7 mar. 2011

Colaboración especial: Reseña de Héroe al Cuadrado por Marc Spector

Marc Spector, nuestro nuevo colaborador en Léoen, le ha cogido el gustillo a esto de reseñar así que preveó que aparecerá por aquí de vez en cuando. Por si no lo habíais notado es un poco tímido, a ver si va venciendo su pánico escénico y se deja leer de vez en cuando.

En esta ocasión nos trae una historia sobre un héroe que, tras viajar a otra realidad alternativa, descubrirá que está repe cual cromo de Pikachu (resumiendolo a lo bruto, claro está). Mejor será que leáis la reseña, la historia, desde luego se ve basntante divertida, a ver qué opináis vosotros.

****

Héroe al Cuadrado -1- de Keith Giffen, DeMatteis y Joe Abraham.

Los artífices de convertir a la JLA en un cómic de cachondeo puro y duro, y capaces de convertir al Detective Marciano en un adicto a las galletas Oreo, nos traen esta obra, que tiene algunas similitudes con aquella época, especialmente en lo cómico y el “buen rollo”.


Héroe al Cuadrado nos presenta la historia del Capitán Valor, una especie de Superman que ve cómo su universo está siendo destruido por una villana llamada Calígine. Tras una cruel batalla, el Capitán Valor viaja a otra realidad paralela. En esa otra realidad el propio Capitán Valor es un tipejo llamado Milo, un cineasta algo acabado y gandul, que rechaza ofertas de trabajo por no traicionar a sus principios (y que tiene planeado un documental sobre su tío el basurero). Además tiene una encantadora novia que hasta él mismo se pregunta qué demonios hace saliendo con un fracasado.
Como era de esperar los dos personajes se encuentran y tras una conversación llena de situaciones cómicas y algo ridículas, el Capitán Valor avisa a Milo de que Calígine vendrá a por él, y nos da a entender que Calígine quiere vengarse de algo que éste le hizo. Su plan es destruir una a una a todas las versiones alternativas del héroe viajando por otras realidades alternativas.
Los dos protagonistas no tardan en ser atacados por el ejercito de Calígine, comandados por su ayudante, el lameculos Sloat. Poco después Milo descubre que la versión de la villana en su realidad es Stephie, su encantadora novia.


El cómic no pasará a la historia por su brillantez pero es muy entretenido, nada serio, con muchas situaciones cómicas y deja con ganas de seguir leyendo. Se guía mucho por el dialogo (algo difícil de ver en los tiempos que corren), y la mayoría son muy buenos. Está lejos de llegar a la calidad que alcanzaron los dos autores en la JLA/JLI/JLE pero aun así se pasa un buen rato.
El apartado gráfico no destaca pero cumple con creces con su cometido, me recuerda mucho al Invencible de Robert Kirkman.

Lo mejor:
es muy entretenido, y es una gran posibilidad de volver a ver a estos dos autores juntos.
Tambien destacar al lameculos de Sloat y los diálogos entre los dos protagonistas.
 
Lo peor: no es un comic memorable, tampoco lo pretende.

*Una reseña de Marc Spector.

1 comentario:

  1. pues me ha picado la curiosidad con esta reseña, me lo pillo en cuanto pueda!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...