26 may. 2015

Recién pescados

Siempre digo eso de: "Ya no compro más libros hasta que no me lea la mitad de los que tengo pendientes", pero al final nunca lo cumplo. Y he puesto empeño porque hace poco ha sido la Feria del Libro y no me compré ninguno (porque no vi ningún título que me llamara o estuviese buscando). El caso es que de vez en cuando, aunque no quiera, pico, sobre todo cuando encuentro novelas que llevaba buscando un tiempo.


Estos los encontré de pura casualidad. 
En el Carrefour que tengo cerca de casa tenían casi todos los libros de Christopher Moore a 3€ (no sé si seguirá la oferta o si será en todos los centros), así que aproveché para completar la serie de los vampiros. Con esta saga me ha pasado una cosa muy curiosa, la empecé a leer por el segundo, he seguido con el tercero y he dejado el primero para el final. En realidad, aunque la historia sea lineal, se puede leer de manera independiente sin perder el hilo.


Otros dos que llevaban en mi lista de deseos mucho tiempo.
Sobre American gods he leído opiniones para todos los gustos: que si es una novela genial, que si es demasiado lenta y aburrida y no se parece en nada al estilo de Gaiman... Solo espero que merezca la pena y me enganche porque últimamente no tengo demasiada paciencia con lo que leo. Si no me gusta un libro de primeras, suelo dejar la lectura a la mitad.
Battle royale, sin embargo, me da muy buenas vibraciones. Estoy segura de que me va a gustar.

Y he aquí esta joyita de libro.
Cómo entrenar a tu dragón es una de mis películas favoritas, pero tenía pendiente leer la novela. He tardado en conseguirla porque me ha costado encontrarla. Habría preferido la edición original pero ésta no está nada mal. Aparte de tener ilustraciones interiores, la cubierta es de pasta dura y las manchitas del dragón brillan por el barniz UVI. Es un libro muy bonito, que espero disfrutar como una enana.

De momento eso es todo. ¿Aguantaré hasta septiembre sin comprar libros nuevos? ¿Conseguiré leer la mitad de las novelas que tengo pendiente? Saldremos de dudas próximamente ;)

25 may. 2015

Cuentos de Eros

El grupo de escritores Adictos a la Escritura presenta una nueva antología que habla sobre el amor y el erotismo. Entre otros, podéis leer el relato Fantasía en un hotel, con el que he participado en este nuevo recopilatorio.

Esperamos que os guste y disfrutéis de la lectura, que además es GRATIS.



18 may. 2015

Para leer: Duelo de identidades, de Nesa Costas


Con esta novela tengo un dilema muy grande porque por una parte me ha parecido original y pienso que la autora ha sido muy valiente al enfocar así su primera obra, peeeero por otro lado la dificultad de este tipo de narraciones ha hecho mucha mella en el resultado final.

Vayamos primero con lo positivo. Como ya digo la historia me ha parecido bastante original, tenemos un personaje protagonista que además de sufrir amnesia tiene varias identidades. Gracias a una serie de poderes adquiridos por un experimento, Natalia, Alicia, Diana o Eva (no se sabe quién es realmente) tiene la capacidad de adoptar diferentes aspectos a la vez que se duplica, y hasta triplica. Solo con esto ya me sobra lo demás, pero es que encima el marco en el que se mueve es de lo más inquietante. Sin saber cómo ha provocado un desastre tremendo, el fin del mundo según el estado en el que se encuentra la ciudad, y para más inri resulta que ha traicionado al grupo activista al que pertenecía. Hay también un laboratorio, de esas corporaciones mega poderosas que se dedican a experimentar con cosas que no deben, un grupo contrario que pretende desenmascararlos y una especie de epidemia provocada por unas mutaciones que campan a sus anchas por la ciudad. Como veréis Duelo de identidades no tiene desperdicio, y eso que no he mencionado algunas cuestiones como el conflicto entre Sergio y la prota, que mantienen una especie de relación amor-odio. El resultado, en definitiva, es una mezcla entre los Xmen, The Strain y The walking dead.

Duelo de identidades podría ser una buena historia de no ser por el cacao narrativo que embarulla sus cien primeras páginas. Ya digo que Nesa ha sido muy valiente al elegir esa estructura, porque contar una historia mediante flashback, visiones, sueños y recuerdos entrelazados con el presente es muy, pero que muy complicado. Es por esto que los constantes saltos (más teniendo presente que hablamos de una protagonista con varias identidades que ella misma no recuerda) se confunden y hacen que el principio, tan importante en cualquier historia, sea incomprensible en su mayor parte. Una vez pasado el escollo, la historia se estabiliza. Por fin empecé a relacionar a los personajes con sus recuerdos y a ordenar los trozos que leí al principio. Quizás habría sido más acertada una narración lineal intercalada con flashbacks de un solo personaje. En cuanto a lo demás tiene un estilo sencillo, correcto y directo (podría tratarse de un guión de cine) en el que eché un poco en falta algún que otro recurso literario más.

En cualquier caso Duelo de identidades apunta maneras. Estoy convencida de que lo próximo de Nesa Costas superará, para bien, esta primera propuesta.

El gatito Baldomero dice:
Está entretenido.


11 may. 2015

¡Ciérrate, libro!

Por lo general, y aunque en ocasiones me pese, leo hasta el final cada novela que pillo (bueno, reconozco que algunas veces hago lectura vertical para terminar antes, en el caso de las historias más insufribles) pero “a veces leo pestiños. En estos casos la única opción que contemplo es el abandono. “Él nunca lo haría”, dicen, pero ¿estás seguro?

Hasta hace poco tenía en mi haber un par de libros inconclusos, sin embargo esa lista ha aumentando inesperadamente. Y es que con la edad me he vuelto exigente e impaciente y sigo a rajatabla mi norma de las 50-100 páginas. Ese es el margen que concedo a una novela para que me enganche, o como poco entusiasme, como lectora. Si llegados a ese punto me sigue aburriendo como desde la primera página, la mando directamente al estante de los libros abandonados, sin compasión. 

En ese estante tengo libros de renombre, ¿o retítulo?, como El señor de los anillos. Tolkien aportó muchas cosas a la literatura fantástica, es el padre de la fantasía épica tradicional, pero para mi gusto se recreaba demasiado en las descripciones y tendía a engrosar los capítulos con pasajes innecesarios (o canciones, puf...). En la misma línea está Desde Dos Ríos, primera entrega de la archiconocida saga de Robert Jordan, La Rueda del Tiempo. Desde la primera página se nota la influencia de Tolkien, es más lo poco que conseguí leer me recordó preocupantemente a la Comarca y sus Hobbits.

Quizás esto os sorprenda porque en el estante de los abandonados tengo un título de mi adorado Terry Pratchett: Pirómides. No sé qué le pasó en esta novela pero da la impresión de que la escribió por algún compromiso editorial o a desgana. Aparte hay otros tantos títulos más como El último anillo, que me vendieron como una novela hilarante y no le encontré la gracia por ninguna parte (una copia más de Tolkien, espesa, lenta, y con relleno), Control de transmisión, CiFi Hard de la buena que empecé sin saber que se trataba de una segunda parte, o secuela (hasta que no lea la primera no pienso continuar con esta).

Siendo sincera, estoy en un momento lector un pelín caprichoso porque he decidido que durante un tiempo solo voy a leer novelas que realmente me apetezcan. Por un lado estoy cansada de perder el tiempo con novelas mal escritas o aburridas y por otro busco inspiración y buenas costumbres narrativas que me sirvan para mejorar mis propias obras.

Con esta idea, casi sin darme cuenta, he ido acumulando una serie de títulos que, o bien llevaba mucho tiempo deseando leer o son de mis autores favoritos: American goods, Dune, Hyperion, Ubik, La Corte de los Espejos, El hereje, un par de novelas del Mundodisco y otros tantos de Christopher Moore, Michael Crichton y Dean Koontz me esperan en la estantería. Esto solo en papel (dejé alguno atrás), a los que hay que sumar las maravillosidades que me esperan en digital. 

¡Me estoy agobiando! Me piro a leer, ¡ea!

6 may. 2015

Para leer: Astralis, de Antonio J. Bazalo


No recuerdo desde cuándo tengo en mi poder esta novela, la gané en un concurso y para más inri la tengo hasta dedicada por el autor (gracias mil por el detalle). Como he pasado por una sequía lectora bastante prolongada, muchos títulos se han quedado rezagados en mi lista de pendientes. En su momento, Astralis me llamó mucho la atención gracias a que algunas reseñas la tildaban de “original”. De verdad pienso que el argumento tiene su pizca de originalidad y aparte es una de las pocas novelas autoeditadas que aprueban en cuanto a corrección y narrativa (es en lo que más suelen fallar este tipo de libros). Pese a todo no conseguí conectar con ella, ¡jooo! Tal es así que, al haber tardado en ponerme con la reseña, gran parte de la historia con sus detalles los recuerdo vagamente, así que a ver cómo queda la opinión...

Se trata de una novela juvenil de fantasía, y lo cierto es que esperaba una historia de ciencia ficción (tal vez por la portada). El caso es que tenemos una protagonista femenina muy jovencita, Alicia, que ha tenido una infancia un tanto peculiar pues es la única humana que conoce y ha convivido con los astrales: unos seres inmortales que tienen la capacidad de controlar la materia a través de lo que se conoce como ciencias ocultas, que no magia. Sus poderes tienen más que ver con la influencia de los astros, los chacras y ese tipo de cosas que tanto desconozco. De vez en cuando leo el horóscopo y poco más. El caso es que el misterio sobre qué son los astrales, el origen de Alicia y su relación con ellos se va descubriendo conforme avanza la lectura. Para mi gusto tarda demasiado en dar explicaciones y quizás por eso me costó pillarle el pulso. También sucede que el autor da por sabidas ciertas cosas que en ningún momento llega a explicar, como la amistad entre Alicia y Lyrae. Son super amigas desde siempre, cuestión un tanto extraña siendo Lyrae una astral, ya que no toleran a la pobre chiquilla por aquello de ser humana.

La conspiración que señalará como culpable a su maestro y a la propia Alicia es la que lleva la voz cantante de la narración. También será la causante de los conflictos entre alumna y maestro y su búsqueda personal. Todos estos ingredientes hacen de Astralis una novela entretenida, con mucha acción, peleas y persecuciones que además desprende grandes dosis de moralina ecológica.

Pese a que no consiguió dejar huella en mí como lectora, Astralis se lleva un notable y por supuesto mi recomendación para todos ustedes.

El gatito Baldomero dice:
Está entretenido.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...