque hay horarios que hay que respetar a rajatabla, así y todo es una vida apacible de la que nadie se queja. Pero las cosas van a cambiar cuando los adultos empiecen a desaparecer, hasta que un día, al llegar el invierno con sus tormentas y ventiscas, los huerfanitos se quedan solos con el tutor sustituto, al que llaman El Monstruo.

Los turistas es una novela corta, narrada a través de un protagonista que relata los misteriosos hechos que se van sucediendo en un orfanato de no se sabe dónde. Al principio los niños ni siquiera darán importancia a la desaparición del director y demás profesores, pero cuando empiezan a desaparecer cosas tan inverosímiles como una barriga o una oreja, empiezan a preocuparse. ¿Y quién es el culpable? Es posible que sea El Monstruo, o al menos un poco majara sí que está, con esa obsesión suya por la limpieza… Quizás de tanto frotar es como consigue borrar las cosas que van desapareciendo.

Medio real, medio ficción, esta historia cabalga entre lo onírico y ese toque sombrío y decadente de la propia realidad. Entre tanto misterio, la narración se enriquece con breves fábulas que, pese a parecer simples cuentos para antes de dormir, tienen mucho que ver con la historia e incluso influyen en los protagonistas. Todo ello enmarcado por una excelente ambientación, triste y lúgubre, que se apoya en las acertadas ilustraciones de Ana Sender. Mi única pega, y que conste que esto es cuestión de gustos personales, es ese giro inesperado del final (pese a estar muy bien integrado). A menos que sean absolutamente sorprendentes, nunca me han gustado los finales tan efectistas, y no digo más para no espoilear.

Por otro lado es un libro muy cuidado; tanto en su edición como en la corrección, ya que últimamente pocos libros se salvan de estar plagados de erratas. No es el caso de Los turistas, donde se palpa el mimo que esta joven editorial independiente, El verano del cohete, ha puesto en su edición. Los Turistas es un libro muy recomendable, y El verano del cohete una editorial a la que no hay que perder la pista.

El gatito Baldomero dice:
Está entretenida.

3 comentarios:

  1. Qué pinta! La ambientación para una historia así me parece inmejorable.

    Alumnos y profesores un tanto extraños. A mí esos tintes me han recordado un poco a aquellas "Pesadillas" de R.L. Stine que devoraba yo en mis tiempos mozos xDD Señor Batracio, creo recordar, y compañía :P

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. La historia tiene un misterio atrayente y curioso. Lo pensaré.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Parece un libro genial!

    Mientras leía tu reseña iba pensando "Madre mía, si lo hubiese pillado a mis hermosos 12 años". Por aquele ntonces devoraba como una loca todas las entregas de "Pesadilas", "Fantasville" y demás historias teñidas de terror y diversión por todos los poros.

    Hace tiempo estaba buscando alguna novela que me recordase esas sensaciones y esta tiene todas las papeletas, así que a mi lista VIP que va ;)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...