29 mar. 2010

Cerrado por vacaciones

Qué bien sientan unos días de descanso, y sobre todo qué bien sienta despegarse de la pantalla del ordenador para todos los que trabajamos con él demasiadas horas. Aprovechando las vacaciones me largo al pueblo, a pasearme por el campo, a relajarme, a tomarme unas birras con mis muchos primos y a cazar gamusinos. Lo que quiere decir que en una semana no se me verá el pelo por estos lares.

Que lo paséis bien y disfrutéis de esta semanita de relax, todos aquello que tengáis vacaciones. Y mucho cuidadito con los nazarenos, que no todos dan caramelos (yo es que de los tíos con la cabeza tapada no suelo fiarme).



28 mar. 2010

Maratón de lectura


Os traigo una muy buena iniciativa para esta semana de vacaciones. Se trata de un maratón para no parar de leer que nos presentas los blogs Libros de vida y Entre libélulas (clicar para más info). Estas chicas nos proponen leer, leer y leer aprovechando las vacaciones, entre el lunes 29 de marzo hasta el domingo 4 de abril. A lo largo de la semana irán proponiendo a través de sus blogs diferentes actividades que los participantes tendrán que ir posteando en sus propios blogs. ¡Muy interesante! Me encantaría poder unirme pero me voy de vacaciones al pueblo sin ordenador ni internet a saltar por el monte con las cabritas.

Deberían organizarse más maratones lectores, o quedadas para emborracharnos de letras. Algunos ya están tomando ejemplo y han dejado de lado el botellón para unirse a la nueva moda lectora.


Probablemente si en vez de "macrobotellones" se celebrasen más "macrolecturas" el resultado sería menos subnormales por metro cuadrado, lo cual mucha gente agradecería.

Únanse a la propuesta, y lean todo lo que puedan.

27 mar. 2010

Para leer: Soy leyenda de Richard Matheson


No he podido resistirme, y a pesar de que no suelo publicar en fin de semana no tengo más remedio que dejar mi opinión sobre la novela que acabo de leer. Soy leyenda, de Richard Matheson. Supongo que el título os sonará gracias a la versión cinematográfica protagonizada por Will Smith y dirigida por Francis Lawrence.
Por desgracia la nueva edición de bolsillo, como suele pasar después de cualquier estreno en “film”, es copia del cartel de la propia película. ¡No hay cosa que me de más coraje!, y más si la película no tiene nada que ver, ni por asomo, con la novela.

Soy leyenda es una novela de ciencia ficción, galardonada en más de 10 ocasiones en diferentes certámenes literarios. Fue publicada por primera vez hacia el año 1954 (anda que no ha llovido desde entonces), y nos trae una visión postapocalíptica de la ciudad de Los Ángeles después de una guerra bacteriológica.
Se desarrolla entre los años 1976 y 1979, donde Neville, único superviviente, se ve obligado a enfrentarse con los vampiros que invaden las calles cuando llega la noche. Atrincherado en su casa, Neville, ve pasar los días en una angustiosa monotonía, consumiéndose en los recuerdos pasados y en la necesidad de desentrañar el misterio de los supuestos vampiros. La plaga se divide en dos: los infectados por la bacteria y que siguen vivos, y los infectados muertos que resucitan como vampiros sedientos de sangre.
La psicología y el estado de ánimo del personaje marca la trama de forma significativa, ya que la desesperación, la locura y su propio alcoholismo (como buen americano le chifla el whisky) le harán perder la cabeza en más de una ocasión (pobrecito mío sin nadie con quien hablar, será que no tenía ningún balón para fabricar un Sr. Willsom).
La visión que nos muestra sobre los vampiros dista mucho del misticismo o las leyendas populares. La investigación del protagonista constata las bases científicas del vampiro, el porqué de su repulsa al ajo, por qué las balas no les matan o por qué mueren al exponerlos a la luz solar.
Es una novela muy cortita y de lectura ligera. A pesar de que la mayoría del tiempo hay un único personaje no se hace pesado en ningún momento, y además consigue crear un ambiente perfecto, sólo le falta la música de suspense (deberían inventar los libros con banda sonora).

Desde 1954 ha habido más que tiempo suficiente para hacer sendas versiones para el cine:

•La primera de 1964, el último hombre en la tierra, versión italiana para la que el propio Matheson escribió el guión.


El último hombre vivo (The Omega man), de 1971 y predecesora de la versión de Francis Lawrence. Fue protagonizada por Charlton Heston y se demarca de la temática del vampiro, el único parecido es que los infectados son fotosensibles.



I´m Omega, película de bajo presupuesto de 2007, y protagonizada nada menos que por Mark Dacascos, mi ídolo de cuando adolescente (todavía conservo sus posters, ayyy que machote…)



•Y por último pero no menos importante, Soy leyenda, estrenada en el 2007. Me las prometía muy felices cuando fui a verla al cine. Zombis y Will Smith de protagonista ¿qué más podía haber pedido? Pero para mi “sorpresa sorpresiva” los supuestos zombis eran en 3D. ¡Qué invento! Y como las comparaciones son odiosas y a mí me gusta chinchar demasiado, veamos las 7 diferencias entre la novela y la película:


-El prota de la novela es caucásico, rubio y de ojos claros con descendencia alemana. En la peli es Will Smith, el príncipe de Bell Air.

-El prota de la novela es un hombre ordinario que trabajaba en una fábrica de ¿algo? En la peli es científico militar.

-El prota de la novela es acechado noche tras noche en su propia casa donde se ha atrincherado. En la peli eso ocurre sólo al final.

- En la novela el prota conoce a un perro que dura vivo un capítulo porque estaba enfermito. En la peli el perro es actor secundario desde el principio y además era un pastor alemán y no un chucho zarrapastroso como el de la novela.

-En la novela los infectados son vampiros chupasangre. En la peli son zombis calvos y hechos en 3D.

-En la novela aparece una mujer un buen día y se queda a pasar la noche con Neville. En la peli aparece una piva con un niño que van a no se dónde y se quedan de ocupas durante un tiempo.

-No puedo desvelar el final de ninguna de las dos, pero sí os diré que no tienen nada que ver.


Conclusión; lean la novela si es que les gusta el suspense y las historias apocalípticas de vampiros. Y vean la película señoritas, que Will Smith sale desnudo en la ducha.

.

25 mar. 2010

Los chats, minas de oro

Hoy me he levantado con el pie izquierdo, y no se me ha ocurrido otra que releer una recopilación de conversaciones pintorescas que a lo largo de meses fui recopilando de chats. Nunca he ido en paralelo con los avances tecnológicos, y eso de internet (ese gran desconocido) llegó a mis manos hace escasos años. Coincidió cuando escribía la luz de Léoen, y por casualidad me topé con un chat de rol donde jugábamos nuestras batallitas y del que aún conservo buenos amigos. Me vino de perlas para poder practicar mis personajes y desarrollar algunas ideas. Pero en ocasiones me topé con gente... llamémosles peculiares, que tras terminar las conversaciones no tuve más remedio que guardarlas para la posteridad, son dignas de leer.
No puedo publicarlas todas, porque algunas se pasan de rosca, pero hice una selección de los mejores momentos. Por supuesto he resumido los nicks para que todos queden en el anonimato.


·Los chicharrones
T> hola ve y que
> hola
T> hola
> de donde eres??
T> empiesa por pas y termina en to
> eres de pasto??
> que sitio es ese??
T> bueno primero voz sos de colombia
> yo soy de españa
T> hijo del gran yo soy de colombia america
T> ya captas
> ke lejos esta eso
> por eso te pregunte porque hablas muy raro
T> yo no te entendia nada tambien
T> achichay aca llueve duricimo
Tho> sabes que es achichai?
> no
> y tu sabes que son los chicharrones?
T> podria decirce que es frio
> pues los chicharrones se comen
*Nota de la autora: no le entendí nada.


·Pollo asado
CHICO> ola guapa
> hola chico
CHICO> k tal
bien bien, y tu? ke te cuentas?
CHICO> d k te apetece ablar
CHICO> algo calentito¿?
> el pollo asado, por ejemplo? eso esta calentito


·El escritor que se alimentaba de aire
S> HOLAS
S> como estas
> bien, a punto de pirarme a la cama
S> a mi me queda bastante son a penas las 7:00
> de donde eres?
S> Chile
> yo soy española
S> estudias trabajas o vagas
S> yo escribo
S> conocer mi corazon
> yo tambien escribo, pero ademas trabajo
S> yo trabajo con el alma
> y se paga bien eso?


·Los egipcios
Z> te gustan los egipcios
> si, m empezaron a interesar leyendo la biografia de platon, me meti de lleno a estudiar sus costumbres
Z> yo soy mas por la vista me gustan sus trajes
> a mi sus heroes
Z> en las batallas eran muy vistosos
> si, cuando lucharon con los palestinos por la tierra santa
Z> tengo un libro sobre ello desde chico, pero nunca me dio por leerlo solo admiraba los dibujos
> sabias q el cid ayudo en la reconkista egipcia?
Z> no
> y q los rolling basan su musica en grabaciones de tutankamon?
Z> de algo me entere en un reportaje
> era un buen solista tutankamon
Z> algo de que viajaron a un pais para no se que
> si
Z> un pais de por alli
> kuwait
Z> eso!
> segun dicen tutankamon cantaba la cancion de satisfaction, y dejo la letra en su piramide en forma de jeroglificos
Z> todo un artista
Z> y luego a operacion triunfo jjjj
> no
Z> iba de broma ombre
> eso espero
Z> y que te parecen los trajes de los ejercitos egipcios
> depende, stan lee se baso en un traje egipcio para crear a spiderman
Z> spiderman?
> habia un batallon que vestia ocmo spiderman
Z> que tiene de egipcio?
> habia un batallon q vestia azul y rojo
Z> aaa
Z> con mallas?
Z> y mascaras?
> la mascara solo los verdugos
Z> tanbien abian berdugos en los ejercitos egipcios?
> si por si alguno abandonaba el batallón
Z> que estricto
Z> supongo que te gustaran las obras de tolkien
> no mucho
Z> x q?
> me parecen aburridas
Z> y que t gusta
> los egipcios
Z> ya
*Nota de la autora: bendita ignorancia.


24 mar. 2010

Para leer: Juego de Tronos de George R.R. Martin


Por fin he conseguido terminar Juego de Tronos, y mi tardanza no ha sido porque se tratase de una lectura pesada o lenta, ni mucho menos, ha sido porque como soy más pobre que los ratoncitos de la Cenicienta he tenido que hacerme con la versión de bolsillo. Y vosotros diréis, ¿y qué tiene eso de malo? Si tenemos en cuenta que esta edición más que tamaño bolsillo es tamaño tarjeta de visita podréis entenderme mejor. Viene separado en sendos libritos, que no llegan a medio palmo de alto con la consecuente aglomeración de texto. ¡Soy miope señores! Suele pasar que cuando llevo más de una hora leyendo una letra de unos 9 puntos de tamaño (es decir, minúscula) me empiezan a escocer los ojos, se me nubla la vista y me bailan las letras; en resumen, que veo menos que un gato de escayola. Una vez explicado el porqué de mi tardanza en terminarla procedo al análisis y opinión sobre la que ya he calificado como “acojonovela”.

¿Qué decir sobre Juego de Tronos que no se haya dicho ya? Sí puedo decir que hasta la fecha es una de las mejores novelas de fantasía épica que he podido leer.

Juego de Tronos, de George R.R. Martin (autor estadounidense), fue editada por primera vez en 1996, desde entonces ha cosechado varios premios como el Premio Locus en 1997. Ésta es la primera entrega de la saga Canción de Hielo y Fuego, que ya se ha convertido en referente y obra de culto para muchos. Y no es para menos, la maestría con la que el autor desarrolla la historia es magistral. He aprendido muchísimo con esta novela, sobre la técnica tan estudiada que utiliza George tanto narrativa como de estilo, no me quiero ni imaginar la cantidad de estudios previos que habrá realizado este hombre para llegar a tamaño resultado. Y su complejidad no se basa sólo en la cantidad de familias nobles y árboles genealógicos de generaciones y generaciones que plantea, sino en la manera de plantear la historia. La trama, los secretos y las intrigas se van desarrollando en cada capítulo con un personaje distinto (para más info consultar escritoL: historias complejas –novelas corales-). Cada personaje marca su propio ritmo y aporta su visión de los hechos y la trama se desarrolla desde unos 8 puntos de vista diferentes. Me llama la atención que sólo 3 de estos 8 protagonistas principales sean adultos, el resto son niños que no pasan de los 14 o 15 años. Esto podría tener una explicación muy sencilla, la continuidad de la saga. El odio se está fraguando entre algunos de ellos y se prevé que en los próximos libros se “darán pa el pelo”.

Aparte de la complejidad de la propia historia, salvada con envidiable habilidad por parte del autor, otra cuestión digna de mención son las batallas, que a mi juicio son muy interesantes y de las que se puede aprender mucho. Es difícil relatar una escena así sin caer en la monotonía o la repetición. Las batallas de Juego de Tronos son muy visuales y fluidas, como el resto del texto. (Y justo cuando pensaba que ya no podía mejorar la historia ¡¡salen zombis!! ¡¡Geeenial!!)

Me ha llamado la atención, sin llegar a ser negativo, el énfasis sobre el estilismo de la moda de la época. Para mí se hace un poco tedioso que cada personaje, ya sea protagonista o secundario (incluso terciario) se describa con todo lujo de detalles los ropajes que lleva puestos. También podría tener su explicación lógica: además de crear una ambientación sobre la época y situación la simbología de los colores e iconos distintivos de cada casa están siempre presentes. Por otro lado, y salvando lo anterior, tampoco me hace falta saber si la toga que llevan es de lino, de seda o de algodón, en ocasiones no podía evitar imaginármelos desfilando en una pasarela cual modelo esquelética.

Canción de hielo y fuego se compone de varios libros: Juego de Tronos, Choque de Reyes, Tormenta de Espadas, Festín de Cuervos, A Dance with Dragons. Al parecer el último libro está en proceso, lo que está trayendo cola para el propio escritor que está recibiendo mensajes de presión, e incluso amenazas, por parte de algunos ¿seguidores? No dejan de atacarle desde foros, webs, etc… para exigirle que dedique su existencia en exclusiva a terminar la saga, con lo que eso conllevaría: dejar de lado convenciones, giras, promociones, ver la liga de fútbol americano, que no se entretenga para tirarse un pedo (bueno esto último lo he añadido yo, pero es que el tema tiene su miga). A la gente se le va demasiado la cabeza, parece ser que hay más locos de los que uno se piensa, a ellos les digo: que el hombre haga lo que le de la gana, como si quiere irse al Caribe a beberse un caipiriña mientras una mulata le baila en biquini.

Conclusión: novela imprescindible y altamente recomendable, y que el frikismo en exceso puede ser perjudicial, sobre todo para los autores.

.

23 mar. 2010

El canto de la Emperatriz



"La sombra de tu muerte planea sobre mi cabeza.
Mi alma se aferra a tu cuerpo inerte,
y mi piel duerme entre los escombros de tu recuerdo.
Cruel abismo de oscuras tinieblas,
abrázame para siempre en tu eternidad"

.

22 mar. 2010

¡¡35 segiodores!!


Vaaale, ya sé que para todos aquellos que tenéis 200 seguidores o más en vuestros blogs 35 no es nada, pero para mí es ¡¡muchíiiiisimo!! Por eso quiero daros a todos las gracias, por seguirme, leerme de vez en cuando y por aguantar mis tonterías XD.

Un abrazo a todos, y prometo sorpresa si llegamos a los 100 ;)

VIII noche del terror 2010


La noche del terror, una noche para gritar, correr y, como no, reír. Los próximos 9 y 10 de julio San Nicolás del Puerto (Sevilla) cambia sus calles tranquilas y su gente amable por escenarios tétricos y seres venidos de ultratumba. Lo que comenzó siendo una actividad para la gente del pueblo empieza a ser una tradición y cada año que pasa gana más adeptos. Tanto es así que hay lista previa para solicitar las entradas con antelación. En esos dos días de julio (elegidos por el mismísimo Lucifer), desde que el Sol cae hasta que amanece las tinieblas invaden el pueblo durante toda la noche.


Se trata de un recorrido, de un kilómetro aproximadamente, a través de una ruta por la rivera de la Sierra Norte, donde no se permiten linternas ni nada por el estilo. Todos aquellos intrépidos que se atrevan a pasar por el camino maldito serán perseguidos por todos estos paisanos poseídos durante esas horas nocturnas.
La labor de maquilladores, actores (vecinos del propio pueblo) y escenografías son inmejorables. A lo largo del recorrido se presencian diversas escenas relacionadas con la historia, que enseguida podréis leer.


Mediante concurso se elige el mejor relato de terror que dará pie a la historia representada en el recorrido.
Este año la ganadora ha sido Magdalena Blanco Hernández con El Secreto de la Tierra. Podéis leerlo en la web del ayuntamiento de San Nicolás y solicitar cualquier tipo de información sobre entradas, horarios y fechas.


Valientes, una cosa es segura, más os vale correr si llegáis a pisar el pueblo del terror...

.

19 mar. 2010

¡Feliz día del padre!

Felicidades a todos aquellos con cromosomas XY que alguna vez han tenido un hijo, sobre todo a los que tienen hijos adolescentes. Y como no podía ser menos he traído a mi blog al padre más famoso de la historia de la paternidad (después de Mufasa, pero como es un león no cuenta), que os felicitará en persona esta festividad tan entrañable.

Llou OjosdeTrucha 2




Clica en la imagen para verla más grande.

Descubre a los personajes

.

18 mar. 2010

Nueva entrevista en L.Y.F.

Una entrevista más, esta vez de la mano de Literatura Youth Fantasy, blog literario y muy interesante, os recomiendo que os paséis de vez en cuando por allí.
Como siempre os pondré un avance con algunas de las preguntas, y más abajo os dejaré el link por si os interesa leer el artículo completo y el resto de la entrevista.

****

*L.Y.F* -¿Alguna anécdota que contar mientras que escribias el libro? ¿Algo que te ocurrió o te dijeron y eso te hizo modificar, adaptar, borrar o añadir algo en el texto?

Laura S. - Los dos años y medio que estuve trabajando con la novela fueron fabulosos, y la gente tuvo mucho que ver con eso. Todo el mundo quería opinar y aportar algo para salir luego en la página de agradecimientos, si tuviese que nombrar a todos los que me han propuesto algo tendría que añadir al libro un suplemento extra, y la editorial no creo que esté por la labor de aumentar costes.
Y de sugerencias he tenido miles, algunas descabelladas y otras tan simpáticas que hasta las he incluido. Quizás la proposición que más me llamó la atención fue que hiciera un juego de rol con mis personajes, a lo que contesté: ¡¡pero si lo más que he jugado en mi vida ha sido al parchís!!


*L.Y.F* -¿Tus personajes son dependientes o independientes de tu vida? Curiosidades de personajes.


Laura S. -Que más quisiera yo ser como Nelka, a ver quien era el valiente que se pasaba conmigo. Por desgracia, o suerte para los que me rodean, la relación que nos une se limita a que soy su creadora. Aunque, como suelo decir, a los escritores nos pasa como a los retratistas, que siempre ponen algo de sí mismos en sus creaciones. Inevitablemente escribimos basándonos en nuestras vivencias y por lo tanto esos personajes pueden reflejar, en ocasiones, tintes de nuestro propio carácter. Si mis personajes llevasen mis genes probablemente pasarían de los uyins y no habría guerra, ni historia que contar, porque se pasarían el día escribiendo o dibujando. Por otro lado sería complicado que me pareciese a todos, cada uno de ellos tiene una personalidad demasiado marcada y distinta a los demás. Lo que si puedo asegurar es que son muy humanos, tanto que pueden hacerte olvidar que estan en Léoen y llegar a transmitir sensaciones muy reales.


*L.Y.F* -¿Tienes proyectos futuros? ¿Cuáles? ¿Nos puedes adelantar información sobre ellos?


Laura S. -Además de las novelas que ya tengo finalizadas, ahora mismo acabo de terminar con los diseños y preparativos de una nueva novela, la intención es que sea un solo título. Esta historia también se ambienta en Léoen, en el mismo universo que el Imperio Plateado, pero los personajes y la temática son muy distintos. Sólo puedo adelantar que trata sobre una extraña epidemia.

Para leer el artículo completo y el resto de la entrevista pincha aquí

****

Gracias L.Y.F. por dedicarme un huequito en vuestro blog.


17 mar. 2010

::Mis frikadas:: Gominolas mágicas



****


—¿Has apuntado las gominolas? —preguntó una voz chillona e irritante.
La Señora Resignata levantó la vista cansadamente de su lista de la compra.
—Sí madre… —dijo con paciencia.
Desde el otro lado de la mesa la anciana le miró estrechando los ojos, de esa forma que ella tanto odiaba, como si quisiera reprenderla con la mirada para ahorrarse las palabras.
La Señora Resignata intentó sonreírle amablemente, aunque aquello le resultó realmente difícil a pesar de tener por naturaleza un rostro amable. La rechonchez había sido siempre una de sus características más arraigadas, tanto que desde que tenía uso de razón recordaba toda aquella carne voluminosa y saludable alrededor de ella. Ahora el tiempo había encanecido su pelo y había arrugado su rostro, aún así los kilos contribuían a la excesiva amabilidad que reflejaban sus ojos.
—Seguro que se te olvidan —se quejó su madre. Siempre tenía el ceño fruncido y sus facciones, al contrario que las suyas, eran muy delgadas y parecían haberse secado al sol. Estaba tan arrugada que sus labios habían desaparecido y ahora su boca parecía cartón rizado.
—No madre, no se me olvidan, ya lo he apuntado en la lista ¿ves? —le enseñó el papelito y la anciana se asomó.
A su madre le tembló una ceja.
Ella le devolvió una mirada triunfante. Dejar a esa arpía con la palabra en la boca era lo mejor que le podía pasar en todo el día. Madre e hija nunca se habían llevado bien, sobre todo desde aquel día en que la vieja intentó comerse a Resignata cuando aún era un bebé. Debió sospecharlo desde un principio cuando la bañó en la marmita junto con algunas zanahorias.
—Pero asegúrate de que son de fresa…
Su momento triunfante duró muy poco. Estaba claro que hoy iba a ser uno de esos días.
—Siempre tengo que decírtelo todo yo. ¡Eres un desastre! ¡Mira cómo tienes la cocina! No es decente una cocina así —se quejó.
La Señora Resignata miró a su alrededor.
—Pero si está como los chorros del oro —dijo con un suspiro.
—Ahí está el problema. ¿Qué imagen crees que das? Mis amigas no hacen más que cuchichear, te llaman la herbolaria. ¡Qué vergüenza! ¿Para qué me molesté en enseñarte el oficio? —protestó.
—Me gusta lo que hago —dijo cansada de tener que justificarse—. Ayudar a la gente no es malo.
—¿Qué no es malo? ¡¿Qué no es malo?! La reputación de la familia al traste, eso es lo que estás consiguiendo. La gente hasta se acerca a la cabaña a fisgar. ¡Cuando yo era joven no se acercaban al bosque por miedo a encontrarse conmigo! —dijo con los ojos bien abiertos.
La Señora Resignata arrugó la frente e intentó imaginarse a su madre de joven. Le resultó imposible. Seguramente cuando nació las arrugas y las verrugas ya le venía de serie.
—Los tiempos cambian madre… Ya no se lleva eso de atemorizar a la gente. Con eso sólo conseguiría que viniesen por mí con picas ardientes.
—Eso es porque no te respetan lo suficiente. Si fuera yo les haría crecer alguna que otra pata extra, así es como aprenden. Cuando croan no hablan.
—Me voy al mercado antes de que cierren —Resignata se levantó de la silla y descolgó de la percha su sombrero puntiagudo y de ala ancha.
—Si tu abuela levantase la cabeza. ¿Crees que a ella le importó que la quemaran en la hoguera? ¡Nada de eso! Pero tú eres una torpe, la oveja blanca de la familia… que vergüenza, que vergüenza —negó con la cabeza disgustada mientras ella se ajustaba el gorro con algunas horquillas.
Se detuvo un momento, de espaldas a su madre, cerró los puños con fuerza y se giró enérgica haciendo revolotear su capa negra.
—¡Tú! —la señaló con el dedo.
—¡Oh! —exclamó mirando el dedo rechoncho fijamente.
—¡Vieja cascarrabias! No tengo porqué escucharte. ¿Y tú te llamas bruja? ¿Acaso alguna vez fuiste capaz de hacer alguna poción que durase más de 3 minutos? ¡Y claro que asustabas a la gente! ¿Te has mirado al espejo alguna vez sin que se rompiera?
Su dedo soltó una chispa que fue a prender la cola de Fifí, que dormía en su cesta. La gata salió disparada por la ventana con el rabo ardiendo.
—Ejem —tosió su madre, sentada aún en la silla. Ahora tenía esa cara reconciliadora y complaciente.
La Señora Resignata recogió su dedo, cuando se enfadaba era peligroso.
—Me voy al mercado…
—Que no se te olviden mis gominolas —le recordó su madre con voz amable antes de que saliese por la puerta.
Ella suspiró.
De todos modos su madre siendo un fantasma no tenía demasiados placeres, sólo chincharla y esas gominolas mágicas. Al fin y al cabo, pensó al tiempo que montaba en su escoba, algún día ella también sería ectoplasma traslúcido y querría que alguien le comprase algún capricho.
Con un suspiro levantó el vuelo para ir a por la compra de la semana, y ¿por qué no? a por las gominolas para el fantasma de su madre.



16 mar. 2010

¡Qué lío! ¿Por dónde íbamos?: historias complejas


El otro día, blogueando, me topé con una reseña interesante para nuestras reflexiones de escritorL. El artículo lo publicó una compi bloguera muy conocida en la red, Anabel con su blog la ventana de los libros. En su reseña hablaba sobre Ilius una novela con algunas dosis de intriga y que a priori parecería interesante. Sin embargo la opinión de Anabel no es nada halagüeña: para leer la reseña completa pincha aquí. Una de las quejas de Anabel era que se perdía mucho en la lectura, al parecer la trama se compone con saltos temporales y sueños pasados que se entremezclan con el presente.

Hoy vamos a desentrañar el problema de esas historias complejas, esas historias con varias líneas argumentales entrelazadas o esas historias que, como en la novela referenciada por Anabel, hay saltos imprevistos.

¿A qué tipo de historias podemos enfrentarnos? Estamos hablando de textos artísticos y subjetivos con lo cual las opciones podrían ser tan ilimitadas como nuestra propia fantasía. De todos modos vamos a señalar algunos tipos en los que podríamos englobarlas:

• Mismo tiempo, diferente lugar (cambios de escenarios).
• Mismo tiempo, diferentes personajes (cambio de personaje y de punto de vista).
• Diferente tiempo (pasado, futuro)
• Ensoñaciones (sueños, reflexiones, pensamientos).

Los consejos que veremos son aplicables a todas estas variantes. Como siempre, lo que os presento no son reglas fijas sólo guías para daros ideas a la hora de construir vuestros escritos. Es posible que haya más técnicas o posibilidades (si alguien conoce alguna que la aporte en los comentarios, que a mi también me gusta aprender cosas nuevas :P)

Para entender mejor el efecto que queremos conseguir fijémonos en el cine ya que el paso entre escenas paralelas resulta más evidente. En las películas, por ejemplo, es habitual recurrir a lo estético para señalar al espectador que estamos viviendo un sueño o que hemos retrocedido al pasado. Lo consiguen variando la estética, o quizás variando el tono de la imagen a color sepia, o los bordes se diluyen buscando un efecto nube. Visualmente puede conseguirse más fácilmente el paso entre escenas en diferentes niveles pero, ¿quién dice que un escritor no cuenta con la herramienta de lo visual?

• Una de las opciones es recurrir a la gráfica para señalar los cambios bruscos de escenas. Cuando viajamos al pasado podríamos utilizar la cursiva, cuando soñamos podemos entrecomillarlo, o incluso utilizar elementos decorativos más o menos complejos como el asterisco o cualquier otro adorno:

· Viaje al pasado

· “Soñamos”
***
Separadores de párrafos
***

Con esto debemos tener en cuenta que una vez utilicemos el recurso elegido habremos de usarlo siempre para las siguientes escenas con las mismas características. No vale utilizar la cursiva para una escena pasada y en la siguiente entrecomillarla (no me seáis fulleros).
Un ejemplo evidente de utilización de gráfica es la historia interminable. Como sabréis ese libro cuando narra la realidad está escrito con un color y cuando habla sobre el mundo de fantasía con otro (varía según las ediciones, otras lo diferencian con tipos de letra distintas).

• Otro problema que se nos presenta es cómo enlazar las diferentes historias. Una norma básica a seguir es situar al lector. Cuando cambiemos de escena, desde el primer párrafo, es conveniente situar al lector y hacerle saber (aunque para nosotros sea evidente) dónde se encuentra, en qué época y en qué lugar. Evitad en la medida de lo posible los comienzos abstractos, está bien buscar la intriga pero dejadla para después.

• Cómo cambiamos de un personaje a otro. El consejo anterior es aplicable a éste, debemos afirmar desde el principio sobre qué personaje estamos hablando. Se puede conseguir de una forma bien sencilla, nombrando al propio personaje, y si se trata de alguien misterioso pues nombrarlo como el “señor misterioso de la capa negra”. Una muestra ejemplar de cómo narrar con varios personajes la tenemos en Juego de Tronos (canción de hielo y fuego/1). El autor desarrolla la historia valiéndose de los diferentes puntos de vista de todos sus personajes. Lo hace de una forma tan sencilla como titular cada capítulo con el nombre del protagonista sobre el que hablará (sobre Juego de Tronos habrá reseña en cuanto lo termine, “peaso de novela miarma”).

Como veis se trata de guiar de la manita a nuestros lectores para que no se pierdan por el camino. A veces pecamos de confiados y llegamos a creer que partes de la trama son tan obvias para él como lo son para nosotros. Siempre tenemos que tener presente que quien lee lo hace con la mente en blanco y somos nosotros los encargados de llenarla. La técnica clave a seguir os la dejo en un gráfico:


Como siempre espero haber alumbrado un poco ese camino tan lleno de tinieblas y dudas, y que vuestros lectores os sigan sin perderse.


15 mar. 2010

Para leer: Pesadillas de Katsuhiro Otomo


En una comunidad de vecinos están ocurriendo cosas extrañas. Una sucesión de misteriosas muertes y suicidios traen de cabeza a los detectives que investigan el caso. Se suma al misterio la desaparición de objetos personales de las víctimas y una niña y un anciano con poderes sobrenaturales.

A estas alturas el Manga no es un género desconocido para casi nadie. Pesadillas es unas de las primeras obras del maestro Katsuiro Otomo, gracias a él el Manga llegó a España pegando fuerte con su obra Akira. Pesadillas (originariamente Domu –sueño infantil-, y editada en Japón en 1980) fue galardonada como mejor Manga de ciencia ficción de Japón allá por el año 1983. Años más tarde (como siempre) llegó a nuestro país y se reeditó en el 2005.

No es de extrañar encontrar similitudes con la posterior Akira, Pesadillas es un precedente de su opera magna y más conocida mundialmente. La historia alcanzara su clímax con el enfrentamiento psíquico entre Etsuko, una pequeña niña residente del edificio, y otro vecino, el anciano Cho-Sam (parecido, en cierto modo, a la lucha final entre Tetsuo y Kaneda). Todo ello con un dibujo cuidado e impresionante, y si bien la narrativa es algo lenta, propia del estilo japonés, consigue mantenerte en vilo hasta el final.

Todo aquel que se proclame amante del género no debe faltarle esta obra imprescindible, con nada menos que 235 páginas de buen Manga.

.

11 mar. 2010

Ajustados al guión


Por fin, después de hacerme la remolona, os traigo el capítulo de escritorL donde trataremos el guión literario. Ya va siendo hora de que estructuremos nuestra historia y de dar los últimos pasitos para poder empezar a escribir. Como tenemos infinidad de apuntes, resúmenes y estudios como la línea temporal, los desempolvaremos para que nos sirvan de referencia para hacer nuestro guión (ahora es cuando dais las gracias por haber apuntado todas esas cosas con anterioridad).
En el guión vamos a exponer los detalles de la historia de forma lineal, es decir, desde el comienzo de nuestra novela hasta el final. Nos servirá como guía a la hora de desarrollar los diferentes capítulos y escenas.
Como sabréis existen varios tipos de guiones, según para qué medio estemos trabajando lo haremos de una forma u otra. No es lo mismo hacer un guión para cine, para cómic, televisión o radio. He conseguido una imagen significativa de cómo sería el guión para una escena cinematográfica.


Como veis nos marcan varias casillas y lo desglosa por secuencias indicando el plano (acompañado de un story board), la secuencia y el sonido (diálogos, etc). En el guión de un cómic sería algo parecido ya que tendríamos que especificar la viñeta, el plano, la secuencia y el texto de bocadillos y onomatopeyas. Pero nosotros lo haremos mucho más sencillo para nuestra novela.

Como lo que buscamos es una guía para luego desarrollarla lo haremos en forma de secuencias. Podemos elegir hacerla de dos formas: secuenciando linealmente el conjunto o hacerlo por capítulos, depende del gusto del consumidor (yo recomiendo hacerlo por capítulos, así sabréis hasta donde llega la acción en cada parte y podréis marcar además el suspense de un capitulo a otro).
Antes de empezar debemos tener en cuenta algunas cuestiones, y a pesar de repetirme como la morcilla tengo que recordar la base de la estructura de una historia: la presentación, el nudo y el desenlace. Para los que se perdieron el último post consulten el capítulo de Paquito el Caracol. En todo momento debemos buscar el equilibrio de estas tres partes, en el guión marcaremos esos márgenes que nos ayudará a verlo mucho más claro.

El guión también nos será de ayuda para la previsión de ideas, así cuando estemos escribiendo no nos quedaremos sin cosas que contar. Y por supuesto será la base para que nuestro argumento tenga solidez y coherencia. Aquí trazaremos las tramas y los diferentes hilos argumentales, esta vez actuaremos como abuelitas costureras, entretejiendo la trama y enlazando las diferentes historias y personajes.

El ejemplo práctico; como dije lo haremos de forma muy sencilla, por secuencias. Esto significa que vamos a coger las acciones y argumentos principales y los escribiremos de forma resumida. Cada acción no debería ocuparos más de un par de líneas, aquí no se trata de desarrollar nada sólo de crear conceptos. Podemos hacerlo del siguiente modo:

· Modo A, por secuencias:
1. Matilde se levanta por la mañana y descubre que se le han caído las orejas.
2. Matilde se lo cuenta a su padre y la llevan al hospital.

· Modo B, por capítulos:
Capítulo 1. Matilde se levanta por la mañana y descubre que se le han caído las orejas. Se lo cuenta a su padre y la llevan al hospital.

Con esta chorrada queda claro (o eso espero) la forma del guión que os propongo. Cuando esté terminado sólo tendréis que tenerlo cerca y consultarlo al desarrollar cada secuencia, así no os perderéis ni os quedaréis en blanco. Con esto se consigue evitar el mareo de la perdiz, vamos lo que viene siendo escribir por escribir sin llegar a ninguna parte.

Espero no haberos aburrido demasiado con el escritorL de hoy, que es un poquito espeso. Sé que muchos de vosotros estáis de exámenes y no tendréis ganas de darle vueltas al coco más de lo necesario. Para todos los estudiantes, mucha suerte y ánimo que ya os queda poquito. Os dejo con nuestra musa, la fuente de toda inspiración, para que vuestras mentes abordadas de datos se relajen y evoquen maravillosas historias sobre duendecillos azules correteando por praderas verdes.


¡Nuestra querida maceta de geranios!

.

10 mar. 2010

Aquellas novelas olvidadas

Todos tenemos libros favoritos, de los que no nos cansamos de releer y de dar la brasa a todo el mundo para que los lean (sin tener en cuenta, claro está, los gustos del recomendado en cuestión). Son libros entrañables, que nos han marcado de alguna forma y nos han hecho disfrutar con sus historias, sus personajes o su prosa. ¡Mimados, eso es lo que son!
Y yo me pregunto, qué pasa con esos libros olvidados, esas novelas que alguna vez empezamos a leer y que por designios del destino (o alguna novela más apasionante) quedaron arrumbados en una estantería con el marca páginas en la mitad. Pobres libros olvidados, pequeñines tristes y huérfanos que sobreviven gracias a la esperanza de que algún día leáis ese maravilloso final que os habéis perdido por no seguir con su lectura.
Yo de éstos tengo unos cuantos. Y no los abandoné porque fuesen aburridos o malos (bueno aburridos a lo mejor, pero eso es cuestión de gustos), simplemente es que soy débil y hay algunas novelas tan vistosas y malintencionadas que me atrapan sin darme cuenta.
Del mismo modo que comparto con vosotros esas novelas especiales que avivaron mi interés de alguna forma, quiero compartir esos títulos olvidados, que todavía me esperan impacientes a que los vuelva a retomar. Que esperen, que esperen…

Y para que no os asustéis empezaremos con uno de los grandes, con un maestro que ha dado pie al mundo fantástico. Sí señores, no he sido capaz de terminar de leer El Señor de los Anillos. Ahora es cuando los puristas se echan las manos a la cabeza y empiezan a despotricar cosas como: ¡Hereje! ¡Bruja! ¡¡A la hoguera con ella!! Y no es para menos. No voy a negar que la obra de Tolkien es magnífica pero es que con un parrafito me basta para saber cómo es un lago o un valle, y para escuchar cantar a un elfo me puedo poner un disco de Enya. Me gustan las historias rápidas, no lo puedo remediar y ESDLA es de todo menos rápida. Para que lo sepan me quede en el segundo libro (sólo por eso ya me merezco un pin de Pikachu), con Barbol me dije hasta aquí llegué, y de esto hace ya unos cuantos años.

El siguiente título, esta vez de un maestro del terror, es Misery de Stephen King. Esta novela la abandoné casi llegando al final por una cuestión de vida o muerte. Me transmitía tal angustia que no tuve más remedio que dejar de leer. Tanta ansiedad no es buena, tal vez algún día la relea con otros ojos y una tila a mano.

Kôt, de Rafael Ábalos, la tengo abandonada un poco más allá de la mitad. La trama es interesante pero se alarga demasiado en según qué cuestiones que se hacen repetitivas. Aún así prometo terminarla y probablemente os hablaré de mi visión sobre ella.

A punta de espada de Elen Kushner. No me acuerdo ni de qué iba, sinceramente. Ya hace mucho que la dejé y sólo recuerdo que había un espadachín y que la portada es monísima.

Elantris de Brandon Sanderson. Ésta la compré porque me encantó la ilustración de la portada. Supongo que me ocurrió algo parecido que con A punta de espada. A veces como por los ojos, como dice mi madre. Elantris es una historia muy original, que aunque la dejase a medias me parecía interesante. El problema era que a la trama fantástica se le sumaban otras líneas argumentales con demasiadas dosis políticas o religiosas.

Memorias de Idhún -la resistencia-, de Laura Gallego. Lo cierto es que empecé a leerla porque llegó a mi estantería de pura casualidad. La dejé en la página 48.

Esas son todas las olvidadas de mi estantería, tampoco son muchas teniendo en cuenta el resto que he terminado o incluso devorado con avidez lectora, a pesar de que algunas me costó bastante trabajo acabar como el Código Da Vinci, que personalmente le habría cambiado el título a la Gincana Da Vinci. Y no insistáis más, no tengo previsto leer Crepúsculo ni ver las películas. El porqué; una imagen vale más que mil palabras. ¿Cuál de los tres sujetos tiene más cara de vampiro?

El sujeto B, desde luego, está muy limpito.


Y vosotros, ¿cuáles son vuestras novelas olvidadas?

.

9 mar. 2010

::Mis frikadas:: Llou OjosdeTrucha

Una vez más he rescatado del olvido una de mis... ¿obras? no sé si podría llamarse así. Lo que os traigo hoy tiene relación directa con la luz de Léoen. A Llou OjosdeTrucha lo creé al mismo tiempo que escribía sobre la Emperatriz kaliana y compañía. Como todo mi esfuerzo lo destinaba a la luz de Léoen, no es de extrañar que fueran pocas las neuronas que participaron en la creación de estas tiras. Otro dato importante a tener en cuenta es que la norma era dibujarlas a primera hora de la mañana en la oficina... Normalmente hasta las 10 de la mañana uno no esta del todo activo y por regla general se piensa poco, lo que resultaba ideal para las historietas de Llou. No hubo guiones, no hubo estudios de personajes, no hubo secuencias previas, (aquí no hay tomas falsas que valgan, el conjunto entero de por sí ya es una toma falsa) Llou y sus amiguitos son fruto de la casualidad y las paridas de una recién levantada.
He contabilizado unas 13 tiras, que por el bien de la humanidad se quedarán en 13, a mi parecer el número perfecto. Son 13 tiras sin orden ni concierto, y mucho menos sin sentido alguno. Eso sí, todo el que quiera puede buscarle la moraleja o el mensaje oculto (si lo encontráis, por favor, avisadme).
De momento os presentaré a los personajes, que no tienen desperdicio, e iré publicando periódicamente las tiras, a menos que me sobornéis para que deje de colgarlas en el blog XD



Comenzamos con el protagonista indiscutible.
Es soso, tranquilo y tiene unos ojazos que quitan el hipo (de susto)
¡Eeeees Llouuuu!

¡Cuidado! Si no queréis acabar con un arenque metido en un ojo alejaos de Bob.
Y sí, su gata parece un pez, pero ¿no es más cierto que la verdad está en nuestro interior?
En el fondo, muy en el fondo, Misy es peluda y suave.

La encantadora sobrina de Llou,
a la que le chiflan las piruletas y las gominolas.


¿Queréis averiguar cuál es el sentido de la vida?
Cachirulo os lo contará, a su manera,
y siempre que no esté Paty cerca.


Y también contaremos con la colaboración especial de:



*Nota de la autora: debería tener un poco más de vergüenza XD ¡Qué despropósito!


8 mar. 2010

8 de Marzo: día de la mujer trabajadora

Hoy las mujeres estamos de enhorabuena, es nuestro día. Sí, sí, tenemos un día para nosotras solitas por ser tan guapas, tan listas y tan trabajadoras.
Es emocionante pensar en lo que nuestras abuelas y madres han podido conseguir con su esfuerzo para nosotras. Aunque todavía queda mucho por hacer con respecto a la igualdad.
Pero bueno, hoy os traigo un ejemplo de una mujer luchadora y trabajadora, nuestra queridísima Barbie, que ni más ni menos ha conseguido ser médico, profesora, veterinaria, aviadora, boina roja y hasta astronauta.

Y después de meditarlo mucho no he podido evitar comparar la trayectoria profesional con respecto de su pareja, Ken. ¿Qué ha conseguido Ken en todos estos años? ¡Sí señoritas! Ken es solamente el novio de Barbie.


Pero los tiempos cambian y la crisis, como a muchos de nosotros, le ha llegado a nuestra queridísima amiga. Ahora es fácil encontrarla en un lugar muy conocido y frecuentado por los 4 millones y pico de parados de España: en la cola del INEM.

7 mar. 2010

¿Vida, muerte o muerte en vida?

Tal vez el título del post sea algo contundente, pero es que el tema del que quiero hablaros lo es. Recientemente he tenido la oportunidad de leer un discurso de mi idolatrado autor Terry Pratchett. Para todos aquellos que no lo sepan, a Terry le diagnosticaron Alzeimer temprano y por su enfermedad, el autor británico, se ha embarcado en el debate sobre la "muerte asistida".
El Discurso Dimbleby de este año ha corrido a cargo del autor, y le ha servido para hacer eco de su lucha por conseguir una ley que permita la "muerte asistida" en el Reino Unido.
Las palabras de Terry no os dejarán indiferentes, y además conoceréis su particular visión de la muerte, si es que no habéis leído ya alguna de sus novelas sobre el tema.

Os dejo con un fragmento del discurso, si queréis leerlo completo pinchad en el link de abajo.

****

De niño, jugando en el suelo de la sala de estar de la casa de mi abuela, alcé la vista hacia la televisión y vi a la Muerte hablando con un caballero. No sabía mucho acerca de la muerte por aquel entonces. Sólo era algo que les pasaba a periquitos y hámsters. Pero era la Muerte, con una guadaña, y parecía simpático. Por supuesto, no lo sabía en ese momento, pero acababa de ver un trozo de El séptimo sello de Ingmar Bergman, en el que el caballero se deleita en un diálogo prolongado y en el famoso juego de ajedrez con el Segador siniestro, que no parecía tan siniestro.

La imagen ha permanecido conmigo desde entonces y la Muerte como personaje apareció desde mi primera novela del Mundodisco. En la saga se ha convertido en uno de los personajes más populares. Implacable, porque ése es su trabajo, pero con una especie de compasión medio velada por una especie de criaturas que son para él tan efímeras como las cachipollas, pero que sin embargo pasan su breve vida fijando leyes para el universo y contando las estrellas.

No tengo ningún recuerdo claro de la muerte de mis abuelos, lo único que sé es que mi abuelo paterno murió en la ambulancia de camino al hospital justo después de haber comido la cena que él mismo se había preparado, a los 96 años. Se había sentido muy raro, había pedido a un vecino que llamara al médico, se había subido con calma a la ambulancia y se apeó del mundo. Si eso no es morir tranquilo... Según mi padre, sólo se quejó a los camilleros de que no había tenido tiempo de terminarse el pudín. No estoy del todo seguro sobre cuánta verdad hay en todo esto. Mi padre tenía un gran sentido del humor que tuvo el acierto de legarme, probablemente para compensar las pérdidas de orina, la baja estatura y la calvicie masculina, que lamentablemente venían de regalo.

La muerte de mi padre se alargó más: tuvo un año de aviso. Fue cáncer de páncreas. La tecnología le mantuvo con vida, en casa y en un estado de comodidad y alegría razonables durante ese año, durante el que tuvimos las conversaciones que se tienen con un padre moribundo. Tal vez es cuando les conoces de verdad, cuando te das cuenta de que ahora avanzas hacia el sonido de los disparos y estás listo para escuchar los consejos y recuerdos que una vida demasiado entretenida no te permitió. Me soltó todas las anécdotas que ya le conocía, sobre su estancia en la India durante la guerra, y me sorprendió con otras que nunca había oído. Un día, se levantó de repente y me dijo: "Puedo sentir el sol de la India en la cara", y su rostro se iluminó casi por arte de magia, con más brillo y felicidad de lo que le había visto durante todo ese año, y si hubiera habido justicia o sensibilidad narrativa en el universo, habría muerto allí mismo, protegiéndose los ojos del sol de Karachi.

No fue así.

El día que le diagnosticaron el cáncer me dijo: "Si me llegas a ver en una cama de hospital, lleno de tubos y cables, y del todo inútil, diles que apaguen la máquina". De hecho, pasó poco menos de quince días en el hospicio antes de morir, como una especie de daño colateral en la guerra entre el cáncer y la morfina. Y en ese momento dejó de ser él y empezó a convertirse en un cadáver, un cadáver que apenas se movía de vez en cuando.

Al volver a casa después de la muerte de mi padre, le hice una raspada al Jaguar en un muro de piedra de Hay-on-Wye. Para ser justos, es casi imposible no raspar un Jaguar en los muros de Hay-on-Wye, aunque no tengas los ojos empañados por las lágrimas. Lo que no sabía en ese momento, pero que ahora apenas dudo, es que mi propia enfermedad estaba haciendo acto de presencia con gran sutileza.


· Para seguir leyendo el artículo visita The Ankh-Morpok Times


Éste es un extracto editado del discurso Richard Dimbleby de Terry Pratchett, "Estrechar la mano a la Muerte", retransmitido por la BBC1 el 1 de febrero de 2010.


5 mar. 2010

Evitando las presentaciones lentas: Paquito el Caracol


Hoy había decidido no publicar nada en el blog, y tengo un buen motivo: esta mañana me han sacado sangre ¡y nada menos que un tubo enterito! Después de que me dejasen seca como ávidos vampiros no me sentía con fuerzas para escribir nada, aún así haré un esfuerzo ya que mi visita al patíbulo me ha iluminado con un tema interesante para escritorL. En mi paseo mañanero hacia el ambulatorio iba cavilando sobre esas preguntas existenciales como los inconvenientes de tener una mofeta como mascota, o por qué existe ropa de color y blanca si luego no se pueden lavar juntas. Entre otras cuestiones me he preguntado a mi misma el por qué es tan habitual la frase: "el libro esta muy bien pero el principio es un poco aburridillo…" Seguro que en más de una ocasión habéis comentado algo semejante sobre alguna novela.
Los comienzos lentos me recordaron entonces a los caracoles, que nunca tienen prisa pero sin embargo van dejando su rastro en forma de babas pegajosas y dibujando una estela para que podamos seguir el camino (otro día volveremos otra vez con nuestro amigo Paquito el Caracol para hablar sobre los ritmos narrativos). El principio de una historia consiste en marcar el camino al lector para que pueda seguirnos desde el principio. Confieso que mi paciencia lectora suele tener un límite de unas 50 páginas a lo sumo, si en esas primeras 50 páginas no sucede nada la novela en cuestión acabará olvidada en mi estantería.
Pues bien, una historia se divide en tres partes necesariamente, que son: la presentación, el nudo y el desenlace. El principio será nuestra presentación, la acción se desarrollará en el nudo y el final lo bordaremos con el desenlace.
Cuando la presentación se alarga demasiado suele aburrir, aunque en ocasiones, y según la historia que tengamos entre manos, es necesario profundizar en ciertos aspectos de la trama o personajes en este principio. Es difícil controlar dónde está el límite y cuál es la proporción acertada para cada parte. Vamos a suponer que una proporción equilibrada sea un 25% para la presentación, el 50% para el nudo y otro 25% para el desenlace. Con esta pequeña fórmula podréis tener una guía para sopesar la duración de cada tramo. Un consejo personal, no esperéis a llegar a la página 50 para que suceda algo interesante porque esta servidora no seguirá leyendo.
Con el desenlace puede ocurrir exactamente lo mismo que con la presentación, si es demasiado largo podría ahogar al lector de pura angustia por tanta expectación. Tened siempre presente la extensión de las partes e intentad no alargarlas más de lo necesario.

Y hasta aquí el brevísimo escritorL de hoy, la próxima entrega el guión literario.

.

4 mar. 2010

::Mis frikadas:: El príncipe de hielo

Esta mañana he hecho algo que me encanta, rescatar mis antiguas carpetas de la facultad para recordar mis antiguos trabajos. Así me he topado con unas láminas que hice para la clase de serigrafía basándome en uno de mis cuentos. Este cuento no es tan divertido como el relato de el día que maté a Godzilla, el estilo es diferente ya que cuando lo escribí acababa el último curso de carrera y estaba un poco deprimida por tener que irme. Llamadme rara si queréis, sé que cualquier estudiante querría acabar cuanto antes con los exámenes y trabajos de clase, pero es que yo me lo pasaba en grande todo el día comida de manchas de pintura, y no todos los estudiantes tienen la oportunidad de trabajar con modelos desnudos jijiji.
Las láminas son algo más grandes que un formato A3 así que he tenido que hacerles fotos, tendréis que disculpar la calidad de la imagen. Para los que no conozcan la técnica de la serigrafía os diré que se trabaja con una pantalla, es un bastidor con una especie de tela en la que gracias a una pasta fotosensible (sensible a la luz) se puede transferir el dibujo que queremos. Es la misma técnica que se utiliza para la estampación de camisetas, aunque en los talleres de serigrafía utilizan máquinas más modernas que las de la facultad (o lo hacías a mano o nada).
La dificultad de este trabajo era que lleva textos en la imagen y en las plantillas previas para la solarización tenía que escribir al revés. La letra no me quedó del todo mal, teniendo en cuenta eso.
Utilicé una base de acuarelas para los fondos y sobre eso estampé el resto de colores en serigrafía. Espero que os guste el resultado y el cuento.

****

El invierno había llegado mientras la aldea dormía. Era una mañana fría, pero como todas las mañanas la pequeña niña se levantó de la cama con los ojos medio cerrados y el pelo revuelto. Las zapatillas estaban heladas, pero no le importó. Después de vestirse fue a la cocina a desayunar, el olor de las tortitas inundaba la casa. Saludó a su madre, que desde bien temprano tenía el fogón encendido, la casa limpia y todo en orden. Su padre también estaba allí, llevaba la ropa de campo y se quejaba de la inesperada helada que los había sorprendido por la noche, temiendo que la cosecha se hubiese echado a perder. Después del desayuno salió de casa de la mano de su padre, que todas las mañanas la acompañaba hasta el páramo donde estaba la escuela, la despedía dándole un beso en la frente y algunos días metía la mano en el bolsillo y le regalaba uno de esos caramelos tan dulces que a ella le gustaban tanto.


Desde su pupitre escuchaba atenta la explicación de la profesora. No tardó mucho en aburrirse, de modo que con disimulo sacó un pequeño libro de hojas medio rotas y amarillas y empezó a leer. Siempre le gustaron los cuentos, podía pasar horas leyendo incluso a veces, si la historia le gustaba mucho, se olvidaba hasta de comer. Entonces su imaginación, todavía despierta, soñó con un bonito vestido, un baile, unos zapatitos de cristal y lo más importante, el príncipe azul. Su madre siempre decía que los príncipes no eran azules y que sólo se casaban con las princesas, no con las campesinas. Pero a pesar de todo ella seguía creyendo que algún día conocería a su príncipe, se casarían, vivirían felices y comerían perdices como en todos los finales de todos los cuentos.


Después de clase, ya por la tarde, volvía a casa canturreando alegre por el sendero del bosque, que estaba blanqueado por la nevada. De repente algo llamó su atención. Entre los árboles, alejado del camino, algo brilló con timidez. Se acercó con cuidado y curiosa por ver qué era. Se acercó más, un poco más… y sus ojos se abrieron de sorpresa al encontrar por fin a su príncipe. Estaba allí de pie, con su capa y su corona, alto y solemne como un rey. Pero no se movía, estaba tan quieto como una roca y muy pálido. Lo miró con extrañeza y pensó que tal vez fuese un príncipe mudo, o que quizás no hablaba por la emoción de encontrar a la doncella más hermosa del reino. Ella le saludó, pero él no contestó. Creyó que su príncipe era demasiado tímido así que se sentó a sus pies para mirarle durante horas. Cuando se quiso dar cuenta el sol ya estaba bajo y a punto de besar la tierra. Los nervios la hicieron levantarse pues sabía que sus padres ya la estarían buscando. Le dijo al príncipe que debía irse y que la esperase al día siguiente junto al claro, pero él seguía sin moverse y sin querer hablarle. La niña no podía demorarse más y tuvo que volver a su casa.


Al día siguiente, después de clase, regresó al claro en busca de su príncipe. Suspiró con alivio al comprobar que él había vuelto. Ella le habló sobre su familia, su profesora y sus libros y él la escuchaba atento sin media palabra alguna. Día tras día la pequeña niña acudía al claro para estar con él, tenía la esperanza de que algún día le hablase para pedirle matrimonio. Así paso el invierno, las tormentas de nieve, las ventiscas y los días de sol en los que sus amigos bajaban al prado a jugar con los trineos mientras ella hacía compañía al príncipe. Hasta que al fin llegó la primavera arrancando de las ramas de los árboles los primeros brotes y desheló los caminos.
Con una sonrisa ilusionada, como todos los días, la niña llegó al claro pero para su horror el príncipe no estaba. Lo buscó desesperada por todas partes, le llamó a voz en grito, pero él no apareció. Llorando regresó al claro donde tantas tardes había pasado junto a su príncipe amado. Entonces se dio cuenta de que en el suelo había un enorme charco de agua. Se echó a llorar junto al charco, sola y rota por la desilusión de haber perdido a su príncipe amado pues sus sueños se habían derretido para siempre junto a su príncipe de hielo.


****

Y colorín colorado, el cuento de hoy se ha terminado.


3 mar. 2010

Entrevista en Mientras Lees

En Mientras lees han tenido el detallazo de dedicarme una reseña con una entrevista que realicé, gustosamente, para su blog literario. Me encantó poder contestar a sus preguntas; hacer entrevistas me divierte mucho y más aún que los lectores puedan conocerme mejor.
La entrevista es bastante entretenida y las preguntas han sido muy acertadas, espero que a todos os guste tanto como a mí.
Os invito a visitarles, sus reseñas y opiniones son de lo más interesantes y podréis leer la entrevista completa: Mientras Lees
Y aquí os dejo con algunas preguntas para ir abriendo boca:

¿Cuándo fue la primera vez que escribiste algo?
Mis primeros escritos fueron las redacciones del colegio, ¿eso cuenta? Supongo que no, al ser obligadas. Lo primero que escribí por voluntad propia fueron guiones para cómic, tendría 12 o 13 años. En cuanto a relatos o novela, empecé estando ya en la carrera, a partir de los 20 años cuando empezaba a presentar proyectos de clase basándome en cuentos que yo misma escribía.

Tu primera novela se llama “La Luz de Léoen”, ¿podrías decirnos de qué va?
La luz de Léoen es la historia de dos imperios en guerra, aunque son los protagonistas quienes llevan la voz cantante de la trama principal ya que se trata de historia más intimista. Cuenta las andanzas de éstos chicos que se ven envueltos por acontecimientos impredecibles, de cómo sobreviven a la adversidad y cómo sacan fuerzas de flaqueza para seguir adelante y luchar por su libertad.
En la primera entrega conoceremos ese mundo a través de los ojos de Dan, el protagonista de el Imperio Plateado, que recobra su pasado olvidado y descubre que su hermana es la Emperatriz de los kalianos.
Encontraréis naves, espadas, extraterrestres de los simpáticos y extraterrestres de los antipáticos, amor, aventuras, y un universo fascinante e infinito. ¿Se puede pedir más?

¿Has hecho alguna vez alguna presentación? ¿Cabe alguna posibilidad de verte por las Islas Canarias?
En el poco tiempo que llevamos con la novela en la calle hemos organizado un par de presentaciones, espero que vengan muchas más y tengamos tanta asistencia como en éstas pasadas.
En cuanto a ir a Canarias, nada me gustaría más que organizar algo en las islas, que por cierto aún no he podido visitar. Ya me imagino con mi biquini en un chiringuito y mis lectores sentados en hamacas, ¡¡seria genial!! La pena es que todavía mi editorial, al igual que yo, está intentando crecer, es una editorial que se formó hace muy poquito y los recursos de momento son limitados. Ojalá las cosas vayan tan bien que nos podamos ver en Canarias.

La portada de tu libro es preciosa, cuando la vi me quedé impresionado, ¿quién fue el creador? ¿Estás satisfecha con ella?
La ilustradora fue Inma Otero, una de las mejores dibujantes que conozco y amiga de la infancia. Con ella compartí recreos en el colegio, mesa en el instituto y taquilla en la facultad (esto último no se lo recomiendo a nadie, a final de curso habíamos conseguido crear un ecosistema nuevo). A pesar de que yo también soy ilustradora mi estilo distaba mucho del acabado final que buscaba, Inma encajaba perfectamente con el estilo que quería conseguir, y vaya si lo consiguió. Ojalá que esta sea la primera de muchas portadas, quiero adoptarla como portadista, y si ella se deja como ilustradora para un proyecto que tengo en mente.

Por último, muchos jóvenes que nos están leyendo ahora (me incluyo yo también), nos gustaría ver nuestras obras publicadas. ¿Qué consejo nos darías a todos?
Paciencia, mucho trabajo duro y horas de estudiar a los grandes. Escribir no consiste en ponerse delante del ordenador y teclear según se nos ocurran las ideas. Todo trabajo necesita sustentarse sobre unos buenos cimientos, y eso se consigue con coherencia y diseños. Si presentáis a una editorial vuestro trabajo buscarán algo más que un texto bien escrito o una historia original. Se trata de contar algo, de provocar sensaciones y de ofrecer al público una caja bien adornada y con un precioso regalo dentro que merezca la pena. Intentad siempre ahondar en vuestra obra más allá de la superficie. Aviso, es tremendamente complicado de conseguir, yo todavía lo sigo intentando.


Recordad que podéis leer la entrevista completa en Mientras Lees
Gracias Mientras lees por vuestra dedicación y vuestro trabajo.


Para leer: Princesas olvidadas o desconocidas de Philippe Lechermeier


Hoy os traigo un libro mágico y muy especial. Se llama Princesas olvidadas o desconocidas, escrito por Philippe Lechermeier e ilustrado por Rebecca Dautremer. Como ya habréis notado me fascinan los libros con ilustraciones, pero éste es muy especial ya que nos trae los secretos de esas princesas que han quedado en el olvido, anónimas o desaparecidas como la Princesa Blandina, la Princesa de la Noche o la Princesa Tacatá. Entre otras cosas descubriremos qué tipos de semillas existen para crear una princesa o el famoso lenguaje del abanico, que utilizan estas princesitas para poder decir cosas como: "ayer tuve que acompañar a la abuela a montar en bicicleta y acabé agotada... ¡menos mal que llevaba mis patines!" o "he vuelto a ganar un kilo".
Es un libro muy divertido y lleno de curiosidades, y sobre todo de imaginación y fantasía.


Sólo puedo decir, sencillamente, que es precioso e ideal para todos esos soñadores de imaginación desbocada. Y que Rebecca Dautremer ha conseguido hacer poesía con ilustraciones tan dulces y bellas.



Si tenéis pendiente hacer algún regalo buscad a las princesas y regalad algo de ilusión a esa princesita, o principito, que tenéis tan cerca, seguro que le gustará.

.

2 mar. 2010

Las descripciones: el personaje "palo de escoba"


Para esta semana tenía pensado hablaros sobre cómo hacer un guión en escritorL, pero me lo he pensado mejor y vamos a ver algunos consejos sobre las descripciones de personajes. Es una entrada cortita, fácil de asimilar y muy útil.
Una descripción es, simplemente, la forma en la que vamos a "dibujar con palabras" a nuestros personajes, para que los lectores puedan crear una imagen mental del físico de nuestros protagonistas y personajes secundarios.
Hay muchas formas de hacer una descripción, la más común es enumerar las características del personaje como si estuviésemos hablando de las cualidades de un caballo para venderlo. El resultado será el típico personaje palo de escoba, con el pelo tal, los ojos cual y culito respingón. Una descripción enumerada puede funcionar para esos personajes terciarios que aparecen como extras en nuestras narraciones, pero un protagonista o secundario es demasiado importante como para retratarlo como si fuese un caballo (a menos que sea un caballo de verdad). Se trata de aportar algo de dinamismo a esa sucesión de características para que el texto no quede almidonado y rígido.

¿Cómo lo conseguimos?
Debemos tener en cuenta que sobre un personaje protagonista tendremos la oportunidad de ir trabajándolo poco a poco, conforme avancemos en la historia. De hecho, y probablemente, ese mismo personaje evolucionará con los hechos e irá cambiando, no en su físico sino en su porte y personalidad, que también son interesantes que las retratemos.
Para conseguir una descripción flexible podemos recurrir a la propia escena, emplazando al personaje en un entorno y jugar con los elementos externos (un espejo, un riachuelo, el viento o cualquier cosa que se nos ocurra). O también podemos describirlo a través de las propias acciones del personaje (tocarse el pelo, acicalarse la barba, ponerse una lentilla). Las posibilidades son infinitas y sólo vuestra imaginación pondrá los límites.
Veamos un ejemplo práctico para ejercitar un poco estas ideas. Utilizaremos a Anet, ya la conocéis de la entrada anterior sobre las fichas de personajes. Vamos a describirla primero de manera enumerada, relatando sus características principales:

"Anet era una niña de siete años de edad que se encontraba en la cocina de su casa. Tenía la melena blanca y los ojos violeta, y vestía un camisón color rosa a juego con sus zapatillas de felpa".

Podría ser una descripción totalmente válida, en la escena podemos situar a la niña, podemos recrear su pelo blanco, el color especial de sus ojos e incluso cómo va vestida. ¿Pero no os parece demasiado rígido? Intentaré darle una vuelta de tuerca par crear un ambiente (atención, he dicho intentaré, la intención es lo que cuenta)

"La luz nocturna, que se colaba por la ventana de la cocina, arrancó reflejos plateados de la melena blanca de la niña y dibujó su rostro de mejillas claras y aterciopeladas. Las finas cejas, también canas como el pelo, enmarcaban unos enormes ojos violeta, llorosos y aterrorizados. Llevaba puesto un camisón rosa a juego con sus zapatillas de felpa, y daba la sensación de que el estruendo de platos rotos la había sacado de la cama".

¿Intrigados por saber qué asustaba tanto a Anet? Hemos descrito al personaje, con una enumeración, pero además hemos añadido elementos externos que interactúan con sus características como la luz de la ventana, ahí hemos creado un efecto visual, el pelo además de ser blanco resplandece; le hemos dado algo más de vida al pelo Pantene de Anet. Además la hemos situado en una situación, sabemos que Anet está asustada y que en la cocina hay platos rotos que la han despertado del sueño, por eso va en camisón.

Ahora os toca analizar las dos posibilidades y de qué manera hemos convertido un texto estático y en un texto flexible, que además enlaza con la acción y la escena.

Practiquen mucho, haciendo ejercicios tan simples como este llegaréis a coger soltura en estos menesteres y las descripciones que hagan ya no serán tan aburridas o estándar.

Espero que os haya gustado la entrega de hoy, y por supuesto que os sea útil.


*Nota: la imagen pertenece a esquina mágica

1 mar. 2010

Crónica de una presentación

Pues ya regresé de las Tierras del norte, hogar de pingüinos, esquimales y osos polares. Ayer, como sabéis, fue la segunda puesta en escena de la luz de Léoen. Os hago una breve introducción:

1. Hizo un tiempo estupendo, tuvimos un sol radiante y no llovió hasta bien entrada la tarde. ¡Bien!
2. Acudió a la presentación más gente de la que preveíamos. ¡Requete bien!
3. No me puse nerviosa. ¡¡¡Bieeeeeeeennnn!!!
4. Hubo sorpresas en el baile del día de Andalucía. ¡Juas!

Y tras el preámbulo os relataré el día de ayer.
Hablar delante de gente, por lo general, cuesta trabajo y si además es mucha gente, más de la que esperabas, da mucho "yuyu". Pero por increíble que parezca, y remontándome a la primera experiencia, estuve sorprendentemente tranquila. No se me trababa la lengua, no tuve sudores fríos, y lo más importante, no me dolió la barriga ni un poquito.
Uno de mis temores era el tiempo, si llovía era probable que asistiera menos gente, pero parece ser que el buen tiempo quería acompañarnos, ¡qué suerte con todo lo que diluvió el día anterior!
Vino mucha gente a vernos, pondría la imagen de la sala pero la paparazzi se ve que sufría del tabardillo del periodista novato y está más borrosa que una montaña rusa en marcha. Ya luego se tranquilizó un poco y nos dejó imágenes como ésta.

De izquierda a derecha: Beatriz (editora), Laura (servidora),
Francisco (el alcalde) y Lupe (concejal de cultura)

Tras la presentación de Lupe, y la introducción de Francisco, hablé sobre la novela, sobre su argumento, personajes y de todo ese trabajo que me llevó al resultado final. Beatriz también habló sobre Bicho ediciones, sobre su propuesta como editorial y de esos comienzos tan complicados en los que el apoyo del público es tan importante.

Lo interesante de esta foto son los dibujos
que hay pegados en la pared, ¿a que son geniales?

En la ronda de preguntas, como era esperar, la que más interés suscitó fue cuándo vería la luz la segunda parte. A la presentación se llegaron algunos lectores con la miel en los labios después de leer el Imperio Plateado. Para que todo el mundo lo sepa, la fecha prevista para la segunda entrega, ¡¡y voy a deciros en primicia el título!! El planeta sin amaneceres, será para las navidades próximas, antes de finales de año podréis leer la continuación de la historia.
También se hizo mención a este blog y mis primeras andanzas por la red.
Después llegó lo que más me divierte, firmar libros y hablar con la gente:

Firmando libros


Y hablando con la gente


Y como el Imperio Plateado es para todos los públicos, aquí tenéis a la lectora más joven y la lectora más mayor que se pasaron por allí:



Y aquí la lectora más ansiosa, que se llevó nada menos que 7 ejemplares (no todos para ella) La pobre está malita con fiebre, que te mejores pronto.


Desde aquí les agradezco al ayuntamiento de San Nicolás la excelente organización del evento, su atención y la oportunidad de haber podido llevar mi humilde novela a ese pueblo al que tengo tanto cariño. Un beso enorme a todos los maruchos.

En cuanto a la sorepresa del baile; sortearon una bicicleta de montaña y le tocó a mi prima, ¡¡la paparazzi!!


Nota: en los próximos días habrá regalito para los lectores del blog, esten atentos ;)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...