28 may. 2013

Para leer: Orpheus, de M. Braceli


Que no os engañe el formato, pequeño y de unas 168 páginas, porque lo que tenemos entre manos es una gran novela. Al menos es de esas historias que son capaces de engancharte desde la primera hasta la última página, no en vano fue la novela ganadora del Certamen Domingo Santos 2012. Ahí es nada, aunque es una novela de Ciencia Ficción y sé lo que la mayoría vais a decir: “No es un género que me interese”, “Puff, a mí es que la Cifi me da yuyu”, “Soy de letras”. ¡Cobardes! ¡Tiquismiquis! ¡Paganos! Orpheus es una novela de Ciencia Ficción pero también es una aventura con sus buenas dosis de mitología, que está presente durante toda la historia, y también con una gran carga de fantasía. ¡Hasta hay un castillo con un titán dentro y sirenas!

Toda la trama gira alrededor de una conspiración a nivel intergaláctico, de manos de una multinacional energética que abastece a todos y a todo. SAITO encontró una fuente de energía limpia, están todos muy contentos y satisfechos pero nada es lo que parece. El origen misterioso de tal energía es un poquito... cómo lo diría... extravagante y muy particular. La fuente, que no diré cuál es, está en un asteroide que a su vez se encuentra en una galaxia amenazada con ser absorbida por un agujero negro. Lo que nadie sabe es que esa fuente se encuentra en la cima de un castillo gigantesco al más puro estilo medieval, custodiada por unas extrañas sirenas. Hubo un accidente, o una metedura de pata (como lo queráis llamar), y ahora es necesario llegar hasta la fuente para “reparar el error”. El problema es que los adultos no pueden acceder a la cima porque por algún extraño motivo todo el que entra en el castillo cae en coma. La solución son los adolescentes, a los que no afecta este inconveniente. Adolescentes como nuestro protagonista (Orfeo) y su hermano gemelo (Morfeo). Que sean gemelos tampoco es casualidad ya que SAITO consigue a sus paladines mediante engaño y simulando una especie de juego virtual. Morfeo, que es muy listo, lo va a descubrir y se verá en la necesidad de rescatar a su hermano, que quedó atrapado en el castillo.

Como veis la historia tiene su aquel, y eso que no he contado casi nada porque hay mucho más entre estas poquitas páginas tan cargadas de imaginación, acción y aventura. Tampoco hay que tenerle miedo a que sea una novela Cifi, muchos se piensan que el género les va a resultar tedioso o incomprensible y no podían estar más equivocados. Orpheus lo entendería hasta un participante del Gran Hermano, y tú no eres más tonto que ellos ¿a que no? No digo que Orpheus sea simple, ni mucho menos pues hay mucho sentido y contenido entretejido entre sus líneas, sino que se podría comparar con cualquier novela de fantasía, de esas que tanto os gustan.

Es una buena novela para los que temen tanto al género, os invito a probar y luego me decís. Y por supuesto para los aficionados a la Ciencia Ficción, también os la recomiendo porque merece mucho la pena tenerla en vuestra biblioteca.

Una novela de Kelonia Editorial.


El gatito Baldomero dice:

¡Está genial!

22 may. 2013

El pájaro de fuego visitará la Feria del Libro de Montequinto


El pajarito está revoloteando todo lo que puede, este viernes se dejará caer en la Feria del Libro de Montequinto. Tenemos pues otra cita con El letargo del pájaro de fuego que será el viernes 24 de mayo a partir de las 19:00, en el estand de la librería Ender, Montequinto (Dos Hermanas).

20 may. 2013

La canción ganadora de Eurovisión podría ser un plagio

Si algo tiene de tradición este certamen es que al terminar siempre se descubre algún que otro plagio entre las canciones participantes. Este año ha salpicado a la canción ganadora, la noticia la podéis leer aquí. Según las malas lenguas han plagiado una canción del grupo K-Otic, que por cierto es un grupo que ya no está en activo. Canten más o menos la verdad es que la canción de K-Otic es preocupantemente parecida a Only teardrops.



La canción eurovisiva la tenéis en el post de ayer, para comparar. ¿Qué os parece a vosotros? ¿Es plagio o no?

19 may. 2013

Dinamarca ganadora de Eurovisión 2013. Y España penúltima...

Cómo pasan los años, otro certamen más de Eurovisión que pasa sin pena ni gloria. Y digo esto porque tal como el año pasado me ha dejado un poco fría. Al menos este año han superado la tendencia “baladística”, porque vaya brasa nos dieron el año pasado con tanta canción lenta. La ganadora ha sido Emmelie de Forest, una jovencita de Dinamarca que desde el primer momento fue una de las favoritas a llevarse el primer puesto con la canción Only Teardrops.



Junto con la canción noruega era una de mis favoritas, así que un año más se puede decir que he acertado. Lo mismo el año que viene hago una porra en casa con mi gato. Pero vayamos al grano, porque a quién le interesa quién quedó el segundo o el tercero, aquí lo que importa son los momentos estelares del festival, como la cara de feliciano del representante de Malta y su canción “buenrollística”, la interpretación del representante de Rumanía al estilo castrati o el gigante que sacó en brazos a una de las participantes (no recuerdo de qué país era). ¡Pero lo más importante! Este año ha participado en Eurovisión el mismísimo Thor. ¿Que no te lo crees? Pues mira.



Pero deja que te diga algo, Thor, esa canción no te pega ni queriendo. La próxima vez no sé, canta algo de rock o deth metal quizás, te pegaría más con esa melena tan rubia, tan larga y tan grrrr.

También me ha parecido curioso que Reino Unido haya vuelto a apostar por una vieja gloria. Esta vez la que se animó fue Bony Tyler, ha quedado en el puesto 19 (creo recordar), y la verdad es que se conserva muy bien para su edad. Por supuesto hizo una buena interpretación, la experiencia es lo que tiene, al menos no le temblaba el pulso como otros participantes.

Y España... Ay, España, se ha llevado un merecidísimo penúltimo puesto. Ahora me vendrán con que lo hicieron bien (mentiraaaa), con que es difícil gustar a toda Europa (mentiraaaa) o que la canción estaba bien pero que no caló (mentiraaaa). A ver, a mí nunca me ha gustado La oreja de Morfeo... ¿Qué, que no se llaman así? Bueno, da igual. A lo que vamos. La canción era un bodrio, así de sencillo, más sosa imposible, y la chica canta más bien tirando a poco. Es más, conozco a unas cuántas que cantan con la misma voz de niña buena, claro que las que digo se limitan a cantar en cafeterías, para los colegas y poco más. Año tras año se ve que no pillan honda y una y otra vez se equivocan al mandar nuestros candidatos. Porque no me creo que en este país, con tanto artista como hay, no haya nadie capaz de quedar dentro de los primeros puestos. Si no es tan complicado como parece, solo hay que buscar un artista de verdad, que sepa cantar (como han hecho los italianos este año), un compositor con algo de chispa y CURRARSELO un poco. O mejor dicho, darle una oportunidad a todos esos artistas que se comen los mocos porque no están de moda y no son rentables para las discográficas españolas.

¿Vosotros habéis visto el festival? ¿Quiénes eran vuestros favoritos? Y lo más interesante, ¿qué os pareció la actuación de España?

PD: Perdonad si hay erratas o algo peor en el texto, estoy sin pc y en el portátil no me apaño bien. ¡Esto es un asco!

14 may. 2013

Para leer: Justine o los infortunios de la virtud, de Marqués de Sade


Tras la desafortunada lectura de Cincuenta sombras de Grey recordé esta obra clásica que llevaba mucho tiempo pendiente en mi estantería, qué mejor opción para quitarme el regustillo avainillado que me dejó E.L. James que una de las novelas del autor que dio nombre al sadismo. Imagino que todo el mundo conoce, aunque sea de oídas, al Marqués de Sade, filósofo y escritor francés de finales del siglo XIX, y si no daos una vuelta por la Wikipedia.

Justine o los infortunios de la virtud vio la luz de las sombras allá por el año 1791, y digo de las sombras porque esta obra se distribuyó de forma clandestina porque estuvo prohibida durante todo el siglo XIX. La verdad es que este señor debía tenerlos bien puestos para atreverse a escribir sobre estos temas en una época en que la iglesia era una institución con tanto poder. Así pasó, que el pobre Marqués estuvo encerrado durante veintisiete años, tildado de loco. Con lo que le gustaba al hombre el vicio y el despiporre seguro que lo pasó fatal. En la Bastilla fue donde escribió Justine (me ahorro el resto del título), y además lo hizo en tiempo récord, en quince días parió al monstruo. Realmente esta novela es un monstruo porque a día de hoy es capaz de seguir escandalizando a mucha gente. La obra de Sade puede resumirse en un concepto muy simple, el libertinaje y el vicio siempre gana a la virtud. La verdad es que al Marqués se le ve el plumero, se nota que le tira más la depravación por cómo trata a los personajes y los discursos que sueltan, al menos a la pobre Justine no le tiene ninguna compasión y sus reflexiones están ahí por compromiso la mayoría de veces y se quedan en un: ¡Ay, señor, cómo es usted tan malo! Dios le va a castigar... Ejem (el carraspeo es mío, no de Justine).

La chica se queda huérfana con doce años y se ve abocada a la miseria. Busca ayuda pero en lugar de encontrar ningún tipo de consuelo resulta que se topa una y otra vez con gente viciosa y sin escrúpulos que le hacen pasar por suplicios y calvarios. Justine más que virtuosa es gafe, os lo aseguro, porque la pobre va a dar con todos los delincuentes, asesinos y libertinos de París. La primera vez vale, podría comprenderlo porque al empezar la historia ella es muy jovencita e inocentona, la segunda te puede pillar por sorpresa pero ¡chiquilla! ¿Es que no lo ves venir? De verdad que me he desesperado y pienso que Justine o está realmente gafada o es que tiene una pedrada. Ambas cosas se las debería hacer mirar. Es así como va de mano en mano, de vara en vara y de... mejor no lo digo que estamos en horario infantil. Conoce a ladrones, cuatreros, pedófilos, monjes sádicos con un harem de concubinas sumisas... Así y todo no aprende la jodía y sigue metiéndose en líos. Si es que es para darte con la vara, niña, a ver si espabilas.

Lo que sí me ha sorprendido es que la novela sea tan explícita, más que nada por la época, aunque me pareció muy repetitiva la estructura que utiliza para desarrollar los sofismas. Los acontecimientos siempre suceden igual, como pasa con los capítulos de los Power Rangers que siempre es lo mismo. Primeramente Justine se encuentra con el personaje que le va a martirizar (esto ya se sabe de antemano porque es una pupas y aunque se hagan los buenos sabes que la van a maltratar de alguna forma), una vez se relata el pecado y se describen los gustos, desviaciones, depravaciones o intenciones asesinas, el personaje en cuestión te suelta una chapa de varias páginas para justificar lo que hace. Normalmente hay una carga contra la religión y la moralidad importantes y se llega a justificar desde el incesto hasta el asesinato. Luego de que Justine se escandalice por lo que el susodicho dijo, rebate con argumentos bastante flojos, a mi parecer, que no convencen a nadie. Eso sí, las desventuras de Justine son muy entretenidas y entre las líneas de la novela se pueden sacar muchas ideas interesantes, que cada cual compartirá en mayor o menor medida.

El discurso es en primera persona, pues es Justine la que cuenta la historia a su propia hermana con la que se cruza, sin ser consciente de que es ella, tras el paso de los años. Las dos hermanas son la metáfora idónea para la justificación del mensaje de toda la novela ya que Justine, como ya sabemos, es la encarnación de la virtud y las penurias mientras que su hermana representa el libertinaje y la buena vida.

Moraleja: si te metes a puta a tiempo conseguirás un marido rico y una vida acomodada.

En resumidas cuentas, es una novela clásica muy entretenida con una gran carga sexual y violenta, y que E.L. Jamen seguramente no habrá leído. Por cierto que hay una adaptación al cine que me vais a tener que jurar que no veréis jamás de los jamases. ¡No he visto película más mala en todos los días de mi vida!


El gatito Baldomero dice:

¡Qué heavy!

10 may. 2013

El letargo del pájaro de fuego anidará en la Feria del Libro de Sevilla

Mañana sábado día 11 de mayo, el pájaro de fuego anidará en la Feria del Libro de Sevilla. Además estará acompañado por el Rey Trasgo, y por supuesto por los dos autores que les dieron vida: Alberto Morán Roa y servidora (porque los autores de Kelonia vamos de dos en dos como los Donuts). Así que allí estaremos para firmaros unos cuantos ejemplares, desde las 12:30 hasta las 15:00, la mejor hora para empalmar después con la cervecita.

Animaos mañana y pasaros por el stand de El Gusanito Lector, que allí estaremos para daros charla, para firmar ejemplares y para bailar unas sevillanas si hace falta.

7 may. 2013

Recién pescados

Este año está siendo un poco raro en cuanto a lecturas se refiere, con deciros que desde Navidad solo leí unas diez novelas os podéis imaginar. Entre eso y que mi monedero se ha convertido en un agujero negro por culpa del deshuso, pocos libros nuevos he podido agenciarme. Pero ha llegado la Feria del Libro y por poco que me resista han caído unos cuantos, así que aprovechando las últimas compras ya puedo compartir mis últimas adquisiciones sin sentir vergüenza XD


Atentos a este título porque es muy especial para mí. Aparte de tener buenas críticas en Mundo Blog, y algún que otro premio y nominaciones como mejor novela romántica, Princesa está vestida con uno de mis diseños. ¡Sí, señores! La cubierta es obra mía, y no solo eso sino que además fue nominada como Mejor Portada en los pasados Premios Chiclit España. Si queréis saber má sobre la novela pinchad aquí.


Los próximos títulos son dos caprichos que me he permitido después de mucho ahorrar. Ambos se me antojaron nada más verlos, la salida de En busca de Wondla me llegó a través de la editorial y desde entonces me ha picado la espinita de agenciarmelo. Es una historia de Tony Diterlizzi, auntor de Las Crónicas de Spiderwick, aparte de que la novela pinta de lo más fantasiosa, como a mí me gustan, está ilustrada con imágenes muy bonitas.
El otro es un cómic y es una preciosidad, tanto los dibujos como la historia. Cada vez que lo abro me hace chiribitas los ojos *o*


Y las dos últimas son Orpheus y Red Zone. La primera es una novela corta de género Cifi y la segunda es una novela Z de Macu Marrero, que aparte de ser una amorísima es una escritora con un estilo que siempre me engatusa. Estoy segura de que también me conquistará con ésta.


En digital también han caído unos cuantos e-books, aprovechando la super oferta que tienen activa en Babylon en la que por la compra de 2 e-books el tercero te lo llevas por 1€ más. Ya los leí los tres, y me han gustado mucho. De momento solo reseñé el Manual de la esposa perfecta pero ya os digo que los otros dos me han gustado tanto como el relato de Amaya.

Después de las últimas compras estoy castigada sin libros nuevos, al menos hasta que lea la mitad de los que tengo en espera. Me he vuelto a poner las pilas en las lecturas así que espero ir avanzando porque cada vez se me acumulan más, y esto no puede ser. ¿Y vuestras lecturas, cómo las lleváis este año? ¿Se os suelen acumular muchos libros sin leer?

1 may. 2013

Para leer: Palabras envenenadas, de Maite Carranza

 

Entre las tapas de esta novela tenemos las letras ganadoras del Premio Edebé de Literatura Juvenil 2012, una firme crítica al maltrato y un toque de atención para todos, para que abramos los ojos y estemos atentos a esas señales de socorro que pasamos por alto hasta que es demasiado tarde. Si empiezas a leer Palabras envenenadas es posible que no puedas dejarla hasta llegar al final, o como en mi caso, cerrarla y no parar de pensar en ella hasta que la retomas. Es de ese tipo de libros capaces de provocar intriga y de inmiscuirte. Su historia es una historia dura, dura por la crudeza de los hechos pero sobre todo porque no deja de ser una historia cotidiana. En ella hay varios protagonistas, de hecho cada capítulo transcurre desde el punto de vista de un personaje y gira en torno a la desaparición de Barbara y su misteriosa llamada pidiendo ayuda después de cinco años de darla por muerta. Todos los personajes desempeñan un papel importante en la trama siendo todos principales, a destacar la figura del inspector Lozano, el policía que se ocupó de la investigación del caso y al que le quedan pocas horas para jubilarse con la espinita clavada de tener que dejar el caso abierto y sin resolución. Nuria, la madre de Barbara, o la propia víctima irán desentramando el puzle y son ordenando las piezas con sus propios recuerdos.

Maite nos ofrece un abanico de posibles culpables, de posibles “asesinos”, y la historia dramática de una niña que se va descubriendo a migajas hasta llevarnos a la cruda verdad. Además es una de esas historias que se cuentan al revés, sabemos que Barbara desapareció pero no sabes por qué ni las causas que le llevaron a esa situación.

Otro aspecto que me ha sorprendido, aunque más que sorprendido ha suscitado en mí ciertas preguntas, es el estilo narrativo que ha utilizado su autora. La novela no tiene diálogos propiamente dichos, las intervenciones por parte de los personajes y la interacción entre ellos es escasa, aunque no ausente, pero lo que me chocó fue que estuviesen integrados con el propio texto y no como estamos habituados a ver, es decir, con sus guiones e incisos. También estamos ante un texto que casi, casi, es todo seguido, hay pocos saltos de línea, la acción es continuada y a veces esto me entorpecía la lectura (sobre todo con los diálogos). Aprecias que alguien habla por el tono pero las frases llegan sin avisar o se confunden con el narrador, cuestión que me descolocó. La verdad es que la novela al ser corta no llegué a acostumbrarme al estilo. Aunque eso sí, que quede claro, la narrativa de Maite es muy cuidada en todos los aspectos, lo que me pregunto es por qué habrá planteado Palabras envenenadas de esta manera.

Pocos finales he esperado con tantas ansias y confieso que de no ser porque recurrió a uno de los tópicos más tópicos en todas las novelas de policías hasta me habría levantado de la silla para aplaudir. Pero no, me quedé planchada a pesar de que me lo estaba oliendo. Y os digo por qué, aunque aviso que es un SPOILER del final.

*Policía, perro viejo, entregado a su trabajo y que está a punto de jubilarse. ¿Os imagináis cuál puede ser su final? ¡Exacto! Al pobre no le dará lugar de hacer viajes con el inserso.*

Fin del SPOILER.

Siendo así y todo, y aunque adiviné nada más empezar quién era el malo (eso es solo culpa mía, que me fastidio todas las historias sin querer), Palabras en envenenadas fue una de las mejores novelas que leí en el 2012.

El gatito Baldomero dice:

¡Está genial!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...