29 jul. 2010

Mi nuevo trauma

Últimamente ando un poco desbordada de trabajo. Supongo que habréis notado que las publicaciones no son diarias, y que además no me paseo como solía hacerlo por vuestros blogs :(
Es terríble lo sé, pero hasta que no inventen los días de 48 horas no daré a basto para todo, así que tendréis que disculparme si no me veis el pelo en una temporada.
Había pensado incluso cerrar por vacaciones, que realmente me hacen falta, pero luego he pensado que no seré capaz de olvidarme del blog y no publicar, así que para qué XD

En realidad esta entrada no es para daros la brasa con mi estresante vida, en realidad es para contaros el terrible accidente del martes pasado. Ya tengo un nuevo trauma para mi colección ¡_¡ ains... Hoy os contaré (aunque con retraso) la historia de los pajaritos suicidas.


Viereis, no recuerdo exactamente cuántos años de carnet de conducir tengo en mi haber. Tampoco estoy por la labor de averiguarlo, lo cierto es que no me importa. Lo que sí os diré es que son unos cuantos, tanto que la L que llevaba al principio se ha corroído por el óxido y ahora es tamaño tarjeta de visita. El caso es que después de todos estos años puedo presumir de tener un expediente impoluto como conductora, ni una multa (ni siquiera de aparcamiento), ni una infracción (que os lo habéis creído jiji), ni un atropello... Pero como no, yo siempre cuando debuto lo tengo que hacer a lo grande, y en este caso no iba a ser menos.

Cuando uno conduce por el campo suelen ocurrir desgraciados accidentes. Los animalitos del bosque, en su mayoría, no captan la peligrosidad que supone atravesar una carretera con circulación. Es más, hay muchos que se hacen llamar hombres que no llegan a "captar" que es peligroso cruzar por ciertos lugares, así que no exijamos a las criaturitas del bosque que lo hagan, están en su derecho de seguir en la completa inopia.

He vivido atropellos de todo tipo (lo que sigue no es apto para amantes sensibles de los animales). Lo habitual es ver algún que otro perrito, pobrecitos míos, que se les abandona sin ninguna compasión y pasa lo que pasa. También he visto erizos, zorros, culebras, abejorros como tomates de grandes, que esos ya se consideran mamíferos y todo, sapos gigantes. Oye, que no os imagináis la fauna hiperdesarrollada que os podéis encontrar en mi pueblo. Cuando digo sapos gigantes es que son gigantes de verdad, primos hermano de Godzilla por lo menos. Que una vez vi uno debajo de un adoquín de estos de las aceras y sobresalía por cada costado. Y las arañas para qué contaros, son de esas peludas, como las que salen en Aracnofobia. Aunque sinceramente, yo no sé en esa película cómo se dejaban cazar por las arañas, porque yo no he visto bicho viviente que se mueva menos (quitando los koalas del zoo de Madrid, que para mí que son de cartón).

Con tanta historia he perdido el hilo y no sé ni qué estaba contando. Ah, sí, mi trauma.
Pues eso, que yendo hacia el trabajo el pasado martes, a eso de las 8 de la mañana, con lo cual muy espabilada no iba, no es que atropellase a un pajarito, noooo... atropellé a toda una bandada de pajaritos.
¡¡Pero no tuve la culpa!! ni tampoco oportunidad de esquivarlos. Estaban enloquecidos, levantaron el vuelo todos al mismo tiempo y se empotraron, literalmente, contra mi coche (menos mal que es rojo).
Asesiné sin querer a esos pobres pajaritos, espero que ahora estén en el cielo volando. Uy no, que los atropellé, así que eso ya no es posible. En realidad me refería a lo celestial, ustedes me entenderán. Y ahora mi expediente como conductora está lleno de manchitas coloradas.

Guardemos un minuto de silencio, uno por cada pajarito suicida U_U

.

17 comentarios:

  1. he visto esos sapos, creo que son venenosos, vulgarmente se llaman 'tanques'...

    no es posible que uses el transporte público?

    ResponderEliminar
  2. En coche llego en 10 minutos, en bus tardaría cerca de 2 horas. Además para eso estoy pagando el coche, para usarlo. Unos pajaritos enloquecidos no me lo impedirán!!! XD pobres...

    ResponderEliminar
  3. eeee bueno, deduzco que son unos 8 Km, tb está la bici..más saludable para ti y para el medio ambiente, y te ahorrarías un montón :)

    Pero en fin, entiendo tu postura.

    ResponderEliminar
  4. Tranquila Laura, todos tenemos manchitas en nuestro expediente. Lo mío fue un gato cruzando una autovía. También soy responsable de echar abajo un bloque de hormigón con un camión... U_U.

    Cambiando de tema. ¿Qué es eso de que la segunda parte de "La luz de Leoen" sale en diciembre? ¿Por qué eres tan cruel? Me voy a pensar que el accidente es... bueno no, no soy bueno gastando bromas. Soy como el nuevo Marqués de Marbella, que de no gastar ni bromas se ha comprado una casa de 5,5 millones de €, ahí queda eso.

    Guardo ese minuto en memoria de los pajaritos.

    ResponderEliminar
  5. Sry, el gran problema es que donde trabajo está muy cerca de mi casa pero si vas por autovía, y en bici como que no. En bici, si no quiero morir atropellada como esos pajaritos, tardaría medio día en llegar porque tendría que atravesar media ciudad, peor que en el bus. Además mi coche no contamina, echa burbujitas en vez de dióxido de carbono, es un coche Happy.

    Juanjo, ¿un bloque de hormigón? ¡has superado lo de la bandada de pajaritos! jajajaja
    Y sí, sale en diciembre la segunda parte, que ya queda menos para que te enteres de cómo sigue la historia XD

    ResponderEliminar
  6. Amén hermana. Cantemos todos (ahora el grupo Gospel) Oh happy day!. Oh happy day! por esos pajarillos.
    De todas formas vente por Santa Brígida en Las Palmas, los lagartos van por la carretera a dos patas como los dinosaurios de jurasic Park.
    INFECTADA-X

    ResponderEliminar
  7. Pobres pajaritos D: Por eso cuando llegue a la mayoría de edad me conseguiré un chofer (soñar no cuesta nada *-*), así no correré el riesgo de atropellar indefensos animalitos xd

    ResponderEliminar
  8. Infectado!!Doy fé de ello, que me fui un año a Tenerife de vacaciones y los lagartos parecían dragones de Komodo.
    Laura, no te preocupes, mujer. Hay veces que no se puede hacer nada. Mi novio decapitó una perdiz con una rueda (os lo juro, vi volar la cabeza). Pero es que era su vida o la nuestra. Así que, supongo que alguien cenaría perdiz esa noche
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. qué lastimita!! T___T yo voy en bici a todos lados así que por suerte no tengo ese problema de karma :S xDDD
    besitos, guapa

    ResponderEliminar
  10. Infectada, como los velocirraptores?? espero que por lo menos no sean tan grandes XD

    natt, mas quisiera yo tener chófer, ¡¡y cocinero!!

    Kyra, lo de un tío mío fue peor, que atropelló una vaca :S se quedó sin coche.

    Nereida yo no tengo ni bici jajajaja

    ResponderEliminar
  11. Tocaré madera, de momento mi expediente está impoluto. Si me pasa a mí algo de lo que estáis contando me traumatizo para toda mi vida...

    ResponderEliminar
  12. Ohh, bueno, piensa que no pudiste evitarlo...

    En cuanto a lo de superliada, no cierres el blog, que eso ahora no se nota, está todo el mundo igual, pasando de actualizar y sin comentar en los demás blogs (yo todavía no, pero cuando me vaya de vacaciones haré lo mismo).

    ¡Un besotee!

    ResponderEliminar
  13. animos¡¡¡la verdad es que creo que el verano la sangre altera¡¡¡y queremos entrar salir¡¡vacaciones¡¡pero tranquila¡¡besos

    ResponderEliminar
  14. Mi expediente aún está limpio, pero nunca se sabe, y cierto que no los puedes evitar sin matarte en el intento. Yo una vez en la carretera de los montes de Málaga, vi una ardilla, la habían atropellado a la pobre y quien fuese, le dio pena, y la apartó de la carretera, estaba en un, aquí se llaman malacón. Y estaba ya tiesa, a mis niños les dio mucha pena. En fin, que pasé a saludarte y desearte un feliz domingo.

    Besos

    Ya pedí La luz de Léoen, estoy deseando ya tenerlo en mis manitas.

    ResponderEliminar
  15. Lo mío fue un perro..que disgusto nos llevamos.

    Tranquila por lo de las actualizaciones del blog..es verano, lo normal es que sean más espaciadas..lo primero es disfrutar de la vida real ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  16. Que lástima! a veces es inevitable, nosotros de momento hemos conseguido esquivar: ciervos, corzos, urones, zorros y muchos gatos....Suerte para la próxima...Besos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...