18 jun. 2012

Cuando los escritores se ponen histéricos


―¡¿Pero qué pasa?! ¡¡No veo!! ¡¡Está todo lleno de humo y me estoy asfixiando!! ¡¡Se me quema!! ¡¡¡¡Se me quema!!!! ―exclamó Jacinto mientras se hacía el desayuno. ¡¡¡Se le estaba quemando la tostada!!!

Después de esta escena matutina propia de un demente psicótico, vamos a hablar sobre los signos de exclamación, esos palitos con un punto encima que al principio de las frases están de pie y al final aparecen boca abajo.

El nombre con el que se les conoce ya nos da pistas sobre su uso. Los signos de exclamación se utilizan para dar énfasis a las oraciones y cuando los encontramos en un diálogo nos vienen a comunicar sorpresa o que el personaje que habla lo hace en un tono más alto de lo normal. Es bastante común abusar de las exclamaciones en los diálogos porque a veces pensamos que en las escenas más críticas y de tensión cuantos más haya más se implicará el lector en la acción, pero nada más lejos. He llegado a leer textos minados de “palitos exclamativos”, tantos “palitos” que en conjunto se asemejaba más a un sembrado de maíz que a la página de una novela: ¡¡¡¡¡¡¡¡…!!!!!!!! (he aquí un ejemplo de campo maduro listo para la colecta). Es una sensación más agobiante que emocionante y realmente entorpece la lectura. También hay textos en los que se utilizan dentro del discurso del narrador, cuestión que si nos parasemos a meditar nos daríamos cuenta de que en la mayoría de los casos son totalmente innecesarios. Imaginad una voz en off en una película narrando una escena. Ahora imaginaos esa misma voz en off gritando todo el rato, sería muy molesto, ¿verdad? ¿Entonces por qué el narrador de una novela iba a ser diferente? Los signos de exclamación deben utilizarse de forma limitada y solamente cuando sean realmente necesarios, y a ser posible solo un par por oración: “¡Qué me aspen, encontré una barrita de chocolate!”, transmite lo mismo que: “¡¡¡¡Que me aspen, encontré una barrita de chocolate!!!!”, del mismo modo que una oración interrogativa no es más inquisitiva por llevar más signos de interrogación en los extremos.

Ni que decir tiene que cuando escribimos en español los signos de interrogación o exclamación abren y cierran la frase, no solamente están al final. Este modo de puntuar es un tremendo error en el que algunos caen por el vicio de escribir mal en sms, en redes sociales o en chats. Recordad, ¡no estamos escribiendo en inglés!

Como ejercicio de reflexión os sugiero la relectura de algún texto que hayáis escrito con anterioridad para analizarlo y valorar si realmente las exclamaciones que incluye son necesarias.

Y hasta aquí el Escritor L de hoy, espero que la entrada, aunque cortita, os haya resultado interesante.

19 comentarios:

  1. Muy interesante diría yo. No suelo abusar de ellos, pero está muy bien tenerlo en cuenta, porque puede ser un recurso goloso, a la vez que molesto para el lector (me ha encantado lo del campo de trigo jejeje). Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco soy mucho de exclamaciones pero a veces cuando releo me doy cuenta de que he exagerado algunas frases. ¡¡¡Borrar, borrar!!! XD

      Eliminar
  2. Me ha gustado la entrada, aunque yo tengo el mal vicio de utilizarlos así, muchos y seguidos... como loca. Me parece a mí que aportan más mi emoción, pero claro, en un libro no me gusta tanto, a lo mejor debería corregirmelo, en cuanto a ponerlos delante y detrás, es verdad que estamos muy dejados... una buena llamada a la autoreflexión. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si a ti misma te molesta leerlo en una novela tendrás que plantearte hacer recortes de "palitos de exclamación" en tus textos jajaja. La crisis afecta a todo XD

      Eliminar
  3. Muy buena entrada!Yo peco de usarlos poco cuando escribo y de usar mucho los signos de puntuación...
    En los comentarios del blog nunca uso la exclamación inicial pero no porque se me olvide, sino por comodidad y rapidez a la hora de comentar xDD
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo intento poner siempre los dos pero sí que hay veces que por prisas comento sólo con la que cierra.

      Eliminar
  4. Lo de saltarme la primera exclamacion/interrogacion es algo que suelo hacer al chatear o escribir comentarios (como Lesincele, por comodidad) pero nunca cuando escribo algo serio. Lo de las exclamaciones excesivas me pone de los nervios, me encanta que le hayas dedicado este articulo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que un texto con tantas exclamaciones resulta desquiciante. Hay que economizar jeje.

      Eliminar
  5. Siempre que se habla de signos de exclamación recuerdo las cartas que se recibían en "Mascarada" de Terry Pratchett y esa reflexión de que hay que estar muy loco para escribir cinco signos de exclamación seguidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buen ejemplo, el Maestro siempre tiene razón en todo. Me acuerdo que me reí de lo lindo con esa novela, por cierto ahora estoy con Regimiento monstruoso, wiiiiii qué enganche.

      Eliminar
  6. +1 totalmente a esta entrada xD . Por no hablar del uso abusivo de "palitos", unido al de mayúsculas... Porque está claro que, así, ¡¡¡¡¡CHILLAMOS MÁS!!!!!

    X_X·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las mayúsculas es otro caso, lo iba a añadir en el post pero al final me arrepentí por no desvariar ya mucho sobre el tema XD

      De momento al único que le funciona lo de las mayúsculas es a Terry Pratchett con la Muerte. Este personaje cada vez que habla lo hace en mayúsculas. No tiene desperdicio este autor.

      Eliminar
  7. ¡Muy cierto! Hablando con sinceridad, me jode de una manera soberana el ver una frase acompañada de tantos palitos -y por cierto que no se me había ocurrido la metáfora del sembrado de maíz jaja xD-. Le da un efecto... no se, irreal, poco convincente. Una exclamación de adoración por el chocolate encontrado puede transformarse en el grito de guerra de un psicópata. En fin... me gustó la entrada. Un saludo. c:

    ResponderEliminar
  8. yo la usaria una sola vez si es un grito: ¡OLÉ! si es algo mas exagerado o con mas potencia usaria dos: ¡¡NOOO!!

    ResponderEliminar
  9. Es que creen que lo que se usa en las redes sociales es ley...

    ResponderEliminar
  10. Yo intento evitar abusar de ellos, pero muchas veces se me escapan. En mi caso es influencia de los cómics que me hartaba a leer de pequeño. Recuerdo que mi profesor de Lengua y Literatura me quitaba un punto en las redacciones cuando veía algo así. Al final conseguí corregirlo, al menos en parte xD

    Yo también considero importante escribir lo más correctamente posible. Por lo menos cuando no estamos en un chat ni escribiendo un sms, es lo mínimo ;)

    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  11. Me gusta mucho esta sección: aprendes cosas que no sabías o te recuerda cosas que creías olvidadas ;) Un beso

    ResponderEliminar
  12. Gracias por tus consejos, a todos nos viene bien fijarnos mucho más en estos detalles para hacer de nuestra escritura una narración lo más pulcra posible.

    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...